lunes, 29 de marzo de 2010

¿”PODER” JUDICIAL?

Bussines or bussines, ese es el trak.

Bajo la premisa aprista de que los negocios dentro del sistema capitalista no son delitos, hoy se pretende instrumentalizar todos los mecanismos institucionales para el ejercicio de esta premisa. Bajo ello, lo actuado por Róbulo León Tristeza no es un delito y perfectamente “legal”.

Qué tan lejos está Jorge del Castillo de aquellas épocas en que decía combatir la corrupción fujimontesinista y hoy pretende hacerse al cojudo opinando como si fuera inocente y libre de polvo y paja. Solo un idiota se tragaría sus cínicos argumentos respecto de los USB modificados, alterados en el seno del “poder” judicial con el fin de viciar todo el proceso de “investigación” que a él le gustaría muy bien que se termine y quede en nada. Ahora sí está a la par de Alan García que pretende hacernos creer que todas esas cosas ocurren por el azar y sin su conocimiento, mismo Fujimori en relacion a Vladimiro.

Villa Stein brilla por su ausencia. ¿Será que hay presiones más fuertes de las que puede soportar?, ¿qué podría hacer este iluso ilustrado que solo ha hecho peliculina mediática con lo de la lucha contra la corrupción para enmascarar la esencia nauseabunda y corruptora del “poder” judicial? Señor Villa Stein, no se puede vivir solo de “imagen” institucional cuando en la práctica solo es una careta cínica que sirve para venderse o marketearse falsamente.

A García se le desinfló el pecho de tanta angustia, ya no será capaz de exigir que se haga una investigación exhaustiva sobre este acto delincuencial ni menos de exigir que caigan "todos" los responsables de este hecho puesto que para eso está trabajando, es decir, para garantizar la impunidad por los actos de corrupción de él y de sus allegados en general interviniendo e interfiriendo asolapadamente en las diferentes instituciones del Estado como ya quiere hacerlo en el TC.

Un retroceso en lo avanzado en esta década en la lucha contra la corrupción y las posturas fujimontesinistas que caracterizaron a la dictadura cívico militar en la década de los 90.

Las pesadillas cajoneras de las calles de Francia para subsistir deben estar asaltándole a García y motivándole a querer apretar el puño contra una población inerme y desorientada por tanta fanfarria y demagogia económica-estadística del desarrollo en nuestro país en caso de que en determinado momento se les quieran escapar de las manos como así sucederá.

Se argumenta ya un 30% de disminución de la capacidad adquisitiva en los sueldos de los profesores, es decir, 360 soles menos del sueldo de uno de primer nivel que progresivamente nos llevará a los niveles logrados antes del aumento otorgado por Alejandro Toledo. Los profesores con esta nueva Ley de Carrera Pública Magisterial no están ni estarán exentos a estas disminuciones en el poder adquisitivo y la meritocracia no les garantiza absolutamente nada pues esta ley es sinónimo de corrupción y manipulación a los que no tendrán capacidad de respuesta.

Ya estamos en los inicios de un punto de inflexión, de quiebre, pero como se vienen dando las cosas, todo parece ser a media caña pues no hay ni habrá la decisión de patear el tablero más que solo a la población hasta los niveles de la criminalización. ¡Novedad!