domingo, 27 de junio de 2010

LAS IMPLICANCIAS DE LOS EXTRATERRESTRES

Había una vez un extraterrestre que llegó a la Tierra en su nave espacial del que solo por las casualidades de la vida cayó en manos de los norteamericanos y su cuerpo fue publicado en algunas revistas científicas de la época.

Su compañero de viaje que lo esperaba fuera del planeta Tierra poco pudo hacer por rescatarlo y no quiso exponerse a seguir la misma suerte que aquel...

Desde que el poder político y clerical romano decidió montarse literalmente en el legado de Jesús el Cristo e instrumentarlo desde los mismos preceptos con los que fueron investidos los antiguos dioses romanos pero ahora solo en un lenguaje monoteísta, hasta el día de hoy inclusive, la presión social del oscurantismo imperialista religioso aún predomina inclusive bajo los auspicios y de la mano de la ciencia ecléctica, es decir, que comulga con todos sin importar su credo o prejuicio ideológico, político y/o religioso, específicamente con la Iglesia Católica afincada en Roma.

Desde muy niño oía y leía en algunas revistas que encontraba por casualidad por allí, ajeno a este entendimiento, versiones como los de “Jesús es un extraterrestre”, “será eso cierto de repente” decía yo. No faltaban algunos profesionales de aquel entonces (e incluso de hoy en día) que “ratificaban” pseudo científicamente aquellos argumentos y a decir de mí me parecían sonar bonitos, admirable y subversivo a mi entendimiento e incomprensibles a la vez.

Fueron siglos de persecución, de destierro, de incineración en las hogueras de muchos investigadores que se atrevieron en contradecir abiertamente a los postulados de la Iglesia y con fundamento científico. Posteriormente se subirían a este móvil muchos otros fuertemente ridiculizados como Charles Darwin que contradecían el postulado filosófico-religioso de la creación divina de la especie animal llamada hombre por que involucraba “bajar” literalmente de los cielos a Jesús el Cristo de su condición de ser divino y ponerlos por sobre el suelo. ¿Algunos de ustedes sabe realmente el significado del Cielo o del Reino de los Cielos de los que Jesús hacía referencia según el Nuevo Testamento?, no se les ocurra decir que está arriba, en el espacio, más aún si eres profesor de aula y de niños en busca de orientación, pues de ser así habría que ponerles “orejas de burro” como dice aquella canción infantil.

Argumentar que el Cielo o el Reino del Dios está en el espacio, por sobre fuera de nuestro planeta obedece a la herencia conceptual filosófica de los griegos (y mucho más antes desde los egipcios) que consideraban que allí en el espacio sideral habitaban sus dioses y que las estrellas eran sus divinidades. Con el monoteísmo católico esta idea se reprodujo del mismo modo motivo por el cual la gente reza mirando al “cielo” por algún favor benigno o maligno como expresión de su amor al prójimo. Con los Incas tal concepto no era válido pues su ideología religiosa estaba más ligada a la naturaleza, a la Tierra como fuente de vida (conceptos que coinciden más con las teorías modernas de la evolución y/o aparición de la vida).

No faltaba por allí quienes encontraban en los restos arqueológicos de los antiguos peruanos (como ya hicimos referencias en notas anteriores), tal como la de las líneas de Nazca, la obra de extraterrestres en su delirio ufólogo (que más que argumentos científicos solo sirven de cortinas de humo ante la población ingenua) de encontrar una respuesta a tan grandiosa obra. Era inconcebible que lo hubiesen hecho los antiguos habitantes de Nazca por el argumento de ser simples mortales y que según la tradición de la conquista española y según el cura Sepúlveda de la época eran simplemente hombres salvajes que se comían entre ellos, que sacrificaban seres humanos (sin querer ver la versión hispana de la inquisición española en los propios aborígenes americanos), hombres bestiales.

En una nota anterior hablamos del hecho de la conquista española que se robó la lámina de oro que cubría una de las ventanas del templo del Sol del Koricancha (observatorio astronómico en sí) y que habían cubierto con yeso algunos frisos de las paredes que servían de registro del movimiento del planeta Mercurio que para ellos sería una suerte de “estrella errante”.

¿Cuál es la razón de aquella actitud de “tapar” u ocultar este hecho astronómico?

