jueves, 25 de noviembre de 2010

LA EXPERIENCIA DE LA CORRUPCION

El corrupto gobierno apista ha iniciado los pasos necesarios para encubrir los actos de corrupción detectados durante esta segunda gestión presidencial de García, es decir, asegurar la retaguardia en prevención a que durante las elecciones futuras no consigan las fuerzas congresistas necesarias para defenderse de probables investigaciones por corrupción.

Desde esta perspectiva debemos ver la reciente renuncia del ex ministro del interior Fernando Barrios Ipenza con la finalidad de iniciársele una investigación de cualesquier índole pero que animosamente entramparán sus muchachos del poder judicial con Villa Stein a la cabeza sirviendo de mascarilla legal-moral como Sancho Panza de García a quien le cae el dicho de “dime con quién corres y te diré quién eres”.

¿Para qué vamos a estudiar las estrellas del espacio si ya los norteamericanos los han estudiado?, ¿para qué perder el tiempo en algo ya trillado? rezaba el argumento de algunos afanosos muchachos ultra radicales de seguridad del estado-gobierno apista.

A todas luces Alan García Pérez está metido hasta el pescuezo en esto de los actos de corrupción denunciados en este su segundo gobierno. Su condición de mitómano le ha permitido engañar a la opinión pública y así escaparse del ojo acosador del mismo. Sus poses moralistas y presuntamente severas con respecto a la corrupción no pasan de gestos cínicos y aprendidos de paporreta en algún manual de la vida o de la calle. Fingir que no sabe nada de los actos de corrupción como el caso de Bussines Track y sus poses de indignación por el chuponeo evidencia que García no las tiene todas consigo y que el chuponeo en cierto modo funciona como un mecanismo anti corrupción pese a ser un acto penal e ilegal en la que muchos congresistas y funcionarios ahora sí definitivamente ligados a la corrupción defenestran y buscan su combate a todo nivel utilizando incluso recursos del propio estado para gastarlos en proyectos relativos a esa causa. ¡Qué tal suerte la de los burros!, ¡y pensar que hay en nuestras universidades tantos ingenuos empeñosos que se queman las pestañas por hacer investigación científica y así contribuir al desarrollo del país!

A razón de eso viene el acoso legal contra la actual alcaldesa de Lima por haber publicado en su blog dicen temas sin sustento legal que involucraban a Jorge Mufarech a quien sin certeza los toledistas le atribuyeron ser un peruposibilista sembrado por el APA. ¿No será que la paralización de esta denuncia tendrá las intenciones veladas de forjar un compromiso forzado de no denuncias recíprocas? Mufarech ya aclaró esto y da la intención de no querer seguir con esto; un “no me tocas, no te toco”. No sabemos si en razón de ello el poder judicial dio su brazo a torcer a favor de Susana Villarán o viceversa. Lo suspicaz del acto de Mufarech es que su versión haya salido ante la opinión pública por una televisora nacional solo después que un juez haya dado no ha lugar el proceso legal amedrentador contra diversas formas de comunicación periodísticas o no, específicamente contra el blog de “La Mula” de Susana Villarán.

Solo cabe hacerse una pregunta: ¿es tan impoluta e inocentona la candidata presidencial apista Mercedes Araos como para haber aceptado tal condición? Pues, o sabe todas estas pendejadas de corrupción encabezadas encubiertamente por Alan García Pérez al haber estado inmersa de pies a cabeza en las corruptelas de este gobierno en el Concejo de Ministros (que algunas razones no muy claras motivaron la renuncia del ex ministro de economía Carranza) y específicamente en la cartera de economía; o simplemente es una honrosa dama que desconoce de estos avatares de la corrupción específicamente apista. Lo dudamos mucho, pues en este país no hay ingenuos excepto solo los pobres diablos que no saben ni en donde mierda están parados.

Muchos “compañeros” apistas ingenuos o no de la población, de los de a pie, sin cargo público alguno parecen no ver bien las actitudes de opinión política por parte del autor de este blog. Sus razones tendrán, quizá en la defensa de su “pasado histórico y revolucionario”. Yo tengo las mías y no procedo solo porque sí, ni por un odio ni por algún interés mezquino o personal a favor de algún grupo en especial. Pero si alguien me invita a fastidiarlo (sin que yo lo haya provocado) o a fastidiarla, pendejamente (en la presunción de un probable acto de inteligencia preventiva en razón de mi obligado pasado anti fujimontesinista) fastidiándome; con gusto lo haré, tengan por entendido que habrá respuestas y no precisamente las respuestas a la que estaban acostumbrados que les excitaba la inteligencia, que hubieron mientras deambulaba como un loquito pobre, ingenuo e inocentón por los claustros universitarios tratando ingenuamente de conseguir la consagración de una “carrera profesional” en el contexto de este Estado reaccionario y en el contexto de la Guerra Interna desatada por el Partido Comunista del Perú.

La diferencia entre Abimael y Alan está en que el primero sí reconoce haber estado al tanto de lo que se hacía dentro de su organización, García y Fujimori no saben, no supieron ni sabrán lo que pasa ni siquiera con sus mujeres. Es decir, el único que debe figurar en el funesto y trágico Museo de la Memoria es según parece el Presidente Gonzalo; ¿no sería mejor dedicar el museo solo a Abimael?

Si quieren pudrirse solos, pues ¡púdranse con total libertad! Solo falta que surjan por allí algunos excéntricos iluminados por la inteligencia reaccionaria a afirmar que en el caso de la corrupción, la culpa, la tengo yo. La razón podría estar en que como muchos afirman: “la corrupción tiene como causa principal a la ‘secuela’ del conflicto armado”. Geniales ratas.

