jueves, 21 de octubre de 2010

BOLIVIA MAR Y PRESIDENTES CHISTOSOS - "REVOLUCIONARIOS"

El Alan García debería de trabajar en el programa cómico de “Los Chistosos” y hacer una dupla maravillosa con HuEvo Morales.

Como por arte de magia decidieron alcanzar la madurez política y hacer lo que debieron hacer hace muchísimos años y dejar de lado la pataleta neoliberal y pseudo anti neoliberal para priorizar el interés nacional de nuestros dos países.

¿Sería acaso a razón de las afirmaciones del devenido en advenedizo de Francis Fukuyama que reafirma ahora la importancia actual de fortalecer la “participación del Estado” para obviamente favorecer a los grupos de poder y de modo segundón al proletariado en una visión contraria y oportunista al Comunismo del siglo pasado que denigraron hasta la muerte? Tal y como van las cosas, cualquier mecanismo que ayude a poner en salvaguarda los preceptos neoliberales valen para Fukuyama (aquel de “el fin de la historia” que hoy ni está seguro de que sea el fin al que se refiere).

“CHILE, AL CARAJO” pero no fue así. Uno puede estar creyendo que el litigio marítimo con Chile en la Haya podría no sernos beneficioso en absoluto y solo tengamos que acatar un fallo similar a los caprichos de García Pérez tan solo por que exista una salida, cualquiera sea esta.

ATRÁS” quedaron los insultos tontos, las cantaletas de ambos, los shows mediáticos entre Evo y García, es decir, pura peliculina mediática que sirvió para distraer y entretener a la población de ambos países, una burla aparentemente seria pero burla en definitiva a la que muchos han asistido con beneplácito, con bombos y platillos, también con pendejas portátiles apristas que ya quieren descansar de tanta chamba por blindar a su corrupto presidente presunto salvador del APRA.

Uno solo puede avizorar una actitud pobre y oportunista de la Cancillería que coquetea con los dos sin beneficios concretos que protejan nuestra soberanía nacional. Las mariconadas de Morales Bermúdez las estamos pagando con creces, vamos a ver el destino que nos depara el presente y el futuro si seguimos confiando en gente como esta que dizque “busca” la integración peruana y chilena en el contexto de la globalización neoliberal ahora imperial-intervensionista.

EL APA Y GARCÍA: “REVOLUCIONARIOS”

Como van las cosas, Toledo es más “revolucionario” que García. Habría que preguntarse qué es ser “revolucionario” para el APA (Alianza Popular Americana fundada por Haya y refundida por García). En su balance de gobierno, ¿cuáles serán los argumentos que demuestren que su gobierno y su partido son “revolucionarios”?

Haciendo memoria del stiker que el APRA colocó en la puerta de mi institución educativa para amedrentar, en un determinado momento se pensó que era para evitar la disidencia y no para amenazarme veladamente. Falso, todos los apristas convictos o no de esa institución solo han bregado por blindar a su presidente (decían que no importaba que se quemaran ministros mientras su García permaneciera incólume) que si alguna vez opinaron críticamente contra él lo hicieron en alguna cantina de Huascavelica o en alguna discusión de comadres, con las disculpas de la docencia, irrelevantes políticamente en el contexto público nacional, gente anónima y sin ninguna representatividad (ni qué decir de sus preocupaciones supinas de luchar sindicalmente sin herir ni atacar a su presidente blindándolo a pesar que su situación socio económica y estabilidad laboral están en riesgo, con otro presidente el 2011 volverán a sus andanzas "revolucionarias clasistas y combativas") no como la tienen muchos dirigentes del SUTEP Huancavelica. Confirmado, que estaba dirigido principalmente contra mí en su creencia que si criticaba la naturaleza corrupta (que después se puso en evidencia por diversos medios como el caso de Del Castillo que visitó la localidad de Ambato Yuali) de su presidente y partido iba a provocar algo similar a lo ocurrido con el ex prófugo delincuente de Alberto Fujimori Fujimori; en definitiva un sobredimensionamiento temerario de las cosas que en esencia solo encubrían un afán de venganza por parte de los mecanismos de seguridad del estado reaccionario por reeditar el maniqueísmo político al que fuimos expuestos muchos izquierdistas en nuestro país durante la guerra interna en su apogeo.

García no es un mequetrefe político, es un mequetrefe “revolucionario” bajo la premisa de los fundamentos y premisas de fundación del APRA. Es “revolucionario” en el sentido de haber dado los pasos necesarios para haber logrado la DEFINICIÓN HISTÓRICA del APRA como un partido oportunista y reaccionario con falsa careta de “revolucionario”. Un intrascendente partido electoral más del escenario político nacional.

No es extraño que el “izquierdista” (como él suele denominarse chistosamente) de el García antes de dejar su gobierno (e irse a vivir a Francia) haga las fintas necesarias para cubrir su retirada con supuestas acciones de “populismo” que le garanticen “su retorno” el 2016. Su creencia ingenua de que ha salvado al APRA de las consecuencias de la crisis engendrada en su primer gobierno, solo es una falacia. Que se jacte de haber hecho la misma política presidencial de Toledo pero con más decisión reaccionaria y las obras inherentes a la función de un presidente como cualquier otro es un hecho que nadie puede cuestionar ni negárselo, pero “revolucionario”, solo por el ojete, por el asterisco anal.