lunes, 1 de noviembre de 2010

INTERPRETACIONES ANTOJADIZAS DE LA CORRUPCIÓN

La DRE Huancavelica acaba de publicar este año un Documento de Trabajo titulado “Lineamientos de Política Para Diversificar el Currículum a Nivel Nacional” MINEDU – GOBIERNO REGIONAL – DREH (con Resolución del Gobierno Regional). Dentro del ítem 3.4 Problemas Sociales, 3.4.1 Corrupción, dice:

“En nuestra región las acusas de la presencia de la corrupción, se debe principalmente a dos fenómenos: la secuela del conflicto armado y la pobreza” (página 46). Si bien citan a un ente de investigación como PROETICA ellos la toman como suyo lo que no deja de ser pasible de comentarios.

“La secuela del conflicto armado”. Una interpretación muy ligera puede llevarnos inmediatamente a asociar con que la corrupción es por causa o culpa del conflicto armado desarrollado por Sendero Luminoso, o peor, de que Sendero Luminoso es el culpable de esta corrupción.

Debemos entonces asumir que se refieren a la corrupción que va desde 1980 hasta nuestros días y que las de años antes sí eran las propias del sistema. Que la corrupción durante el gobierno de Belaunde, García, Fujimori, la de Toledo y nuevamente la del corrupto García se deben a las consecuencias del accionar político-militar de Sendero Luminoso en nuestro país.

Esta afirmación más pareciera ser una confesión sincera de un ente o individuo corrupto, que convive o es proclive con la corrupción. Un argumento propio de la criollada, una seria mentira institucional.

Puede alguien imaginar que si algún alumno de primaria o de secundaria preguntase: ¿cuál es la causa de la corrupción en nuestro país? Y le respondamos:

· El culpable de la corrupción en el Gobierno Regional de Huancavelica es Sendero Luminoso.
· Que Federico Salas Guevara Schütz (saliente presidente del Gobierno Regional de Huancavelica) fue corrupto por culpa de Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en la DREH es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción Fujjimontesinista y aprista es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en el Poder judicial es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en el SUTEP es Sendero Luminoso.
· Es decir: el culpable de la corrupción en todo el país y el resto del mundo, la humanidad entera, es Sendero Luminoso.

¿Por qué no son tan explícitos en este tema y en sus afirmaciones?

Para ellos la corrupción dejó ya de ser estructural del sistema (aunque afirman la relatividad en estas afirmaciones), que tiene sus antecedentes socio-histórico-racionales y que a consecuencia de ello no solo emergió Sendero Luminoso (en su lucha contra la corrupción y a muerte) sino toda la izquierda radical y principalmente el Partido Comunista fundado por José Carlos Mariátegui.

Una pregunta surge en este contexto: ¿Qué hubiese pasado si no hubiera aparecido en 1980 Sendero Luminoso ni el MRTA?, ¿significaría que la corrupción no hubiera existido?, ¿eso nos quieren decir con la palabra “secuela”? “Sin Sendero Luminoso hubiéramos estado libre de la corrupción”, esto es increíble.

Si asumimos que fuera yo un Senderista y que apoyó de uno u otro modo el accionar subversivo o el conflicto armado, ¿significa que soy uno de los responsables de la corrupción en este país? Si no es así, entonces ¿qué nos quieren decir con esta afirmación?

Debemos entender que a consecuencia del conflicto armado en nuestro país, que aún continua, el sistema capitalista peruano y sus defensores han incurrido en las diversas formas de corrupción con fines diversos: uno, para aprovecharse de las situaciones generadas con el “conflicto”, y dos, que en sí es meramente un mecanismo de defensa funcional del sistema capitalista, un efecto natural-inevitable de la acción de Sendero Luminoso pero que no es la causa sino que solo es un potenciador indirecto de la corrupción, que la ha exacerbado indirectamente, eso es lo que nos quieren decir.

La corrupción le es inherente al sistema capitalista peruano y a su racionalidad mental en el contexto del modelo neoliberal y del libre mercado, sino solo basta con mirar los casos de corrupción de este ya casi saliente gobierno aprista que no las ejerció por causa del conflicto armado interno que aún persiste, sino tan solo por su esencia arribista corrupta aprista que también ha querido beneficiarse con las ventajas que ofrece la globalización del capital.

Quizá también nos quieren decir que durante el conflicto armado en vez de combatir la corrupción desde 1980 hasta hoy solo lo han permitido negligentemente y con ello le han dado argumentos válidos para potenciar el accionar de Sendero Luminoso en nuestro país y esa es "la causa" de la corrupción.