Los apistas no se rigen específicamente por los principios de anticontaminación de las 3R (eso de Re-usar, Reciclar, etc.) sino de los 3R pro corrupción, es decir, que coexisten simultáneamente en sus cerebros, en su estructura mental estos tres principios de R=Revolucionarios, R=Revisionistas y R=Reaccionarios los cuales se ponen de manifiesto según la coyuntura que les toca vivir.

viernes, 19 de noviembre de 2010

ALEJANDRO TOLEDO ¿PRESIDENTE?

Habiendo Alan García Pérez allanado el camino neoliberal “democrático” iniciado por Toledo, éste tiene ahora buena parte del camino recorrido que no quiso implementar debido a su prédica electoral durante el 2002 y su compromiso social adquirido posterior al gobierno delincuencial de Fujimori.

Pese a la jerigonza posibilista de Toledo que caracterizó a su primer gobierno y durante los cuales emergieron las contradicciones reales con su propuesta como lo de Camisea, lo del TLC con EEUU no concretizado en aquel entonces y lo del Moqueguaso entre otras cosas propias de su plataforma política electoral, hay similitudes entre los candidatos anterior y posteriormente elegidos como presidentes por la población electoral.

Fujimori emergió como el candidato de la honradez, la tecnología y el trabajo y con una propuesta “de centro izquierda” como les gusta llamar a los social demócratas neoliberales, luego vendría la verdadera careta ultraderechista de Fujimori inmerso en el contexto de la Guerra Interna y de las estructuras del propio sistema.

Le seguiría el gobierno de Toledo quien con una prédica presuntamente social determinó las bases de lo que hoy consolida Alan García Pérez, es decir, más de lo mismo.

Pese a que ambos en el cotarro electoral se dicen entre sí perlas y huevadas, ambos vienen en ser lo mismo del continuismo. Toledo estrena un histrionismo que pretende engatusar a los docentes tanto de las universidades como del magisterio. Obviamente que sus decisiones se harán dentro de lo que el reaccionario y neoliberal de García consolidó (que Toledo no pudo o no quiso hacer), es decir, dentro de la CPM o Carrera Pública Magisterial y la meritocracia por que se han auto convencido que no tienen otros mecanismos viables de ejecutar las reformas en la educación que Toledo hoy alegremente llama “iniciar una revolución en la educación”, es decir, más de lo iniciado con García.

Toledo ya no es un ingenuo ni está inmerso en un contexto similar al del año siguiente al 2000, ya es otro personaje. La percepción de que el SUTEP es un engendro del eje del mal y que es la causa principal del descalabro educativo en el país no ha cambiado en él ni en los demás gerentes de la administración de la educación, pese a que menciona que hay otros factores inherentes tales como la mal nutrición de los niños, la insatisfacción de necesidades diversas en la población, argumentados ya por el sindicato entre otros. Su verso es puro floro similar al de García como con respecto a la agricultura en las zonas rurales del país (“Alan y la agricultura” rezaban sus pintas).

Quienes sí pueden estar contentos con la candidatura de este personaje son sus correligionarios que aspiran a tener puestos de trabajo gracias a su posible elección desde una perspectiva electorera.

Con Toledo no hay un cambio drástico ni concreto que esperan ciudadanos cansados del rollo neoliberal. Aquellos que ya están acostumbrados a las mentiras piadosas de los candidatos para salir elegidos presidentes y que necesitan de esas mentiras para tomar sus decisiones serán los que una vez más dejarán los destinos del país en el continuismo de lo mismo.

Keiko Fujimori es más honesta y predecible tal y como argumentan los analistas políticos, cierto, representa a la derecha cavernaria que ve en el estado a un botín de guerra y de puestos de trabajo tal y como lo ven cualesquiera de los electores de los demás partidos.

Ni siquiera Lourdes Flores Nano está a la altura política-electoral de Keiko. Una farsante con dientes a flor de piel.

Castañeda Lossio representa más de lo mismo también. Está inmerso en el continuismo. Ni qué decir de Mercedes Araoz la representante del APA (Acción Popular Americana) con su par u homólogo de Pedro Pablo Kucsinski que tienen objetivos congresales exclusivamente.

Humala en su errática decisión de “ganar” las elecciones a como dé lugar a sabiendas que no ganará la presidencia en razón de que la población en general no lo ve con buenos ojos “democráticos” ha introducido leves modificaciones en sus propuestas producto de las experiencias “revolucionarias” contradictorias y fracasadas de Venezuela y Bolivia. Torpemente espera que amplios sectores del apismo lo apoyen bajo una supuesta presunción de un “revolucionarismo histórico” inexistente, fenecido. Si lo hubiera, será pues de un sector ínfimo del cual asumimos algunos optarán antes por Toledo que por él.

Susana Villarán y su Fuerza Social tampoco pueden hacer mucho, menos teniendo a Vladimiro Huaroc u otro como candidato presidencial. Políticamente son una especie de improvisación electoral mediática que en cierto modo son ya el reflejo del descontento de un mediano sector de la población que ya no “siente” como medicina ni solución al modelo neoliberal que al igual que Toledo ahora quieren darle un sentido dizque “social”. Los nuevos exponentes de la Economía “Social” de Mercado, los nuevos discípulos de Francis Fukuyama, es decir, una sarta de desesperados farsantes “democráticos” más.

Mal harían los que creyeron en Toledo en el 2000 (como resultado de la lucha contra la dictadura fujimontesinista delincuencial) en ceder sus votos a éste personaje en la idea que les beneficiará su verso florido y en la creencia de que les ofrece algo diferente al continuismo neoliberal. Para ingenuos, los que necesitan de las mentiras o están acostumbrados a ello para dar su voto por una cuestión de “percepción” emocional y no racional.

