sábado, 11 de septiembre de 2010

ANIVERSARIO DEL ATENTADO DEL 11 S

Se cumple hoy un aniversario más del trágico atentado de las Torres Gemelas en el World Trade Center de New York.

Para uno es una alegría este aniversario pues marcó y marca una fecha histórica que probaría las fuerzas que están contra el imperialismo yanqui principalmente y contra el idear musulmán anti comunista personificado en Al-Qaeda.

Las mentiras por muy piadosas que parezcan ser simplemente son eso, mentiras. Hemos comprobado que no pueden ser utilizadas como instrumentos de combate contra el terrorismo de cualquier color ni mucho menos contra las fuerzas guerrilleras existentes en todo el orbe.

De modo similar sucedió en nuestro país. Con mentiras quisieron bloquear toda forma de expresión de la izquierda peruana en general y al contrario de lo que buscaban solo nos han fortalecido, se diga lo que se diga al respecto.

Tan igual como los peruanos pueden celebrar orgullosos la captura de Abimael Guzmán Reynoso, uno celebra la caída de la patraña del lobby yanqui-judío de la lucha global “Contraterrorista” por reconstruir el modelo unipolar imperialista norteamericano basada en mentiras y con la complicidad de los anticomunistas de la red terrorista de Al Qaeda.

Cierto, tal plan persiste y persistirá, pero en sus propósitos medulares iniciales son ya un fiasco en el objetivo central eje.

El Pentágono (en una actitud muy cachacienta) presume ante el gobierno chino de tener, o mejor dicho, de haber tenido un plan de invasión a China principalmente orientado a pervertir el ejército rojo según analistas y ya lo han puesto de manifiesto (son planes dentro del contexto de la seguridad del sistema capitalista norteamericano). Se sospecha que EEUU en ese contexto haya derribado un barco sur coreano con el fin de generar opinión intervensionista a su favor. Aunque no lo parezca, hacer eso simplemente es un reconocimiento tácito del fracaso yanqui-judío que heridos en su orgullo inteligencil lloran por la herida grandes gotas “de amor” por los chinos así como lo hicieron por los habitantes muertos iraquíes. Lo único que prosperó en la visita a China como manifiestan, es simplemente lo comercial, qué más podría ser.

Para uno, este 11 S es uno de los días de más grata recordación que no la opacarán las mentiras, las calumnias ni las pendejadas vengan de donde vengan, tengan el propósito que tengan.

Aquí me gustaría recordar los versos de Gustavo Adolfo Becquer en una presunta aproximación a esta historia pasada pero aún presente.

RIMA LIII

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.

Pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres...
¡esas... no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.

Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día...
¡esas... no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.

Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido...; desengáñate,
¡así... no te querrán!

Gustavo Adolfo Bécquer