miércoles, 9 de marzo de 2011

KEYKO FUJIMORI Y CÉSAR SAN MARTÍN EL CONFESOR

Es un poco chistosa la actitud del jefe del Poder Jodicial. Me refiero a su actitud de confesor de candidatos presidenciales como lo vimos con Keyko el día de ayer.

Pareciera que su perorata con Keyko ha dado ciertos resultados en ella que en su conferencia de prensa decía: “voy a dejar de lado las cosas del corazón, buju, buju, y ahora usaré las de la razón” buju, buju. ¡FUERZA JUVENTUD!

El odio que siente por Vladimiro Montesinos lo quiere extrapolar ante la población en general, mostrando la imagen como que es una “enemiga” a muerte de la “corrupción” patéticamente “solo Montesinista”.

Debiera entender Keyko que Montesinos hoy no es el representante de la corrupción en nuestro país. La corrupción es la que habita en sus correligionarios candidatos a congresistas involucrados en narcotráfico, en su acción decidida de su bancada y de apoyo a las decisiones pro corruptoras en el congreso, en su padre condenado a prisión. Mal haría en mencionar la subvención de sus estudios en EEUU con dineros del estado puesto que ella no ha cometido ningún delito (ni económico ni moral) más sí sus apis Alberto y Vladi a quien debería agradecer por haber hecho los depósitos en su cuenta por órdenes de su api. De ser un delito deberíamos empezar a condenar a todos los hijos de papá de nuestro país cuyos estudios son financiados con dineros de la corrupción, del narcotráfico.

Es muy infantil su actitud al condenar solo a Montesinos acusándolo de haber pervertido a su papi. ¡Pobrecito el japonés peruano!, ¡tan blanco su potito, pulcro como la lengua de San Pedro y de Cipriani el del Opus Dei ese, ingenuo como del Castillo y del pitufo tontín, inocente ratita que solo comía maíz en la agraria al lado de los trabajadores y pop corn en palacio de gobierno! ¡Desgraciado el maldito de Montesinos por haber podrido al pobrecito de su papi desgraciándoles la vida a sus hijos también!, buju, buju, ¡tanto daño, tanto dolor!

Creemos que como parte de la juventud de nuestro país tiene el derecho a “cambiar”, a madurar, a enfocar mejor las cosas y mejor aún si lo hace desde su posición de presidenta del Perú sin tener que esperar a que un estúpido confesor moral y legal se lo tenga que decir. Lo creemos difícil para quien piensa como los demás que Sendero o el MRTA son los culpables de la corrupción en nuestro país. ¡Semejante yuca heredada de su padre!

MEDIO ORIENTE

La “revolución” egipcia es el mejor indicador de lo que sucederá con los “revolucionarios” de los demás países en conflicto. Los trabajadores luego de la revolución egipcia ya deben de tener el poder directo y no estar esperando a que algunos “escogidos” (como Gadafi) concreticen esta “revolución”, ya deben haberse cambiado las estructuras sociales, políticas, económicas, religiosas y militares de los egipcios como para llamarla “revolución”, o al menos los pobres ya deben de estar participando en las decisiones de poder, etc.

Aquí en Latinoamérica las protestas por reformas son aplacadas con fuego y sangre sin que por ello involucre la protección de la OTAN ni de los comunistas chinos por que las protestas son contra la “democracia” y el modelo neoliberal. Tenemos frescos el moqueguaso, el baguaso, entre otros catalogados como actos “terroristas” entre otros por venir.

Bombardeos a las FARC de Colombia no son pues delitos sino victorias de la “democracia” regentada por los EEUU que junto a la OTAN hoy corre presurosa a socorrer a los revoltosos opositores a Gadafi y brindarles tribuna libre para hacer "manifiestos" ridículos.

Qué envidia deben tener los refugiados senderistas y emerretistas en Europa que por hacer propaganda contra el sistema capitalista tuvieron que escapar del Perú y más por ser considerados como “terroristas” y no como “revolucionarios” por la prensa que hoy denomina “revolucionarios”, “rebeldes” a los opositores libios en armas. Son cosas del Orinoco…?