La respuesta está en la concepción Geocentrista que predominaba aún en Europa, es decir la concepción religiosa-política de la Tierra como centro del Universo y que el Sol giraba alrededor de ella como expresión máxima de la creación del Dios de la época. No habían maneras de confirmar fehacientemente la teoría heliocéntrica formulada por Nicolaus Copérnico (nacido en Torun, 1473 – fallecido en Frauenburg, 1543) y que su seguidor Galileo Galilei confirmó y demostró su validez pero que fue obligado a retractarse de sus afirmaciones por la inquisición de entonces.

Aquí en el antiguo Perú ya se manejaban estas ideas desde hace mucho e inclusive posteriormente se consolidó con los Incas durante el reinado del Inca Pachacútec que estableció al Sol como Dios ante la decrepitud que significó su padre como personificación de un Dios antropomorfo en formación (que se consolidó en el norte y el centro del antiguo Perú y que tenía más similitudes con el Dios hispano con los que lograron compenetrarse ideológica y políticamente para consolidar la conquista y venta del antiguo Perú no Inca. Huayna Cápac presumiblemente conocía que los dominios del Sol –no en términos militares por supuesto- estaban contados y que como Dios no iba a durar mucho induciéndole a provocar la división fraterna entre Huáscar y Atahualpa).

Pero ¿Cómo demostrar que la Tierra es la que gira alrededor del Sol y no al revés?

Cierto que sabían cómo se producían las estaciones en sus propios términos (como se evidencia en las figurillas antropomorfas talladas en la portada del Sol de Tiahuanaco). Los astrónomos Nazca en sus visiones nocturnas del espacio y de las constelaciones así pre establecidas por ellos, tejían cual arañas la red de estrellas y figuras (en apariencia inalterables) así como de líneas trazadas imaginariamente por ellos para “seguir” la trayectoria de “estrellas móviles” como lo fue para ellos el planeta Mercurio, es decir, una estrella “rebelde” por así decirlo, con vida propia.

Por esas cosas del seguimiento vía los medios implementados, albricias, albricias, ésta aparente estrella móvil se desplazaba respecto de determinadas constelaciones, trazos y líneas diversas imaginarias construidas a partir de las constelaciones mismas (sobre las Pampas de Nazca por ejemplo). Se movía y siguiéndole su trayectoria por muchos años, los antiguos peruanos lograron determinar que ésta estrella móvil giraba alrededor del Sol. Esto prosperó porque no hubo ningún hombre crucificado ni revolucionario como Jesús en suelo americano en aquel entonces, pero que en la racionalidad de los antiguos peruanos desde Chavín ya se esbozaban los primeros matices de un Dios de carácter humanoide ligado a la inteligencia humana y su supuesta superioridad sobre las demás bestias o seres vivos que compatibilizó con la racionalidad hispana más que con la Inca. Un ser privilegiado.

Siendo que esta estrella móvil giraba alrededor del Sol, ¿era igual que la luna orbitando alrededor de la Tierra?, ¿la luna acaso era una estrella? No fueron más lejos y de modo similar al de Mercurio se determinó que la Tierra giraba alrededor del Sol por personajes anónimos pre-incas e Incas, sin mucho renombre ni prestigio para Europa, que no escribían sobre papel ni ningún libro sino sobre el suelo de la arena del desierto de Nazca o sobre las paredes de algún “templo” dedicado “a la adoración” de aquellos astros (como verán, son términos aberrantes como para que figuren así en los libros de historia del Perú y que la mayoría enseña en las escuelas –y colegios- hoy instituciones educativas para vender).

ENTONCES ¿QUÉ ES EL CIELO?

Pues es un concepto mal concebido e interpretado de un lugar ideal, abstracto, inexistente en la naturaleza o en algún lugar del espacio fuera de nuestras cabezas, o sea, solo es factible en nuestro pensamiento cerebral. Corresponde a las circunstancias del desarrollo del pensamiento, a una estructura mental determinada por los preceptos de la moral y los valores principalmente cristianos (si cabe tal idea en otras religiones similares) diseñada por los antecesores de Jesucristo (ejemplo el profeta Elías, Juan el Bautista, entre otros judíos) que tomaron las bases ideológicas filosóficas religiosas de los Griegos y principalmente de los Egipcios de la resurrección (por ejemplo de Osiris).

