martes, 22 de febrero de 2011

CUANDO LA "DEMOCRACIA" INICIA LA OFENSIVA DE SU DEFENSA

Por estos días a Fernando Rospigliosi le abriga un temor a que por sus actos y/o declaraciones pasadas y las de hoy afecten la campaña electoral de Alejandro Toledo de quien dice no tener vínculos de ninguna índole (y se dicen convenientemente peleados, contrariamente a lo que afirma Humala) pero que se contradice en razón de haber ejercido una férrea y oportuna defensa de Toledo frente a los ataques durante el gobierno de García Pérez (que se puede verificar en los registros de la prensa escrita y de la televisión).
Rospigliosi miente cuando dice verdades que parecen verdades cualquier varón que se considera de izquierda le escupiría en la cara al clon de Martha Chávez que no será ya admitido en un posible gobierno de Perú Posible y tendrá que seguir ofreciendo sus servicios a través de USAID al gobierno de Obama para ganarse los porotos de cada día que al comerlas le hace ver “democracia”.
Sobre su gestión como ministro del interior quedan cosas no muy claras y que deberán de aclararse algún día y no precisamente por la vía de wikileaks ni de la embajada norteamericana que se quiere autoespiar sus “culpas” para cerrar todo un ciclo de manejos e intrigas irregulares delincuenciales en el contexto del anterior modelo unipolar imperialista norteamericano y comenzar a construir otra más pública y permisible en el contexto de la globalización de la “democracia” de Rospigliosi.
El caso más investigado con total indiferencia y sin informes exhaustivos a la población en general es el que se refiere al atentado con coche bomba a un centro comercial en Lima con muertos incluidos durante el gobierno de Toledo en el inicio del éxtasis del “terrorismo alqaedista” mercenario pro capitalista y ramplón después de la campaña internacional intervencionista de EEUU coincidente con las causas que generaron la crisis global actual (del que ya se ha escrito mucho ya en diferentes medios alternativos). No se informó de los antecedentes ni vinculaciones directas e indirectas de los “presuntos” autores del atentado que podamos constatar o verificar, solo presentaciones genéricas que no permiten ir más allá de identidades que no sabemos si realmente son las que consignó en ese entonces el ministerio del interior.
Lo vimos ayer en el programa televisivo de Prensa Libre con su sonrisa de pituco arrebatado ser puesto en tela de juicio inclusive como posible “izquierdista caviar”. Su actitud refleja una sorpresa de descubrimiento aun en su rostro pero que ha optado por enfrentar sin negar nada de lo que se difunde en wikileaks. No es censurable su “sugerencia” formulada a la embajada norteamericana que según dice él fue a “título personal” y no como parte de coordinaciones con Toledo para anular a Humala (vía la embajada) lo cual es muy ingenuo y para un auditorio de cojudos e idiotas como son la mayoría de peruanos.
No es casual que wikileaks difunda información solo de 2006 para adelante en un afán de cubrir al candidato favorito de la embajada norteamericana en contraposición (aparente) de Alan García y su candidato Luis Castañeda Lossio que está alegre hasta la pezuña con sus mentiras y su sebo de culebra. No en vano el peruano promedio está acostumbrado a las mentiras y le gusta, más si tiene un efecto eyaculatorio u orgásmico sobre sus oídos.
Lo censurable no es si Rospigliosi es un agentón asolapado de la CIA y si “espía” o no para los EEUU tal y cómo se enjuició absurdamente a Vicky Peláez y luego se la expulsó del paraíso de la “democracia” con “canje” incluido en una pataleta politiquera obamista del orgullo yanqui herido que hoy con organismos de fachada de defensa de los DDHH entre otros financia algunas de las revueltas en el medio oriente y el África para pescar a rio revuelto aplicando algún tipo de tácticas de “guerra” de guerrillas urbanas utilizando a las masas abandonadas moral y económicamente dirigidas convenientemente en el contexto de la crisis global generado por el propio sistema capitalista (esto se vino preparando desde hace muchos años atrás cuando las tropas militares norteamericanas sufrieron un bloqueo político-militar para seguir avanzando hasta el objetivo de la China Popular comunista-capitalista). Recursos invertidos para seguir implementando el intervensionismo en el objetivo de reconstruir la estructura mental del ex modelo unipolar norteamericano y promotor de “democracias” como la de la de Rospigliosi que se siente orgulloso en sus palabras.
El asunto central es ver cómo bajo el pretexto de la globalización del capital se socaba la “soberanía nacional” que el gobierno de Alan García ha demostrado impunemente bajo el manto de la “democracia” de Rospigliosi la lameduría de culo al imperialismo yanqui en todas sus decisiones internacionales de diversa índole a sabiendas que su presencia en el país (ni el 2016) ya no es factible por las consecuencias que se derivarán de las decisiones tomadas durante su gobierno.