Seguridad del Estado y sus diversos mecanismos, podrían crear a un outsider quien se convertiría en un presunto “representante del cambio”, un cambio inexistente y absurdo engaña muchachos en el contexto global y neoliberal. No es viable y solo tienen que recurrir a generar toda una batahola comunicacional entre los candidatos del continuismo y convertir la campaña en un gran chongo al estilo Magali, es decir, meterle el dedo en el culo mental a la gente pues a eso ya está acostumbrado y les gusta por lo emocionante del caso.

Es un escenario electoral más de siempre, lo de costumbre, donde gane quien gane es lo mismo con diferencias leves tales como el color de la ropa, la clase de ojos, la opción sexual, la manera de expresarse, la manera de reírse, los escándalos personales, los vicios, el olor de los pedos, etc., es decir, los electores van a ejercer el derecho para el que han sido reconocidos, o sea, votar, marcar símbolos y manchar su dedito con tinta indeleble por que no tienen capacidad para hacer otras cosas ni tomar otras decisiones de trascendencia.

Si alguien pretende dárselas de outsider electoral se merecería darle una patada en el culo por farsante y mentiroso. Los payasos de circo bien podrían hacer de outsiders como para variar este escenario electoral aburrido y de talk show al estilo Laura Bozzo. Lamentablemente tendremos que ser espectadores de una pelea de comadres variopintos e inclusive charapas.

Aclaramos que, así que nuestros futuros “análisis” (si es que lo llegáramos a hacer) se harán dentro de este escenario comadril y chongueril para no sorprender ni ofender al lector ni mucho menos subestimar o sobre estimar su nivel intelectual político.

Cualquier lector del blog y a la vez televidente que haya visto y oído el reportaje de anoche de Prensa Libre en el canal nacional pensará que hemos copiado y acomodado lo anteriormente expuesto. El entrevistado Gustavo Rodríguez, escritor y comunicador y el reportero hicieron una exposición que veo no muchas veces por estos medios. Si bien procuraron no aclarar el continuismo del modelo se centraron muy bien en los términos de lo que significa o significará el inicio del proceso electoral en ciernes tal y como mencionó su conductora sustituta suavizando el reportaje. Más allá de las coincidencias:

¡Queremos Rock!

sábado, 13 de noviembre de 2010

AUMENTO EN EL SALARIO MÍNIMO VITAL

Habiendo estado en 550 nuevos soles, monto fijo percibido exclusivamente por personas que laboran en el sector formal e inclusive informal se verán aparentemente beneficiados no en razón de que la economía esté creciendo (que como parte inherente a los parámetros macro y micro del modelo neoliberal capitalista, hasta ahora ha sido un hecho inevitable el crecimiento en razón directa del crecimiento poblacional global y la demanda) sino que debido al aumento lento pero progresivo en el costo de vida, a mi modo de ver, ello los ha venido exponiendo a éstos a situaciones insostenibles de pauperización o empobrecimiento, de disminución real de su capacidad adquisitiva. Con los 50 soles llegarán a percibir 600 soles como salario mínimo que se le debe de pagar a un trabajador “formal” (sueldo que involucra descuentos y beneficios sociales). El gobierno ha optado por este mecanismo de salario y no el de pagarles el total sin descuentos ni beneficios sociales que así bordearía los 300 dólares aproximadamente (alrededor de 900 nuevos soles que involucran no aportes al como por ejemplo Essalud entre otros).

Este gobierno da la apariencia de estar preocupado por los más pobres con esta actitud (o mejor dicho por los que ganan menos o “los que menos tienen”) pues según ellos esto se hace en razón del crecimiento de la economía. Al parecer, bajo el criterio del “crecimiento económico” el aumento progresivo-acumulativo en el costo de vida a los sectores diversos en general, que ganan montos superiores a los 550 soles, debemos asumir que no les afecta lo cual es una falacia. Habría que preguntarse ¿hasta qué punto podrá ser sostenible tal argumento?

Al parecer, el nuevo gobierno tendrá que realizar reformas diversas para evitar un estallido social que este gobierno está conteniendo de diferentes maneras, por ejemplo básicamente potenciando la inversión.

La meritocracia en el sector educación pareciera ser todavía la panacea a la crisis en este sector (hasta ahora, la única diferencia que veo entre quien está en la nueva ley del profesorado y yo es solo el salario) y su rechazo seguirá provocando también progresivamente la pauperización de los profesores que no están inmersos en el contexto de la ley de la nueva CPM (Carrera Pública Magisterial) que hasta hoy todavía se sigue mostrando con mano “blanda” el maniqueísmo laboral en razón de los aun “fuertes” opositores a esta ley.

El incremento de la delincuencia es el indicador indirecto de la pauperización de los sectores más pobres que laboran en las nuevas condiciones del libre mercado y observan que robar es más rentable que trabajar por un mísero salario mínimo vital y ven que en términos de la plusvalía, ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón.

García bien podrá catalogarme de “pesimista” respecto de lo que se actúa. Pero las afirmaciones de Alejandro Toledo por ejemplo respecto de duplicar los sueldos a los profesores y otras de carácter “populista” nos dan una ligera idea de cómo están yendo las cosas en la economía. No hay que ser adivinos para ver cómo el dinero no alcanza para satisfacer las necesidades básicas. Lo que Toledo no dice de manera clara es si será para todos los profesores o solo para quienes pertenezcan a la Nueva Ley de Carrera Pública Magisterial exclusivamente. Si fuese para todos obviamente que estaría tentado a votar por él.

