miércoles, 29 de julio de 2009

PAIS BAMBA CON AVAL DE "AUTORIDADES"

La desdicha de ser ingenuos, confiados e ignorantes.
Estando de vacaciones en mi ciudad natal, Jauja, decido hacer algunas instalaciones eléctricas en algunas habitaciones de la casa y comprar en la ferretería alambre sólido de corriente eléctrica número 14 para darle seguridad en caso de alta demanda energética por x razones. Se ofertan en algunas (no se si en todas) alambre sólido 14 pero que en realidad son de 16, es decir, más delgados. ¿Producto bamba? más plástico que cobre y eso que se expende a no más de 10 metros de la comisaría de Jauja. El asunto es que en muchas casas ubicadas en la periferie de la ciudad y zona rural de Jauja se paran quemando casas ocacionalmente. ¿Será esta la razón? en razón de la gente del campo que compra cables eléctricos con la certeza de que les están ofreciendo lo que piden. Negocio redondo el de las ferreterías. Así es el negocio. También se venden ¡dos clases de fierros de media!, media normal y media más delgado ¡asombroso! ¿Quién regula esto? Esto es simplemente un atentado contra la seguridad en las construcciones, en los sistemas eléctricos y en general de la salud pública principalmente de aquellos iletrados que confían en la palabra de los vendedores que se bañan en los dineros productos de estas transacciones ante la vista gorda de las "autoridades" si así se les puede llamar. ¿Denunciar ante algún organismo para darles inútil chamba? ¿Para qué si todo comienza desde el tipo de presidente acomechado que tenemos en Palacio de Gobierno? El cambio de alambre no soluciona el problema. Existe. Por ello lo estoy ahora utilizando para colgar mi ropa mojada.

domingo, 19 de julio de 2009

HASTA QUE EL VERDADERO DIOS DE LOS HUMANOS NOS LO PERMITA

Conocedor de lo dificil que es indagar en el pensamiento de los hombres y los intereses que están en juego, intentaremos emplear este blog hasta donde sea permitido hacerlo.
Cierto que no caeremos en el insulto ni en la calumnia y procuraré no caer en argumentos que no se sustenten en la realidad ni en argumentos científicos aunque a más de uno no le guste y muchas veces le resulte absurdo o quizás denigrante.
En cuanto a los artículos a publicarse el lector tendrá la paciencia de esperar las publicaciones por la disponibilidad de tiempo del autor de este blog. Gracias.