domingo, 11 de julio de 2010

LA NECESIDAD DE BUSCAR LÍOS DONDE NO LOS HAY: ESPÍAS

La victoria pírrica de los EE.UU. y de Rusia en este intercambio de espías al muy estilo del siglo XX post segunda guerra mundial parece una historia de amor de parejas con puños y patadas que terminarán finalmente en la cama.

La necesidad de corregir sus limitaciones económicas y la de direccionar las economías del orbe en función a sus intereses económico-financieros no pasan de escaramuzas entre entes económicos que tienen las mismas o similares estructuras y formas de intervenir en cualesquier mercado (de insumos o productos terminados), o sea, que ambos son capitalistas en esencia y utilizan similares o los mismos lenguajes o mecanismos del sistema global.

Qué lejos estamos de aquellas épocas del siglo XX en que las diferencias ideológicas entre los capitalistas y los comunistas de entonces eran la mejor fuente de películas de espionaje tipo James Bond para manipular el nervio anal de la población sumisa y aprovechar su terror a la incertidumbre del caos para centralizar así el control no solo de sus mentes sino de sus decisiones.

Hoy la crisis global, es decir la motivada por la competencia creciente de los estados potencia “capitalistas” (¡horror!) por posesionarse en el mercado vuelve a plantear la necesidad de utilizar o reutilizar los temores, traumas y complejos de la población. ¡Horror!, ¡Vicky Peláez es espía!, ¡los estudiantes pobres de San Marcos son Terroristas senderistas! (es decir, el mensaje es: “o se arrastran y se vuelven chupamedias del sistema o se van a la misma mierda”).

Es patético este nuevo contexto. Por casi más de medio siglo, los jóvenes reaccionarios (después del “reparto mundial post segunda guerra mundial”) europeos y norteamericanos, y los sudamericanos proclives al imperialismo yanqui principalmente, dejaron su alma y corazón, sangre y sudor en combatir a las ideologías ajenas al capitalismo y sus formas afines. Se desvelaron física y mentalmente en aniquilar al “Comunismo” del siglo XX, en derrumbar el Muro de Berlín, en tirar abajo la estatua de Lenin.

Hoy la pesadilla es otra. ¡No están los comunistas peligrosos de entonces!, incluso Mao Tse Dong viene bailando rap, con el pelo rapado por mechones, colgando su ipod en el bolsillo (para ver la final del mundial de Sudáfrica) y con su reloj, tv-celular en la muñeca conectado a través de su sistema nervioso para la recepción de imágenes en su cerebro.

Caín mató a su hermano Abel envidioso porque al Dios Yavé le gustaba más las parrilladas preparadas por Abel que el camote, las habas, el maíz y la papa de Caín. Así empezaron los problemas para la humanidad según la Biblia. El ingenio de Alan García le propondrá la solución, ofrecer a Yavé una Gran Pachamancada con su Brahma y su chola al lao. La sorpresa sería que se vuelva vegetariano, abstemio y fiel aunque aquello carecería de importancia.

Historias como las de Vicky no serán las únicas. El problema central no es el espionaje sino no habrían llegado a realizar el intercambio de “espías”, 50-50, fifty fifty pues era obvio que las dos partes reconozcan la reverenda estupidez de una pelea entre capitalistas (especialmente los norteamericanos). Son formas de sorprender a la opinión global o mundial con temas irrelevantes que con poner en relieve las verdaderas dimensiones de la crisis global. Bienvenida Vicky al Perú, aquí te espera el chongo show de Magali amenizado por Villa Stein con los dineros públicos; de algo tenemos que vivir.

HUELGAS EN CIERNES

En el contexto de recesión mundial o a decir de analistas de iarnoticias.com de la reducción de los déficits presupuestarios, el Perú no escapa a la regla, es decir, que todas las acciones sociales que apunten a pedir aumento de sueldos para ajustarlos en términos reales tendrán que chocar contra una pared de austeridad fiscal implementada ya por el gobierno (como por ejemplo en los ratios presupuestales como para el sector educación) para correjir los desequilibrios económicos derivados de la crisis global.

Y A PROPÓSITO DE MELCOCHITA

Pobre el hombre, ha sido engañado en su masculinidad y la gente está que se caga sobre él, por supuesto, de la risa.

Un enclenque o débil mental que vive de las opiniones de los demás que si se le dice que salte éste saltará, los años lo están doblegando más mental que físicamente.

Se parece a un perrito que tenía y se llamaba pillín. Pobrecito, no tenía las cualidades de un humano, peor, sin personalidad, sin identidad.

Melcochita se siente más burlado por sus chistes y su idiosincracia de cantina que por su pareja en sí. En un país tan cagado como el nuestro, qué puede esperar nuestro cómico amigo Melcoloco, él en parte es la encarnación de este cholipaís y hay que estar en falencia moral e intelectual como para ponerse a la altura de la circunstancia de Melcoloco y denominarse periodistas. ¡Pobrecito la víctima, él no lo sabía!

Me recuerda una clase con mis niños sobre las distintas clases de familias en nuestro país y en la que tomé a los padres de Jesucristo, su madre María y a su padre putativo o adoptivo José. Hablamos de lo que pensaba José de María, de lo que pensaba Jesús en su adolescencia de su madre María, ¿la consideraría una pendeja por haberse preñado fuera del arreglo matrimonial judío y posiblemente de algún sacerdote puesto que los hijos no se engendran de la nada? Hablamos sobre lo que pensaría Jesús de José y principalmente qué pensaba José de sí mismo. En fin.

Melcoloco y sus lágrimas de cocodrilo. Debería hacer una dupla con Alan García, él con la guitarra y el otro con el cajón.