Le creeremos entonces a García que el aumento de 50 soles para los que ganan solo ese monto mínimo es por efectos del “crecimiento de la economía” y que es expresión de su vocación social “de izquierda” con los que menos tienen y que los empresarios y básicamente los microempresarios están felices y contentos de esa medida y que no reducirán personal o que no traficarán más con la inestabilidad laboral o temporalidad en el empleo sino que están redistribuyendo las ganancias del “crecimiento económico”.

No somos adivinos como para aseverar que en el caso de salir electa presidenta Keiko Fujimori ella proseguirá con la misma política de su padre pues se reproducirán similares situaciones del conflicto interno de los 80 estándose potenciándose también el Partido Comunista del Perú que no considera plazos cortos ni medianos sino que son parte de un contexto de la Nueva Historia del Perú y que no desaparecerán solo por deseos y represión ni con la captura o muerte de sus máximos líderes.

Castañeda es lo mismo de García y Keiko. Humala y Toledo están a ese nivel, son casi lo mismo excepto las variantes microeconómicas que como Toledo ya insinúa realizar. Mercedes Araoz no es más que una experiencia política del escenario electoral peruano tal y como lo fue Lay a la alcaldía de Lima. Su renuncia es muy probable.
Todo demuestra que la tan voceada y 'poderosa' "Economía Social de Mercado" en los claustros universitarios de mis épocas de estudiante por parte de los docentes de entonces, aún se contradicen totalmente con la realidad neoliberal actual (un pajaso o masturbación con la caída de la ex URSS y del muro de Berlín), una elucubración conceptual ajena a la realidad global del capital y de la sociedad peruana que ni el APRA ha podido manejar en lo más mínimo (quizá García siga el ejemplo actual de Toledo para el 2016 para engatuzar a la población como ya están acostumbrados). las consecuencias las iremos viendo con más amplitud con el transcurso de los años.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

“POPULISMOS” Y PENDEJADAS

El baño de populismo es hoy necesario para engatusar a los pobres peruanos que tienen que aguantar a toda sarta de mierdas que surgen por allí dizque para “gobernarlos”, "apoyarlos" en sus luchas.

García Pérez con fines politiquero-populacheros y electorales ha propuesto personalmente el aumento en 50 soles el salario mínimo vital (aduciendo que hay una burocracia que la dificulta en su discusión y aprobación; obviamente, su propio gobierno y el chongreso han puesto las trabas legales neoliberales para que aquello se dé). El cara de chihuaco asustado de Aldo Mariátegui ha seguido con el corillo al ir más lejos proponiendo que sean 300 soles puesto que la economía del país ha crecido sostenidamente (dizque recogió la opinión de “entendidos” en la materia). “Populismo” pendenciero y pendejada politiquera.

Ni qué decir del presidente del Poder Judicial (después de García) Villa Stein que se las daba de inteligente candidatito popular presidenciable y hoy “manda” a la mierda a quienes lo aplaudieron entre los trabajadores del Poder Judicial hoy en huelga. Fue a rogarle a García y simplemente lo mandaron por el ojete pues fue a hablar cojudeces en el contexto neoliberal y con las mismas habló a los trabajadores. ¿Dónde le quedó lo de “estadista”?, pisó tierra el pájaro.

Las posturas “populistas” de cualesquier orientación o tendencia política están hoy de moda coyunturalmente para engañar a más de un incauto e ingenuo que cree simplistamente en las palabras de todos aquellos que alzan su “voz de protesta”. Ya los conocemos así como que están elegidos en el contexto neoliberal y cualesquier otra opinión es simplemente caer en saco roto, hablar huevadas como Villa Stein.

Mercedes Araoz argumenta no haber participado en lo del Baguaso, nadie lo afirma en esos términos. El hecho es haber seguido dentro del gabinete ministerial entre quienes estaban los responsables políticos gubernamentales de los sangrientos sucesos y no haber dicho nada por ser precisamente parte del modelo neoliberal y de las decisiones tomadas (téngase en cuenta que no hay ningún responsable por estas muertes). Decir que ella era ministra de Comercio exterior es afirmar lo mismo que García cuando dice que no tenía ninguna responsabilidad en la masacre del Frontón y que Mantilla se volvió loco así porque sí contra los prisioneros de allí.

Denominarse Hayista sin serlo ni saberlo es pura pendejada. Lo justificará diciendo: Haya tenía dos ojos, yo también; haya tomaba agua, yo también; Haya quería a Alan, yo también; Haya se preocupaba por los pobres, yo también (firmó el TLC neoliberal), etc. Tomar citas textuales son el sustento ideológico hayista de Mercedes. Ideal hubiera sido para ella haber propuesto el aumento del mínimo vital cuando era ministra de Economía, ¿no?; en ese momento no iba con la política neoliberal que ella implementaba y hoy simplemente es una populachada para tenderle la cama electoral.

Y en los gobiernos regionales ¿cómo van las cosas?

TREN MACHO Y SUS VAGONES, PARO DE 24 HORAS 11-11-10

Hay discrepancias en cuanto al apoyo o no del paro de 24 horas convocado por el Frente de Defensa de Huancavelica.

Estamos frente a la problemática de siempre, eso pasó en cuanto al paro convocado en contra de la contaminación en Huachocolpa, Caudalosa Chica, atribuido a sectores ligados con los nacionalistas humalistas por entonces. El resultado es que tal como van las cosas el Gobierno Central y el Gobierno Regional reabrirán las operaciones en esta mina utilizando a los trabajadores y sus necesidades laborales como excusa central y las leyes y entes ministeriales y técnicos para “garantizar” la descontaminación y compromisos de evitarlos. Obviamente los compromisos son como el perfume para los incautos.

El contexto se corresponde dentro de la política del Gobierno Central neoliberal de deshacerse de la administración del tren macho.

