sábado, 1 de mayo de 2010

REFLEXIONES I

Dado que la vida le es inherente al movimiento, a la evolución de la materia después del Big Bang en cualquier lugar del universo; eso significa que después del colapso final de nuestro universo volverá nuevamente una nueva explosión o Big Bang y con ella nuevamente la aparición de la vida y así sucesivamente a través de explosiones sucesivas (como a la de la naturaleza de la luz pero a escala mayor, en otra dimensión del tiempo). Entonces, si el hombre volviera a aparecer nuevamente en algún lugar del universo, entonces tendríamos que crucificar nuevamente a otro Jesucristo para la salvación de la humanidad y así sucesivamente.