Siendo “un lugar” abstracto donde solo confluyen los pensamientos y conceptos de armonía, igualdad, justicia, amor, equilibrio, estabilidad, libertad, respeto, solidaridad (todos los valores morales en sí), aquello relacionado también con la bondad, el perdón, Jesús el Cristo entiende –o podemos entender, tan igual como lo habrían hecho los jerarcas de Roma- que “puedeconstituirse en el Rey de este reino sin Rey, vacante, difícil de pensar que algún otro humano pueda acceder. A diferencia del Dios egipcio Osiris ligado al poder de los ricos y oligarcas faraones egipcios, preceptor del servilismo de la población pobre egipcia, Jesús se ligaba al poder de los pobres en su completa acepción, es decir, un Dios-Rey para todos, sin ninguna excepción.

Cuando te mueres pues no te vas a ningún “Cielo” como vulgarmente crees. Tu “alma” no sale de tu cuerpo como ingenuamente crees sino que todos los procesos bioquímicos y los bioquímicos-conceptuales que te hacen inferir a la vida, se terminan. Dejas de ser funcional en la naturaleza porque tus genes de tu DNA o ADN así están estructurados bajo las condiciones de la evolución de la naturaleza o de la materia con sus propias leyes físicas o físico-químicas.

De modo similar, el infierno no está dentro o debajo de la superficie terrestre pues es una concepción arcaica y muy infantil de lo que representa. Esa fue una de las respuestas que recogí de los niños con quién trabajo y refleja la idiosincrasia de los pobladores de aquel lugar.

ENTONCES ¿QUÉ O QUIÉN ES JESUCRISTO?

Esta personificación de un ser divino la expondremos más detalladamente y poco a poco. Y con las disculpas del caso expongo sin tener que retractarme bajo ningún motivo.

Por ahora solo hablaremos del varón de carne y hueso que probablemente existió. Vale decir que demostrar que vivió o no realmente es intrascendente (algo así como buscar un ridículo Santo Grial o Cáliz real o cualquier chuchería material artificial o natural para vender su divinidad, traficar con la fe y la esperanza de los miserables).

Oí hace muchos años de alguien a quien catalogaba de ateo por aquel entonces simplemente como muchos otros, decir que: “Jesús miccionaba u orinaba sujetando su pene con la mano izquierda” o con la derecha no recuerdo, pero que significaría que lo sucio de la genitalidad se expresaba políticamente bien con la izquierda o con la derecha. Lo dicho fue un chiste creo yo, pero que al margen de que mano fuese ello fue un hecho inevitable y necesario para Jesús como para cualquier mortal. Tenía que defecar y limpiarse el ano con alguna piedra del campo o con algún cualquier accesorio. Que le haya gustado alguna adolescente en su época y alguna joven posteriormente no pasa de ser un hecho natural propio de su naturaleza humana. Que se tiraba pedos apestosos o no, que si se masturbaba o no, que si escupía al suelo o no, que tenía mirada de loco o no, que tragaba como chancho o no, que era un borracho empedernido o no por brindar con vino u otro licor, que era afeminado u homosexual o no, que murió casto o no, que tuvo como esposa a María Magdalena (una ex prostituta), que tuvo hijos con ella, que no murió en la cruz sino en la India (es decir que se hizo al “muertito” en la cruz), que crucificaron a otro y no a él por confusión, etc., serían argumentos en esencia absurdos a los que podría acceder a utilizar y que no resuelven nada en buenas cuentas y solo sirven de cortinas de humo, de discusiones intrascendentes, de entretenimiento mediático o similar, formas entretenidas de perder o ganar tiempo según sea la condición o circunstancia de la estructura mental construida por aquellos individuos.

Se puede decir de aquel ser humano muchísimas cosas bien con el afán de ridiculizarlo o de presentarlo tal y cual es. Difícil es quitarle los méritos psicológicos y estructurales del pensamiento para los que fue concretizado durante su vida o posterior a ella. Es decir, para beneficio mental de algunos o para perjuicio mental de otros dados las inevitables contradicciones mentales, o mejor dicho, contradicciones bioquímico-conceptuales propias de estructuras mentales disfuncionales con el contexto social y natural ambos de carácter material (simplemente lo social es una expresión de una alta, elevada y compleja organización de la materia).
Continuaremos.