Los convocantes del paro parecieran ser las personas más idóneas que no lo parecen por los antecedentes y pretensiones que tienen en términos políticos según dirigentes gremiales del Sutep-Hvca.

Algo es concreto, la inevitable manipulación política de esta necesidad básica de transporte del pueblo es hoy tratar de aglutinar este clamor para bajo el argumento del “todos” político empujar este tren de defensa de los intereses de Huancavelica. Mañana nos veremos las caras todas las tendencias políticas con o sin conocimiento de causa y consecuencias.

Muchos de los que hoy se ponen adelante a jalar el tren con toda seguridad se darán la vuelta a medio camino cuando las políticas de administración vayan cuajando y tomando forma dentro del contexto de la política neoliberal que busca deshacerse de toda o cualesquier entidad o empresa estatal como es el caso del tren macho. Fuera de este contexto cualesquier medida es banal; los “compromisos” de mañana solo son retórica pues más adelante nos veremos nuevamente las caras y unos seguiremos en la misma orilla de las luchas del proletariado pobre y los que hoy mediáticamente lo están luego estarán con toda seguridad en la otra blandiendo sus fusiles, bombas lacrimógenas y cachiporras contra quienes hoy ven oportuno exigir al Gobierno Central no se deshaga de un medio tan imprescindible para la población Huancavelicana.

Dirigentes del Sutep no se equivocan en decir que pasarlo al control del Gobierno Regional no garantiza su óptimo funcionamiento. Sabemos que la corrupción a calado muy hondo inclusive en quienes mañana mediáticamente se movilizarán contra la concesión del tren. Muchos no tienen bandera. Mañana estarán con el pueblo de Huancavelica coyunturalmente y después contra ella argumentando razones político-técnicas diversas y lógicas. Como diría García Pérez, mañana se juntan todas las sangres, pero no para estar revueltos.

Un oficio llegó hoy miércoles 10 de noviembre a nuestra institución educativa (que el sábado o domingo fue víctima de un robo de enseres diversos de la dirección y de un televisor de 24 pulgadas donado por el ministerio de educación, ya denunciado a la policía). Razones diversas hay para apoyar este paro menos las no oportunas del Sutep (argumentan que tarde les llegó la invitación como para ponernos al tanto). Personalmente (seguramente para más de uno) dada la presión económica sobre mis bolsillos, acatar el paro significará 1 kilo más de carne y una papa más para la magra dieta de mi familia que ya es más; que los futuros gobernantes regionales tendrán en cuenta esto seguramente.

La tarea es mucho más grande que la que mañana se pondrá en evidencia durante el paro, va más allá del tren macho. Ahora se piensa en reabrir Caudalosa Chica que de seguro sucederá, mañana por otras vías se hará con la concesión del tren macho, inevitablemente.

domingo, 7 de noviembre de 2010

LA IGLESIA NEOLIBERAL

A propósito de lo acontecido con un sacerdote sorprendido teniendo relaciones sexuales con una empleada de limpieza, nos rodea la pregunta de qué es lo que come, qué toma para tener ese jale irresistible con las féminas, de cuánto mide y cómo lo hace durar el asunto.

Lamentablemente la mentira se ha convertido en un referente no solo institucional (comenzando con el presidente mitómano de García Pérez) que ha traspasado los límites de lo mundano. Pero lo más repudiable para el cotarro católico y presuntamente cristiano es que suceda en sus fueros como es el caso de este sacerdote cacherito pone cuernos.

Los peruanos solemos juzgar pendejísticamente dependiendo de quién se trate el infractor moral. Si fuera un pro senderista los peruanos estarían ya a punto de liquidarlo a pedradas.

La Iglesia peruana en el contexto del modelo neoliberal no escapa de sus influencias. La autoridad administrativa que les confiere sus cargos es instrumentado para manipular la estabilidad laboral a su antojo bajo el precepto de en base a la inestabilidad laboral o trabajo temporal en régimen de contratos dar o brindar una oportunidad a otras personas en el mismo puesto de trabajo. Este es el caso de esta trabajadora de limpieza que tal y como parece lo actuado hizo lo que hizo con el aval de su esposo y con la permisividad de un pervertido con cara y ojos angelicales fingiendo de intermediario entre Jesucristo y los hombres.

Este individuo está descalificado para hacer de portavoz de la fe cristiana (aunque puede serlo de esta Iglesia que regenta Juan Luis Cipriani el sembrador de micrófonos en la embajada japonesa ocupada por ingenuos del MRTA). En mi condición de materialista dialéctico científico puedo otorgarme licencias pendejísticas respecto del Dios de los animales humanos, en este caso del Jesucristo.

Su “pecado” no está en haberse culeado a esta pobre mujer (“la cabecita nomás padre”) ni menos que pueda ser el padre potencial del hijo que aquesta espera. Vano esfuerzo suyo por hacerse la víctima de una extorsión monetaria.

Este tipo es un estafador de la fe católica, peor, cristiana. El apoyo que le brindan las devotas de Cristo en aquella Iglesia Chongueril neoliberal es vergonzoso (una visión neoliberal peor que la mía respecto de la santidad de Jesús de quien se presume haya tenido a Magdalena como mujer). Cualquier justificación es una ofensa al concepto mismo del Cristo, mucho menos insinuar, tildar o tratar de denigrar a esta pobre mujer como la fuente del “pecado”. Muchas instituciones de la fe católica pretenden deshacerse de su personal nombrado bajo atribuciones que asumen en el contexto del modelo neoliberal peruano en ciernes promovido por los gobiernos de turno, en este caso por el APRA.

