miércoles, 1 de septiembre de 2010

REPLIEGUE NORTEAMERICANO INEVITABLE EN IRAQ

A todas luces el repliegue militar de las tropas norteamericanas en Irak ya se veían venir en razón de la insostenibilidad de la “economía de guerra” montada por el Pentágono con los auspicios del ex presidente genocida George Bush hijo.

Habiéndose planteado sostener la guerra intervencionista con el soporte de la lucha “contra terrorista” a escala global (y no solo en Afganistán e Iraq), se supuso que ésta guerra iba a ir in crescendo, indetenible para reordenar la economía global o del orbe mundial con la complicidad de Al Qaeda (pensar que Bush liberó a 500 miembros confesos de Al Qaeda y Barak solo a 200 pero no se animan a liberar a Lori Berenson en nuestro país ¿por qué será?, ¿no será por las pataletas de García?).

Pero dado que eso significó un fracaso total por razones que ya expusimos en artículos anteriores, la crisis global provocada por la libre competencia y por el control de los mercados en el contexto del predominio del capital sin importar su origen llevó a que esto presionara la sostenibilidad de estas guerras intervencionistas. No se trataba pues de poner jefes nuevos de las tropas norteamericanas ni de añorar los antiguos ni de estrategias a aplicar.

Más todavía, la presión sobre las arcas fiscales del tesoro norteamericano no daba para más. Sin economía, sea ésta de guerra o no, el intervencionismo se convirtió en insostenible aunque el argumento del “terrorismo” lo haga todavía sostenible en Irak.

Queda ahora intervenir sobre Irak pero desde afuera con un estado ilegítimo y lacayo del imperialismo norteamericano principalmente en el contexto del sistema capitalista mundial. Pero seamos realistas, a la larga hasta los capitales Chinos serán invertidos en los pozos petroleros que en un inicio pretendieron controlar monopólicamente los norteamericanos y sus aliados.

El recrudecimiento de la guerra civil en Irak está entonces ad portas. Ello significa que la presencia hoy de Obama para buscar la pacificación del oriente medio en esos lares responde al contexto del repliegue aparentemente estratégico y de la necesidad de ir formulando la creación de organismos tipo OEA como en Latinoamérica lo que no deslegitima a la Resistencia Iraquí aunque la prensa se preste a ello.

No nos extraña que se lance un intermediario país o países que permitan eliminar por la vía diplomática esta guerra civil puesto que los yanquis saben muy bien que los de la Resistencia no tienen nada de terroristas como en un momento se argumentó falazmente para justificar la intervención sobre Irak al tratar de involucrarlos con sus compinches anti comunistas de Al Qaeda.

De aquí para adelante, la posesión o dominio de las zonas petroleras en Irak serán el motor del accionar de la Resistencia Iraquí.

Barak Obama pretende pasar como un “gran pacificador” pero eso solo es politiquería barata puesto que las razones de los conflictos en el medio oriente permanecen inalterables, intocables. Lo mismo que la presencia de los delincuentes colonos judíos en Palestina. Un show mediático para el medio negro y medio blanco que busca una “salida” honrosa, “digna” de la mayoría de las tropas norteamericanas del medio oriente.

Terrorista no es solo el que ejecuta terrorismo sino también aquel que lo promueve.

De no haberse producido el Gran Muro Iraquí al intervencionismo norteamericano y principalmente la crisis global, los EEUU no estarían haciendo lo que hacen hoy. Una variable a considerar en la historia de las guerras de la humanidad.