…Este extraterrestre se sintió como que estaba invadiendo el espacio de los humanos, que invadía su cielo, el lugar donde pernoctaba su Dios Cristo. Se apenó un poco pero se le pasó y se marchó sin importarle la idiosincrasia de aquellos seres tan diferentes a él. Si bien este ser extraterrestre era superior a los humanos y había alcanzado los niveles próximos al de la velocidad de la luz sin alterar la estructura de su nave espacial, se fue pensando en aquella frase que logró traducir de los humanos y que decía que el Dios aquel los había creado “a su imagen y semejanza” pues él o ella no tenía ojos pero veía, no tenía orejas ni oídos pero escuchaba, que no tenía cuerda vocales ni boca pero se comunicaba con sus congéneres, no tenía manos pero era capaz de construir maravillosas herramientas para movilizarse y transformar su medio circundante. A todas luces sería considerado un ser inútil por los seres humanos. Se decía: “su Dios debe ser muy pobre como para no haberme considerado en su creación”, “quién sabe algún día se enteren los humanos que su Dios también nos creó a nosotros”.

sábado, 19 de junio de 2010

PELA, “ACOMPAÑAMIENTO” ¿LA PROPUESTA DEL MED O DEL APRA?

Recuerdo las veces en que hacía mis prácticas pre-profesionales en una institución educativa mucho antes de terminar los estudios en el instituto pedagógico de aquel entonces.

No haré muchas referencias de algunas (quizá muchas) deficiencias que encontré, en todo sentido, puesto que la opinión que tenía en ese entonces era demasiado sesgada y ajustada a mi realidad personal forjada bajo las premisas de la “calidad” en formatos de la carrera de Industrias Alimentarias en la UNALM (Universidad Nacional Agraria La Molina). Aunque viéndolo bien, Los términos de la calidad de un enlatado no distan de los términos de la calidad educativa de hoy.

Esas veces me ponía a pensar “asistencialistamente” en la necesidad de que las prácticas pre-profesionales fueran remuneradas aunque sea con un presupuesto necesario para los pasajes, el desayuno, el almuerzo y algunos accesorios para la labor.

Hoy, con el PELA y la posibilidad del “acompañamiento” de una profesora o profesor en nuestra aula (con 05 o más años de servicio y de experiencia en el sector educación) me hicieron evocar aquellos sueños de estudiante. Caray, dije, “este gobierno sí que es ‘revolucionario’”. ¿No que no?

Fue grande mi sorpresa al enterarme que no era una propina lo que percibirían sino más de 2 000 soles por su “trabajo”, o sea, que deberíamos compartir dos parásitos del Estado en una misma aula los trabajos por la mejora en la educación. Bueno, dicen que solo es una experiencia, un experimento que solo durará hasta el 2011, cuando termine el gobierno aprista.

Para muchos es ideal contribuir a darle la oportunidad a los profesores desempleados a que contribuyan con un “grano de arena” en la educación de los niños, más si son los amigos, mejor. Es decir, los amigos del gobierno aprista para congraciarse con ellos recompensando así su voto electoral presidencial.

Un día tú, un día yo, quizá medio tú y medio día yo, así nos apoyamos en la labor educativa. “límpiame el bacín por favor”, “cómo no”, “muá, muá”, “te amo”, dos inteligentes profesionales en el aula, no importa, la necesidad del pan, de la carga laboral o trabajo y del pasto partidario así lo ameritan.

De pronto mi recuerdo, que en aquellos momentos en que las formulé sonaron como un despropósito, se esfumó, surgiendo preguntas como: ¿Quién concibe semejante despropósito que solo sirve para parasitar al Estado?, ¿pararán y acatarán la huelga promovida por el sindicato o irán a cubrir “nuestra ausencia” para garantizar la continuidad de la educación de los niños para que no pierdan clases?, ¿trabajarán de verdad o solo harán la finta para llevarse fácil la platita a casa y dar de comer a sus hijos?

