martes, 8 de diciembre de 2009

LA CONSTELACIÓN DE ORIÓN O DE “LAS TRES MARÍAS” Y EL INICIO DEL “NUEVO” AÑO A TRAVES DE LA HISTORIA HUMANA

(Foto tomada de Wikypedia)

(la foto ha sido tomada de la página web de Luis Guillermo Lumbreras y representa a la piedra del Altar de Choqe Chinchay - Chavín - Ancash).

A la fecha del 08 de diciembre del 2009 como todos los años parece haber cierta teórica alineación” entre el Sol, la Tierra y la Constelación de Las Tres Marías (la Tierra entre ellos), llamado así por su configuración espacial en cruz y dentro de ella tres estrellas.

Tal línea hipotética trazada desde un punto de referencia sobre el planeta Tierra desde el Hemisferio Norte o Sur (1) es que hace coincidir el Sol, La Tierra y el centro de las Tres Marías.

Con fines de registro del ciclo que se repetirá durante 365 días aproximadamente es que se concibe a la alineación de estos tres cuerpos celestes como la aproximación al final y al inicio de un nuevo ciclo. Cuando la línea imaginaria abandona la constelación es que podemos marcar el inicio del “año nuevo”.

En nuestro país actualmente es visible desde el anochecer hasta las 05 am más o menos en que el lector puede darse el tiempo si desea.

Ya en la cultura Chavín se hacía un seguimiento del movimiento de los planetas, del Sol y demás astros. Al respecto Luis Guillermo Lumbreras menciona que: “El Altar del Choqe Chinchay, es una roca, aparentemente no removida de su emplazamiento original. Quizá fue la roca fundacional del templo; siempre estuvo allí. En algún momento, los sacerdotes de Chavín la tallaron, dándole una superficie plana y lados paralelos. Sobre la superficie cavaron 7 pozuelos circulares, dispuestos de manera muy próxima a la ubicación que tienen las 7 estrellas de la constelación de Orión, con las "tres marías" (llamadas "Patá" en lengua yunga) y sus cuatro guardianes. La posición de los pocitos permite, de otro lado, identificar las partes que dan forma a la figura del jaguar que diseñan los chavinos: las patas, cabeza y rabo, en los cuatro extremos, y el pecho, el vientre y las ancas formando el cuerpo. En muchos dibujos de la época antigua de Chavín, esto se presenta de modo evidente.
Orión pudo ser la "constelación del jaguar" para los chavinenses, omnipresente. Es la constelación más brillante del cielo y aparece todo el año, aun cuando sale por el horizonte en distintos momentos a lo largo de los meses. Su ubicación en el zenit o el horizonte oriental, pueden permitir medir las horas, cada noche. Eso significa que en días dados del año, caerá en puntos fijos que marquen con precisión momentos importantes en la vida de los chavinos. El altar, con sus pocitos puede ser sólo su representación, que puede hasta brillar cuando se les llena con agua, pero podría ser también un instrumento para fijar con precisión los puntos del zenit. Muchos pueblos de la antigüedad lo hacían de ese modo, con el reflejo de las estrellas en el agua.
El altar está en un lugar especial, al borde de la plataforma que rodea la gran plaza cuadrangular, frente al edificio sur del templo
.”

En la Mitología egipcia la estrella de Orion estaba asociada al dios Osiris, aquel Dios que 'salvaba las almas de los difuntos' en el “otro mundo”. En base a esta idea religiosa los profetas judíos (después de la huida de Egipto) construyeron la “venida del Mesías” que fue encarnado por Jesús para constituirse en el 'salvador de los humanos' pero en vida.

Tal constelación ha marcado diversas culturas en el mundo y muchas de manera aislada o no. No en vano Ancash celebra hoy la festividad de la Inmaculada Concepción por estas fechas donde siglos atrás predominó el criterio Chavinoide.

NOTAS:

1. Orión, (el Cazador), es una constelación prominente, quizás la mejor conocida del cielo. Sus estrellas brillantes y visibles desde ambos hemisferios hacen que esta constelación sea reconocida universalmente (visible durante el invierno en el hemisferio norte, verano en hemisferio sur)… Conocida también como Las Tres Marías. Tomado de Wikypedia.