jueves, 8 de julio de 2010

GAS GLP Y OLAS DEL MAR

Se comenta últimamente las razones probables del encarecimiento del gas en el mercado peruano y que según el ejecutivo se debió a las olas del mar inestable y ratificado por la Marina de Guerra y otra institución gubernamental.

Muchos piensan, no sin razón, que el gobierno nos ha estado ocultando algo y que ha querido mantener en secreto para no generar especulaciones ni desequilibrios básicamente en la economía.

Es muy probable que el argumento de las olas inestables sea cierto en razón de que desde el 24 de junio (fiesta del Inti Raymi) la tierra se encuentra en su punto más alejado respecto del Sol y la inclinación de su eje terrestre en el sentido de “norte hacia el sur” iniciado el 28 de diciembre del año pasado esté o haya llegado a su fin y reiniciado su “retorno” de inclinación del eje en el sentido contrario. Dada también la posición actual de la Luna respecto de la Tierra y el Sol es probable que su efecto haya sido potenciado sobre el mar peruano. En el peor de los casos ese evento no pasó de dos semanas.

Por diversos medios de comunicación se ha sabido en estas fechas de fenómenos no muy comunes en Europa y otros lugares del globo. Ello al parecer se ha visto potenciado en su acción por causa del calentamiento global.

Por ello no suena descabellado ni inventado la versión oficial. Pero como algunos periodistas opinan, similares situaciones se han dado en otras oportunidades y no se produjo desabastecimiento alguno.

Algunos consultados sobre las olas dijeron que eran hasta de tres metros. Más en la costa ni los muymuys lo han sentido. En diciembre del año pasado los medios de comunicación salieron a cubrir (a causa del “retorno” de inclinación del eje terrestre) la salida del mar en la punta específicamente. Lo que hoy no se evidencia por ninguna razón.

En el caso hipotético de que se haya debido a exigencias económicas de parte de las empresas por incrementos en los costos del transporte del GLP de todos modos se pondrá en evidencia con el transcurso de los días o en fechas de mediano o largo plazo. Ello indicará que el gobierno ha negociado con aquellos en contraste con su política de oídos sordos a las exigencias de la población, como sea, sabremos si se puso o no “en cuatro” para ponernos a nosotros posteriormente con un incremento en los precios del GLP (quien sabe por ahora subsidiados u otras triquiñuelas).

El incremento fuera de lo normal de la inflación en la actualidad haya motivado esta decisión gubernamental. Acuerdos temporales y no definitivos quizá sean los logros de conversaciones que han mantenido por casi 08 días “artificialmente” en turbulencia a las olas del mar.

En la economía no hay cabos sueltos, todo está encadenado y en base a ello se pondrán de manifiesto de uno u otro modo las razones de las “bravas olas del mar” que impidieron el abastecimiento del GLP. Esperaremos.