Para mí (como para muchos por diversas razones aceptables o no, cuestionables o no) a todas luces me resultaría más apropiado tener como acompañante a un practicante obligatorio de instituto o de universidad con su propina bajo el brazo que en definitiva realizará el mismo o mejor trabajo que el “acompañante” del PELA aprista sin negar que la corrupción no solo le es inherente a este partido sino a todos los mecanismos del sistema.

Si me obligaran a un acompañante, le pondría requisitos antes de aceptar aquello. O sea, una señorita muy guapa, de medidas exuberantes, cariñosa, regalona (de caramelos para los niños), “con esta sí, con esta no, que sepa abrir la puerta para jugar”. Y así, los niños, felices de dormir en cuatro en la misma cama (ni para mencionar el caso de los hermanitos de 13 y 10 años que hoy ya son padres de un pequeño e indefenso bebé ante la sociedad peruana en el populoso distrito de Villa El Salvador), con las mismas ropas, la misma comida, los mismos papás, recibiendo agradecidos las mejoras en su educación implementadas Por el gobierno aPRista y el MED.

PADRE MARITÍN, DE GUATEMALA A GUATEPEOR

Hace no mucho vimos por la televisión nacional la decidida participación de Nidia Vílchez en su afán imperioso por “rescatar” a los pobres ancianos de un albergue que estaban bajo la tutela del padre conocido en los cómicos ambiente televisivos como “padre maritín”.

Observamos las no muy consideradas condiciones en que se encontraban los ancianos que hoy en día deberán estar en mejores condiciones bajo la aparente tutela del “Estado”.

Digo aparente tutela pues no es tal la intención. El mismo padre maritín lo manifestó sin equivocarse en la intencionalidad del accionar del gobierno, es decir, de querer asfixiar a las instituciones del estado (como la de aquel padre) que le producen gastos “innecesarios” que podrían ser cubiertos por los dineros de entes extranjeros como las ONGs diversas existentes en el país.

Para no ir muy lejos. La problemática es general tan igual como la solución neoliberal de los mismos y que a todas luces no tiene nada de personal con aquel padre que niega su homosexualidad y que al hacerlo hiere la susceptibilidad de los ciudadanos peruanos aunque eso sea en última instancia solo parte de su vida personal (si lo fuera, pecaría de anti-ético al negarlo y sería sometido a la crítica y al rechazo social tal y como debió ser aparentemente con Alan García Pérez en su condición de padre extra matrimonial y que le costó la satanización al demonio de Hildebrant). Tampoco creeremos que sea una arremetida personal del individuo Cipriani contra los homosexuales si alguien llegara a insinuarlo.

Veamos solamente la campaña gubernamental en el sector educación que dizque pretende mejorar la calidad educativa en nuestro país. Tonterías y aberraciones políticas contrastadas en los hechos.

Tan igual como las imágenes deplorables en que viven estos ancianos, se muestra a las escuelas e instituciones educativas (nivel de comprensión lectora y en matemáticas de los niños) en condiciones similares atribuyéndoles la responsabilidad de las mismas a los profesores única y principalmente con la finalidad al largo plazo (viabilizados intermediariamente con la municipalización de la educación) de pasar éstas al control o tutela de las instituciones extranjeras (ONGs) y de particulares eximiéndose así el aparato estatal de su responsabilidad “paternalista” bajo los preceptos estatales o estatistas de antaño que hoy son considerados como onerosos, costosos, improductivos, no rentables, no lucrativos, no negociables, en una clara concepción política neoliberal de la mejora de la educación en nuestro país con un carácter elitista en la práctica, retrógrado y corrupto en los hechos ya demostrado con este gobierno aprista.

Sabemos muy bien que quien no paga no come. Estos ancianitos no sabemos si estarán en mejor condición o serán literalmente “eliminados” o “acelerados” en su deceso. Quizá ahorcados, inyectados, no lo sabremos. ¿Algún periodista se animará a hacer un reportaje al respecto de aquí a tres meses para mostrarnos la mejor vida que ahora tienen o tendrán? O talvés ¿no serán maquillados solo para los flashes de las cámaras tal como lo hizo un ex ministro de salud respecto del “funcionamiento” de un hospital y sus “servicios” a último momento para justificarlos con sus pacientes ficticios y llevados allí para la peliculita?