Dentro de su cabeza conviven dos sacerdotes, dos estructuras mentales-moleculares en conflicto (otros dirían que hay una neurosis), conflicto entre la conciencia moral y la conciencia inmoral de su pensamiento bioquímico-conceptual, que lo convierten en un farsante y en un pobre individuo que puede potencialmente desarrollar un tumor cerebral a similitud del presidente de Paraguay Fernando Lugo a consecuencia de ello (la recordada Martha Chávez ex radical universitaria de izquierda y luego líder defensora del delincuente Fujimori es otro ejemplo, ex congresista a quien le extirparon un tumor cerebral).

En este caso, la discusión no debe ser si se debe ser fiel o no al celibato, o si se deben casar o no. Los medios de comunicación también caen en una interpretación pendejística arrecha respecto de las poses sexuales del sacerdote mostradas como evidencia de su aventura sexual. En este país lo politiquero también a invadido los fueros de la Iglesia; “roba poquito, no importa, pero que haga buenas obras”, “no importa que tenga un hijo, lo importante es su trabajo por el país” (en alusión a voces del pueblo aprista respecto a García).

Dejarle continuar en funciones religiosas o vinculadas de cualquier manera (directa o indirectamente) a los ámbitos de la Iglesia peruana equivale a reconocer que empezando desde el Cardenal de este país las cosas caminan tras bambalinas, tras los muros no de los lamentos de palestina, sino de los gemidos de la plaza de armas de Lima y alrededores.

Lo ideal para Fernando Lugo habría sido abandonar definitivamente cualquier vínculo mental con la religión para eliminar o neutralizar una neurosis bioquímico-conceptual en su cerebro. El no haberlo hecho (¡terrible!, ¡que no lo puede ni lo podrá hacer pues sería dejar de ser él mismo!) ha provocado el linfoma o tumor cerebral que ha desarrollado a instancias de su neurosis bioquímico-conceptual. El hecho de reconocer sus aventuras de incongruencia mental-actitudinal no lo liberarán de su problema cerebral tal y como algunos psicólogos o psicoanalistas podrían sugerir.

Algunos de mis hermanos, de adolescente me hablaron alguna vez en tono de chanza y chiste de una pose sexual: la pose del sacerdote o del monje, la clásica del varón encima de la mujer. En este contexto, recordando aquello, hoy me parece un chiste sangrón pero nada pendejístico.

¿QUÉ ES SER APARENTEMENTE EL ÚNICO COJUDO EN EL CONTEXTO DE LA CONTAMINACIÓN?

En un reciente Congreso sobre el Ambiente realizado en la ciudad de Huancavelica en el auditorio principal de la Universidad de Huancavelica bajo los auspicios de la DREH algunos ponentes mencionaron que el problema de la contaminación es básicamente de actitudes. Y sí que lo es.

La clásica de los panelistas es mostrar fotografías de lo más cercano a la incongruencia humana como son los escenarios inmediatos a la población huancavelicana. No siendo huancavelicano pero un poblador más, de todas maneras uno siente cierta incomodidad ante la observancia del río emblemático, el río ichu (que está ichu una cuchinada).

La actitud de la que se habla es propia a cada individuo incluyéndome hasta cierto punto. Pero, ¿por qué esa actitud? Quien conoce algo de la psicología manifiesta del poblador peruano, sus actitudes en general devienen básicamente de la estructura mental diseñada por aquestos con la determinación del entorno y seguidamente por la satisfacción de sus necesidades.

La desigualdad de clases sociales, la inconsistencia de las oportunidades que ofrece el sistema, provocan en las personas desde temprana edad actitudes que se condicen con su modo de vida. No hace mucho que vimos en la tv el caso de un niño que rayó un carro y el dueño simplemente lo molió literalmente a golpes a riesgo de casi provocarle un daño ocular definitivo o que bien pudo haber sido la muerte como hoy está de moda.

Lo que pasa es que a razón de lo mencionado, los pobres de siempre y los circunstanciales de nuestro país no ven ni sienten como suyo el suelo sobre el que pisan (ni qué decir de los gobernantes que la rematan a los capitalistas por ejemplo chilenos como efecto de una suerte de despersonalización a la que nos someten ya no directamente por racismos peruanos sino por neoliberalismos y globalización no solo económica sino mental).

No sienten como suyo los jardines, las calles, las casas, por último ni a las personas (el amor al prójimo se desdice con las pugnas político partidarias) pues son expresión de la propiedad que en nuestro país tiene un carácter privado. Hasta las playas ya comienzan a tener “dueños” y las mantienen limpias en razón de la “propiedad” de los mismos.

De niño veía los jardines de las casas vecinas de mi ciudad natal y la hermosura de sus flores inspiraban una cierta envidia en mí que me inducían como bárbaro y desesperado romano a robarlas para trasplantarlas en mi jardín. La hora no importaba, el toque de queda ni el estado de emergencia ni mucho menos si eran las del parque de la plaza de armas del País de Jauja. Algunas sobrevivían pero otras (la mayoría) fenecían en el intento. Las aventuras de un ladronzuelo de flores que por suerte no se encontró con el dueño del taxiflor.

La casi totalidad de profesores del magisterio les hablamos a los niños sobre la importancia de no ensuciar sin embargo somos los primeros en no hacerlo. Por ejemplo: en razón de que nos han enseñado a mantener el cuerpo y las ropas limpias, cuando comemos un chupete, la envoltura o el palito lo tiramos donde mejor nos parezca. Lo mismo sucede con cualquier cosa que comamos en la calle, en las escuelas, en la playa, en la combi, en el transporte interurbano, etc. deshaciéndonos con cierto facilismo muy familiar aunque después nos cataloguen de cochinos e irresponsables. ¡Qué importa, a los peruanos nos llega al pinch... todo lo que no nos beneficia o lo que nos digan!