El gobierno libio de Gadafi defiende hoy su “democracia” como lo harían los que defienden la “democracia” de Rospigliosi, una cuestión de perspectivas.
Una cosa es segura, que los EEUU ya no volverán a reconstruir el modelo unipolar que predominó el siglo XX pasado, que la promoción de guerras civiles ante su fracaso mediático de utilizar el pretexto de la lucha “contra terrorista” se ha convertido en un medio circunstancial apropiado (con las que alternarán) para seguir teniendo vigencia en la INJERENCIA ECONÓMICA, POLÍTICA Y MILITAR en los diversos estados del mundo.
Si Rospigliosi no es un lacayo o sirviente del imperialismo principalmente norteamericano, entonces que nos diga qué cosa es aunque sea con sus “verdades” que parecen verdaderas. Como consultor externo de la embajada (dice que no figura en planillas de la embajada) por ejemplo en la lucha contra el narcotráfico, ¿no está mal Rospigliosi no? No será la primera vez que oigamos “estos verdes me cuestan mi trabajo”, “envidiosos”, “estoy en mi derecho ¿no?” típicos de los defensores de Vladimiro Montesinos en su decadencia.
Rospigliosi es pues uno de los de la izquierda peruana financiada por la embajada norteamericana como tantos otros que abundan por aquí como en el país del puto ex obispo presidente Fernando Lugo.
La embajada norteamericana en nuestro país (para no generalizar) funciona algo así como una suerte de Padrinos Mágicos a la que van todos los que quieren avanzar o escalar políticamente en los sucesivos gobiernos, que actúa como una suerte de ente selectivo que dice, ejecuta y “sugiere” (como Rospigliosi) de modos directos e indirectos, encubiertos o no, quién o quienes avanzan y quién o quienes no gracias a tantos peruanos dispuestos a consagrarse en cuerpo y alma por la “democracia” de Rospigliosi.
Por lo que hasta ahora se ha mostrado se puede deducir que la embajada norteamericana es selectivo en cuanto a temas de narcotráfico con su política de doble filo y manipuladora para tener poder en el país y ejercerla discretamente, sino veamos el tipo de gobernantes que han apoyado empezando con Fujimori, con Toledo y ahora con Alan García incluyendo a sus recuas en el poder judicial (ente otros entes “novedad”). Una intromisión que va desde aspectos religiosos costumbristas mundanos hasta la vida personal de cada ciudadano que emerge al escenario político que ni Humala escapa a este censo político.
A muchos les costaría aceptar que Humala haya virado, cambiado en su radicalismo por anuencias a la embajada y no por acomodarse convenientemente al escenario político nacional por cuenta propia y principalmente por pedido de sus bases. Una agachada de cabeza ante quienes uno puede ser peruano o “chileno” en razón de sus conveniencias. No en vano se le cataloga como mentiroso en razón de haber observado la asistencia de políticos de diversas tiendas políticas y dando a entender que él no lo hacía (se sabe que al menos una vez al año asistía). Creo que la razón de fondo no recae sobre si fue voluntariamente o invitado como dice haberlo sido, sino, su grado de compromiso y sujeción o no a los pedidos de “democracia” de la embajada norteamericana tal y como los tuvo Fujimori, luego Toledo y hoy Alan García Pérez.
Se critica la intromisión de otros países incluso del orbe “socialista” pero se acepta la norteamericana por razones de afinidad o por lo que sea y parece que ésta es una de las razones encubiertas de la difusión de los wikileaks (después de esto los norteamericanos serán más aparentemente “santos” que son tentados por los “demonios” de los andes peruanos en este caso).
Recordemos que en el paroxismo del control de la política nacional principalmente del gobierno corrupto de Fujimori Fujimori, la embajada norteamericana ha demostrado una versatilidad para el diálogo y probablemente para el pacto (abierto o encubierto) incluso con miembros de Sendero Luminoso (visitantes o invitados de quienes no se hace diferencia para este caso) de quienes sus identidades aun se desconoce y dudamos que los wikileaks los divulguen. ¿Fueron a delatar a sus camaradas o a interponer sus “buenos oficios” buscando emular al mercenario de Osama Ben Laden de cuyos muchos miembros tácticamente se han convertido en revoltosos en el medio oriente? La “democracia” de Rospigliosi también sabe defenderse para sobrevivir.
Con la “venia” de la embajada norteamericana, gracias, … y cuando hipotéticamente salga en wikileaks algo sobre mí diré convincentemente que “solo es chismografía”, es decir, que el embajador es un chismoso, que la CIA, que el autor de esta nota también, que es un espía de algún país comunista del eje “del mal” a los intereses norteamericanos o quizá espía de los extraterrestres.