El autor de esta nota no tiene obviamente nada personal contra el padre Martín. Sería un ignorante degenerado y enajenado si así lo hiciera. Pero más que cuidar una condición socio-religiosa adquirida por muchos años, debiera él no negar su condición de homosexual sin esperar que aparezca un demonio que lo haga por él. Así, se daría un mayor valor moral, ético y social no ante el vulgo al que se le abre la boca y se les mete la comida como a los chanchos con palabras de amor gubernamental o clerical.

No pretendo tirarle ninguna piedra cínicamente. Sabemos de las carencias humanas que solemos cubrir con mentiras piadosas o cristianas inclusive. Haga usted un acto de contrición como lo hizo fácilmente el papa actual, Benedicto XVI, pedir perdón por los casos de pedofilia y voltear la página como quien lo puede utilizar después para limpiarse el poto. Quiero decir, pedir disculpas al país por el bochornoso acto de la playa que sabemos es parte de su vida personal; no por el hecho de haber estado sentado en las rodillas de su chofer tal y como lo manifestó la policía que los intervino (obviamente en actitud provocadora y escandalizadora a propósito) sino por la mentira en sí. Aclare usted las acusaciones de abuso infantil en su institución y enmiéndese que en olor de un falso y tardío (quizá necesario para sobrevivir) cristianismo no sostengamos las mentiras que más daño nos provocan y afectan principalmente a los demás. No sea como Cipriani, por favor (que dice arrepentirse por haber complotado a favor de Seguridad del Estado para aniquilar y no dejar vivo a ninguno de los ilusos y torpes guerrilleros del MRTA); ¡unas lágrimas por favor! Semejante cocodrilo.

De ser ciertas, cambie de profesión y de obra que el mundo no termina ni aquí ni allá aunque la asfixia neoliberal (y el afán de lucrar) de estos sucesivos gobiernos esté por todas partes y no tome en cuenta cuestiones triviales como el género de las personas. Eso sí, no tenga miedo a perder todo lo que hasta hoy haya conseguido, déjelo todo y siga el camina del Cristo que usted dice representar. Y, no se deje seducir por los miembros del poder judicial que más que ayudarlo (con encubrimientos o prescripciones) lo hundirán más.

¡Qué fácil es pedir perdón!, más difícil es no continuar en la mentira. Si hay algo rescatable de este gobierno revolucionario neoliberal de Alan García Pérez, es su sinceridad.

¡El rey ha muerto! ¡Que viva el rey!

COLEGIO DE PROFESORES DEL PERÚ Y ELECCCIONES A MIEMBROS ANTE EL CONCEJO NACIONAL DE LA MAGISTRATURA (CNM)

La CNM, término muy rimbombante, si parece de alcurnia ante mis oídos. Ni para hacer mención del agente de inteligencia de la marina peruana que, hace poco, dijo que no hacía reglaje a uno de los miembros activos de tal institución y “corroborado” por el director de aquella institución castrense que lo eximía de tales acusaciones argumentando que solo estaba paseándose en aquellas circunstancias con su esposa e hijo.

En el artículo anterior hacía referencia al escaso entendimiento de la política peruana aplicado a la educación en la EBR (Educación Básica Regular) que tenía en los momentos de la asimilación de mi nombramiento como profesor aquí en Huancavelica. Cierto que en la universidad tenía una visión macro de aquello pero que lo hacía en mi condición de estudiante dependiente de otras circunstancias. Lo micro esas veces estaba fuera de mi alcance debido a mi casi nulo contacto profesional con los sectores productivos en los que se suponía debía de realizarme en un contexto de guerra interna. Un teórico por las circunstancias.

La carnetización, asimilación al Colegio de Profesores del Perú (CPPE) no estuvo exenta de estas circunstancias. Llevaba muchos años preocupándome solo de cuestiones personales por lograr a mis 36 años una fuente de ingreso y en donde pueda poner de manifiesto mis habilidades intelectuales y pedagógicas adquiridas de diferentes modos desde los 80. No fue casualidad por ello determinados “encontronazos” con el SUTEP de entonces en Huancayo que poco podía hacer por nuestro nombramiento bajo las exigencias legales en ciernes implementándose por ese entonces con el gobierno satélite del imperialismo norteamericano de Alejandro Toledo (consolidados hoy con García).