Uno ha visto, ve, cómo docentes arrojan desperdicios por las ventanas de los carros en razón de “no ensuciar” el móvil. No ensucian el carro ajeno pero si el ambiente. Total, nadie reclamará. Luego se quejan frente a sus alumnos tildándolos de cochinos, asquerosos, irresponsables y les dan sermones, charlas (infructuosas) de limpieza y responsabilidad ambiental.

¿Alguien utiliza ropas con bolsillos para la basura que producen?, ¿para llevarlas hasta sus casas y no tirarlas en cualesquier lugar? Si bien yo tenía el mismo hábito peruano del que hacemos mención, ahora llevo la basura (mi basura) a casa, en los bolsillos, en la mochila, en cualesquier medio. Lamentablemente, los buses ni cualquier medio de transporte poseen bolsas o recipientes dentro ni al lado de los asientos donde se pueda poner los desperdicios. Por ello es más fácil abrir la ventana y tirar la basura con el carro en marcha porque, ¿me llega al pincho la naturaleza de este país?

La solución no está en colocar más tachos de basura ni por el tipo de material, seleccionando. Tampoco está en actuar pinochetistamente ni sacando “leyes” chongresales similares a las que han salido para las infracciones de tránsito por parte de los peatones. Aquí en Huancavelica, los ladrones fingiendo de “chatarreros” se han robado los recipientes de basura, ¿por qué será? Hay problemas estructurales que resolver en una región donde prima la pobreza extrema y (para ilustrar la problemática), patéticamente, existen ¡posturas racistas!, ¡increíble! ¡Se toman la licencia de cholearse entre ellos! Por si acaso, no me molesta que me digan cholo pues es mi chapa de cariño al interior de mi familia. Pensar que con un poco de dinero muchos gringos se creen “superiores”, los mestizos se vuelven blancos a lo Michael Jackson, los apristas se convierten en “reaccionarios” de medio pelo, hasta las llamas se creen pitucas y escupen con estilo; ¿será la razón para tirar mi palito de chupete en la calle o casi en la cara de mi “enemigo”?, ¿quizá mi condón usado?, ¿cuál es la diferencia de escupir por escupir y por emergencia?, ¿me iré con la roba maridos?, ¿me quitarán mi casa en un juicio por alimentos?, ¿qué es actitud de contaminación?, ¿QUÉ MIERDA SIGNIFICA CAMBIO DE ACTITUD? Lo mismo nos vienen diciendo los representantes de la DREH y UGEL con lo de “cambiar” en el nuevo ‘paradigma’ de la educación (las ONG también repiten como loros este argumento pendejístico) y en el contexto de la Carrera Pública Magisterial.

Quizá el siguiente cambio personal revolucionario en mí sea cuando comience a recoger altruistamente la basura o los desperdicios que los demás arrojan a la calle. ¿Un cojudo?, o ¿un cojudo con retos? No lo sé, alguien puede estar pensando que terminaré trabajando como contratado recogedor municipal de basura, trabajo es trabajo, pero no me refiero a eso.
Antes de comenzar por resolver los problemas de la contaminación ambiental debemos empezar por resolver los problemas de la CONTAMINACIÓN MENTAL del hombre peruano.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

REVOLUCIONARIOS: ¿DE QUÉ WEBADA SE HABLA?

Más de 60 años de brega aprista, desaparecidos, encarcelados, muertos, perseguidos, ¿para qué?
Bajo el disfraz de una presunta “izquierda”, de una presunción de “independientes”, de una presunción falsa de “centro” el APRA y la derecha promueven a una candidata que pretende impresionar a los sectores de izquierda, centro izquierda y centro independientes y a los apristas “revolucionarios” mismos.

Luego de venir aplicando una política reaccionaria de la ultraderecha y de lacayos del imperialismo neoliberal intenta continuar con la misma política recurriendo a las fuerzas anteriormente mencionadas.

Según los apristas de toda laya, “ya salvaron a García, al APRA y a su legado histórico” (dizque “se salieron con la suya”), “ya limpiaron su denigrante imagen de fracaso provocada en el periodo 1985 – 1990”, ahora sí están en condiciones de: ¿de qué?, ¿de ser “revolucionarios”?, ¿de hablar del hayismo y de Haya?, ¿esto es el APRA?, ¿tanto show histórico farsante llena de mentiras?

Si en algún momento de nuestra vida sentimos cierta curiosidad (más que admiración) por Haya de La Torre más que por los apristas, hoy vemos que más por ignorancia, oportunismo e indefinición política y social (razón por la cual el APRA sobrevivirá en el tiempo y en el espacio, en razón a que todo individuo pasa durante su vida por un periodo de transición, de inmadurez) que por otras cosas es que experimentamos esa sensación.

Estamos hoy frente a la Nueva Historia del APRA, es decir, según parece, la misma vieja historia que con Mercedes Araoz más que ganar la presidencia busca permitir el ingreso galopante de la mayor cantidad de apristas al Congreso como afirman sin equivocarse algunos congresistas en razón a que el escenario político actual ya es otro, no es el mismo que el del 2006.

Eclécticos de la política, ahora más pragmáticos en los hechos que “revolucionarios” en el floro, García le ha dado al APRA un nuevo rol político ideológico funcional muy importante dentro del contexto del sistema neoliberal y de la globalización del capital. La farsa del “revolucionario aprista” terminó (incluyendo al MRTA). Ha nacido el Nuevo APRA, como dicen en la Casa del Pueblo aprista: “el APRA se renueva”, ¿renueva?, ¿quieren decir que siempre fueron así de corruptos y reaccionarios pero lo ocultaron con la careta de “revolucionarios”?

