miércoles, 10 de noviembre de 2010

TREN MACHO Y SUS VAGONES, PARO DE 24 HORAS 11-11-10

Hay discrepancias en cuanto al apoyo o no del paro de 24 horas convocado por el Frente de Defensa de Huancavelica.

Estamos frente a la problemática de siempre, eso pasó en cuanto al paro convocado en contra de la contaminación en Huachocolpa, Caudalosa Chica, atribuido a sectores ligados con los nacionalistas humalistas por entonces. El resultado es que tal como van las cosas el Gobierno Central y el Gobierno Regional reabrirán las operaciones en esta mina utilizando a los trabajadores y sus necesidades laborales como excusa central y las leyes y entes ministeriales y técnicos para “garantizar” la descontaminación y compromisos de evitarlos. Obviamente los compromisos son como el perfume para los incautos.

El contexto se corresponde dentro de la política del Gobierno Central neoliberal de deshacerse de la administración del tren macho.

Los convocantes del paro parecieran ser las personas más idóneas que no lo parecen por los antecedentes y pretensiones que tienen en términos políticos según dirigentes gremiales del Sutep-Hvca.

Algo es concreto, la inevitable manipulación política de esta necesidad básica de transporte del pueblo es hoy tratar de aglutinar este clamor para bajo el argumento del “todos” político empujar este tren de defensa de los intereses de Huancavelica. Mañana nos veremos las caras todas las tendencias políticas con o sin conocimiento de causa y consecuencias.

Muchos de los que hoy se ponen adelante a jalar el tren con toda seguridad se darán la vuelta a medio camino cuando las políticas de administración vayan cuajando y tomando forma dentro del contexto de la política neoliberal que busca deshacerse de toda o cualesquier entidad o empresa estatal como es el caso del tren macho. Fuera de este contexto cualesquier medida es banal; los “compromisos” de mañana solo son retórica pues más adelante nos veremos nuevamente las caras y unos seguiremos en la misma orilla de las luchas del proletariado pobre y los que hoy mediáticamente lo están luego estarán con toda seguridad en la otra blandiendo sus fusiles, bombas lacrimógenas y cachiporras contra quienes hoy ven oportuno exigir al Gobierno Central no se deshaga de un medio tan imprescindible para la población Huancavelicana.

Dirigentes del Sutep no se equivocan en decir que pasarlo al control del Gobierno Regional no garantiza su óptimo funcionamiento. Sabemos que la corrupción a calado muy hondo inclusive en quienes mañana mediáticamente se movilizarán contra la concesión del tren. Muchos no tienen bandera. Mañana estarán con el pueblo de Huancavelica coyunturalmente y después contra ella argumentando razones político-técnicas diversas y lógicas. Como diría García Pérez, mañana se juntan todas las sangres, pero no para estar revueltos.

Un oficio llegó hoy miércoles 10 de noviembre a nuestra institución educativa (que el sábado o domingo fue víctima de un robo de enseres diversos de la dirección y de un televisor de 24 pulgadas donado por el ministerio de educación, ya denunciado a la policía). Razones diversas hay para apoyar este paro menos las no oportunas del Sutep (argumentan que tarde les llegó la invitación como para ponernos al tanto). Personalmente (seguramente para más de uno) dada la presión económica sobre mis bolsillos, acatar el paro significará 1 kilo más de carne y una papa más para la magra dieta de mi familia que ya es más; que los futuros gobernantes regionales tendrán en cuenta esto seguramente.

La tarea es mucho más grande que la que mañana se pondrá en evidencia durante el paro, va más allá del tren macho. Ahora se piensa en reabrir Caudalosa Chica que de seguro sucederá, mañana por otras vías se hará con la concesión del tren macho, inevitablemente.