Papá ya había fallecido, mamá envejeciendo, hijo inútil, “mantenido”, no eran pues una gran carta de presentación ante las flacas ni la sociedad. Debía uno evidenciar tener hijos “pobrecitos” que mantener, al solicitar, “rogar” por un contrato. Recuerdo que en mi desesperación y recién a sabiendas del modus operandi del sistema educativo, a un director, en mi terruño en un determinado distrito cercano, le sugerí hasta el pago de 02 meses de pago por mi contrata. Muy entusiasmado aceptó llevar mi fail a la UGEL de Jauja asegurándome que intercedería por mí con prioridad pero al día siguiente me recibió en su dirección con una actitud a la defensiva, de alerta y a la vez cachacienta. Resulta que al ingresar a su dirección, estando yo presente le susurró a una de sus colegas presente allí, “dicen que este es mismo Montesinos” demostrando una expresión como si hubiese sido o se hubiese sentido sorprendido, “el Montesinos de Jauja, ja, ja, ja” retrucó aquella. Luego de excusarse arguyendo luego diversas razones y devolverme mi fail, solo atiné a agradecerle su intención (y le di mis disculpas por haberle causado posiblemente algunas incomodidades, creo que dije “por haberlo molestado”) pues llevaba más de tres años solicitando algún contrato o licencia aunque sea ad-honorem y no daba con ninguno. Cosas de la vida, solo me faltaba ofrecer el asterisco, algo así como lo dijo ayer el entrenador argentino Bilardo si la selección Argentina llegara a ser campeón en el mundial de Sudáfrica 2010.

A estas alturas, los resultados de las elecciones al CNM como miembro del CPPe, no renovado en mi carnet, resultan ser algo así como lo que representa en estos días este ente burocrático, electorero, que en últimas instancias poco puede resolver de la problemática de la educación pues pese a la calidad de sus miembros es un ente estéril, carente de poder de convocatoria y de movilización de masas, es decir, que no podría resolver mucho como comparsa “antagónica” del gobierno en el contexto de las leyes privatistas que buscan liberarse de sus responsabilidades como Estado pues no se conllevan con su condición neoliberal y corruptora de la estabilidad laboral. Pensar que en cierto momento me pareció bonito pertenecer a un Colegio Profesional y ser reconocido como tal en el contexto de leyes de las que desconocía su trasfondo, su esencia en ese entonces.

Dicen que habrá multa por no haber votado para elegir a algún iluso que pretenda “nombrar”, “designar” a jueces probos y honrados, o sea, él y no yo. Qué haremos pues, me lo descontarán de mi sueldo por no elegir a intermediarios de pacotilla de la justicia.

jueves, 3 de junio de 2010

RECONCILIACIÓN NACIONAL O IMPOSICIÓN DE LA INJUSTICIA

A todas luces, pero para los que ven el trasfondo de la politiquería peruana, este gobierno y su retahíla “democrática” apuntan a buscar un rostro “nuevo”, un “perfil” a partir del cual lanzar una campaña electoral en ciernes que les garantice, todavía, su presencia política en el escenario nacional.

Lamentablemente, los hechos de corrupción que han reflorecido con este gobierno aprista (aunque esto no es culpa de ellos sino que es parte del sistema), los hechos de homicidios premeditados o no basados en un “ordenamiento legal” no son como para pasarlos como huevo por agua tibia solamente y hacérnoslo comer alegremente con sonrisa cachacienta con cáscara y todo.

El caso de Bagua es la viva muestra que pinta de pies a cabeza la desesperación y orfandad socio-política del APRA como partido, de “izquierda” dizque, que en un intento por imponer sus criterios políticos sobre los valores naturales de la justicia (en términos leguleyos, este argumento es absurdo, inexistente) pretende liberar a sus correligionarios involucrados en este caso (incluyendo al ex premier y ex militante del MRTA tal como él mismo lo ha señalado, Yehude Simon) más que a Pizango al haber representado a las masas habitantes de la Selva en la defensa de sus derechos frente al atropello de quienes representan intereses, en esencia, ajenos a la nación y a la ecología.