Ahora tan solo por no desaparecer del escenario político (del que ya no son imprescindibles como antaño se gimoteó pues otros partidos o partiduchos inclusive podrían hacer mejor el papel que hacen los apristas) forman alianzas en el contexto como diría Mulder de una “izquierda democrática”. No existen las izquierdas antidemocráticas más que solo en el imaginario neoliberal.

La expresión política organizada de los indecisos y ambiguos mestizos peruanos que niega la lucha de clases se ha encontrado una vez más en la encrucijada de la Definición Histórica de nuestro país que anda en busca de una identidad nacional (lo iniciaron las épocas que engendraron coyunturalmente a Haya y luego a José Carlos Mariátegui). El revolucionario García en ese sentido la está implementando; en cierto modo está contribuyendo a definir la identidad nacional y a eliminar la mentalidad de chongo estructurada en la racionalidad de los peruanos legado (social-políticamente) por el imperialismo intervencionista español y por sus aliados de entonces.

Una definición necesaria e inevitable por los diversos factores y actores que concurren en nuestro país y en el mundo.

lunes, 1 de noviembre de 2010

INTERPRETACIONES ANTOJADIZAS DE LA CORRUPCIÓN

La DRE Huancavelica acaba de publicar este año un Documento de Trabajo titulado “Lineamientos de Política Para Diversificar el Currículum a Nivel Nacional” MINEDU – GOBIERNO REGIONAL – DREH (con Resolución del Gobierno Regional). Dentro del ítem 3.4 Problemas Sociales, 3.4.1 Corrupción, dice:

“En nuestra región las acusas de la presencia de la corrupción, se debe principalmente a dos fenómenos: la secuela del conflicto armado y la pobreza” (página 46). Si bien citan a un ente de investigación como PROETICA ellos la toman como suyo lo que no deja de ser pasible de comentarios.

“La secuela del conflicto armado”. Una interpretación muy ligera puede llevarnos inmediatamente a asociar con que la corrupción es por causa o culpa del conflicto armado desarrollado por Sendero Luminoso, o peor, de que Sendero Luminoso es el culpable de esta corrupción.

Debemos entonces asumir que se refieren a la corrupción que va desde 1980 hasta nuestros días y que las de años antes sí eran las propias del sistema. Que la corrupción durante el gobierno de Belaunde, García, Fujimori, la de Toledo y nuevamente la del corrupto García se deben a las consecuencias del accionar político-militar de Sendero Luminoso en nuestro país.

Esta afirmación más pareciera ser una confesión sincera de un ente o individuo corrupto, que convive o es proclive con la corrupción. Un argumento propio de la criollada, una seria mentira institucional.

Puede alguien imaginar que si algún alumno de primaria o de secundaria preguntase: ¿cuál es la causa de la corrupción en nuestro país? Y le respondamos:

· El culpable de la corrupción en el Gobierno Regional de Huancavelica es Sendero Luminoso.
· Que Federico Salas Guevara Schütz (saliente presidente del Gobierno Regional de Huancavelica) fue corrupto por culpa de Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en la DREH es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción Fujjimontesinista y aprista es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en el Poder judicial es Sendero Luminoso.
· El culpable de la corrupción en el SUTEP es Sendero Luminoso.
· Es decir: el culpable de la corrupción en todo el país y el resto del mundo, la humanidad entera, es Sendero Luminoso.

¿Por qué no son tan explícitos en este tema y en sus afirmaciones?

Para ellos la corrupción dejó ya de ser estructural del sistema (aunque afirman la relatividad en estas afirmaciones), que tiene sus antecedentes socio-histórico-racionales y que a consecuencia de ello no solo emergió Sendero Luminoso (en su lucha contra la corrupción y a muerte) sino toda la izquierda radical y principalmente el Partido Comunista fundado por José Carlos Mariátegui.

Una pregunta surge en este contexto: ¿Qué hubiese pasado si no hubiera aparecido en 1980 Sendero Luminoso ni el MRTA?, ¿significaría que la corrupción no hubiera existido?, ¿eso nos quieren decir con la palabra “secuela”? “Sin Sendero Luminoso hubiéramos estado libre de la corrupción”, esto es increíble.

Si asumimos que fuera yo un Senderista y que apoyó de uno u otro modo el accionar subversivo o el conflicto armado, ¿significa que soy uno de los responsables de la corrupción en este país? Si no es así, entonces ¿qué nos quieren decir con esta afirmación?

Debemos entender que a consecuencia del conflicto armado en nuestro país, que aún continua, el sistema capitalista peruano y sus defensores han incurrido en las diversas formas de corrupción con fines diversos: uno, para aprovecharse de las situaciones generadas con el “conflicto”, y dos, que en sí es meramente un mecanismo de defensa funcional del sistema capitalista, un efecto natural-inevitable de la acción de Sendero Luminoso pero que no es la causa sino que solo es un potenciador indirecto de la corrupción, que la ha exacerbado indirectamente, eso es lo que nos quieren decir.

La corrupción le es inherente al sistema capitalista peruano y a su racionalidad mental en el contexto del modelo neoliberal y del libre mercado, sino solo basta con mirar los casos de corrupción de este ya casi saliente gobierno aprista que no las ejerció por causa del conflicto armado interno que aún persiste, sino tan solo por su esencia arribista corrupta aprista que también ha querido beneficiarse con las ventajas que ofrece la globalización del capital.

Quizá también nos quieren decir que durante el conflicto armado en vez de combatir la corrupción desde 1980 hasta hoy solo lo han permitido negligentemente y con ello le han dado argumentos válidos para potenciar el accionar de Sendero Luminoso en nuestro país y esa es "la causa" de la corrupción.