Es decir, se nos pretende imponer la justicia bien concebida dentro de la legalidad de la defensa del Estado sin importarles las víctimas de sus actos o decisiones, que pintamos con la terminología de democrático en estos gobiernos neoliberales y pintamos con la terminología de dictatoriales si fueran estos gobiernos de izquierda o de ultra izquierda. Debemos entender entonces que a esto se llama democracia.

Bajo esta premisa resulta pues por demás, y ofensiva, que (sin estar de su lado por supuesto) siquiera se le haya insinuado un juicio de marras a un comandante de la policía involucrado en el caso del Moqueguaso. Una ofensa a su persona y a su familia, si se da el caso para quien defiende los intereses del neoliberalismo.

Es cobardía premeditada que pretende involucrarnos a todos (activos o pasivos) como parte de un circo mediático todo porque según éstos se debe dar continuidad a la vida política, a la gobernabilidad bajo la premisa absurda (pero necesaria) de la “reconciliación nacional”.

Falso. Si esto fuera así, entonces Abimael Guzmán Reinoso, el Presidente Gonzalo, está preso pues por las puras; y en términos de la familia de choliwood regentada mediáticamente por la mami Magali, se le ha ido negando beneficios pírricos solo porque padecían de alguna diarrea intelectual que les obligaba a negárselo. Pero que hoy por arte de alguna amnesia producto de la irresponsabilidad moral y política y de una mala interpretación de la “justicia” se pretende hacer quedar en el olvido a las víctimas del Baguaso.

Siendo así, ese tal Museo de la Memoria es simplemente un museo de la vergüenza por no decir de la desvergüenza, la hipocresía y el cinismo. Abimael Guzmán, el Presidente Gonzalo, está preso pues por sus responsabilidades directas o indirectas al haber llevado a cabo una guerra interna en su propio intento de resolver las contradicciones en la sociedad peruana y no solo por puro terrorismo mediático o por las elucubraciones de un cantinero loco de barra como ya figura en los libros de la historia de nuestro país.

Es más terrorífico que eso, lo que se pretende en el caso del baguaso, es decir, terrorismo moral de los intelectuales argollados y clasistas reaccionarios que intentan en este caso, con el aval de las instituciones de la justicia peruana, echarles la tierra del olvido a los muertos del baguaso por un argumento más politiquero que sostenible y argumentado solapadamente en los hechos como “reconciliación”. Es decir, primero te mato y luego te pido disculpas sin siquiera estar preso o al menos haber pisado un solo día las mazmorras y encima te envío una corona de flores a tu tumba. Sinvergüenzas legales.

¿Qué esperan los sinvergüenzas del poder judicial para apresar a Cabanillas, Pizango, Alan García Pérez, Yehude Simon y ejercer la “justicia” que dicen representar? A todas luces, más que ciega la justicia, en este caso literalmente, es una puta justicia, no para acostarse con ésta sino para reírse. ¿Qué hay entre las piernas de la “dama” pechugona de la justicia que se representa en los símbolos de las instituciones del poder judicial con una venda en los ojos, con espada en una mano y balanza en la otra?

En todo caso, habría que decirles a los familiares de las víctimas que más que indignarse por estos hechos como los del baguaso, y de los que vendrán inevitablemente, deben de entender que las leyes se han hecho para estos avatares sociales, se han diseñado para reprimir con todas sus secuelas y no para buscar responsables por los mismos ni para rasgarse las vestiduras, es decir, leyes de guerra y de supervivencia política reaccionaria (en el contexto del modelo neoliberal, globalizador por ahora y de lucha de clases) en los que no hay responsabilidades de ningún tipo, ni siquiera moral, más que solo un ridículo rubor.

Seamos positivistas, sonriamos, algo aprendemos de los moqueguasos, de los baguasos, tampoco somos sadomasoquistas estúpidos como nos pretenderían algunos pintar. Aprendemos también de este Chongreso legalista más pareciera de un país bananero, de pendencieros heroicos de cantina diplomática y de pistoleros al estilo del Oeste norteamericano donde la vida ¡no vale nada!
¡No lo vea!, ¡no lo lea!, que si te mueres, ese es tu problema y solo tuyo, y ¡recibe con alegría la justicia divina! y no te molestes en vano.