jueves, 10 de marzo de 2011

LAS REVOLUCIONES DE LA CIA

Las palabras del presidente francés Sarcozi caen como anillo al dedo a los “revolucionarios” de la oposición de derecha Libia en contra de la otra oposición que sostiene a Gadhafi.

Al margen del sentimentalismo que demuestra Sarcozi por quienes simpatiza debemos poner en evidencia una situación elemental que deriva del fracaso mediático de la instrumentación del terrorismo mercenario de Al Qaeda para tirarse abajo al hoy ridículo “países del eje del mal” como parte de una política preventiva intervencionista para refundar el glorioso pasado del apogeo del capitalismo del siglo XX hoy en crisis en el nuevo contexto global.

No vamos a plantear el contexto interno norteamericano de los cuales su población cautiva y castrada mentalmente por su condición de potencia militar mundial difiere dramáticamente de la mentalidad que hoy direcciona a la oposición revoltosa a la otra oposición afín a Gadhafi.

Debemos reconocer que el plan ejecutado por el ex presidente norteamericano George Walker Bush fue planificada, no a la ligera ni en el momento según vinieran las circunstancias, siguió un proceso muy minucioso (creo yo potenciado desde 1995 aproximadamente) que involucró todas las áreas del quehacer humano y principalmente el relacionado con la naturaleza del pensamiento humano. Casi nada estuvo suelto.

El plan de ejecutar encubiertamente “revoluciones” civiles pacíficas tal y como sucedió en Egipto manipulando soterradamente (tal y como lo hicieron y hacen a través de sus mercenarios pro capitalistas de Al Qaeda quienes manipulan a por ejemplo los suicidas que creen que Alá los esperará en su “cielo” con 80 rukitas calatitas para él solito) a sectores amplios de la población que, considerando con toda razón sus descontentos y necesidades insatisfechas, ingenuamente cual carneros creen que conseguirán resultados concretos con la implementación de la “democracia” al estilo occidental. Un engaña muchachos que es bien manipulado por quienes en determinado momento se habrán estado frotando las manos para dirigir esa “democracia” al estilo USA o al estilo como le gustaría a Sarcozi que hoy siente herido en lo profundo de su corazoncito como para querer alcanzarles la mano a los libios revoltosos con la posibilidad de fusiles y todo.

En concreto. En un contexto geopolítico dinamizado por la crisis global del capitalismo, por ahora el petróleo es el recurso energético puesto en cuestión con estas “revoluciones” mediáticas de la CIA, luego seguirán progresivamente otros recursos a nivel global y al final será el aspecto humano con todas sus características. El resurgimiento o resurrección del Fuhrer Hitler con anuencia del Mozzad israelí y la CIA no será una novedad. Sarcozi está demasiado lejos de ser lo que aparentemente quiere dar a entender.

Bueno, nos cruzaremos de brazos por el derecho a la revolución de los opositores libios así como lo haríamos con la revolución de las FARC, y esto no es la cuestión central. Muamar Al Gadhafi debería cruzarse de brazos también y salir corriendo como gallina en honor a la “democracia” occidental y así darles el gusto a quienes aun trafican con la “libertad” (hoy la bandera de lucha para los opositores libios en armas) y la democracia en su afán de sobrevivir de la nostalgia del pasado glorioso del capitalismo del siglo XX, ya fenecido.

La propuesta actual de dejar que los libios resuelvan sus propios problemas debería aplicarse también a Colombia como a cualquier país del globo en situaciones similares. Parece una solución mediática pero refleja la real problemática en ciernes donde parece que nadie tendrá la razón, una situación generada principalmente por el sistema capitalista global y su intolerancia e intransigencia a promover cambios drásticos en sí misma pero sí solo en los demás.
ELECCIONES PERÚ: GUERRAS "SUCIAS"
los candidatos de la oposición al gobierno y aliados se están quejando de "guerras sucias". Recordando las sabias palabras del ex jefe del Grupo Colina Santiago Martin Rivas: "las guerras no son sucias, simplemente son guerras".
Dado el contexto de la crisis global, lo que hoy vislumbramos en el escenario político electoral no es más que fiel reflejo de ello. La diferencia es que no hay concretizado todavía una real oposición que ponga en riesgo la estabilidad de esta "democracia" (por la que hoy luchan los revoltosos del medio oriente). El continuismo está asegurado, algo que se quebrará no solo en el 2016 sino ya desde el próximo gobierno, sea quien sea elejido.
Ningún candidato debería quejarse inútilmente en una ridícula pelea circense (por la aceptación de la gente que las encuestas catalogan de idiotas sin ideologías que supuestamente cambian de parecer de la noche a la mañana, peruanos estúpidos que no saben pensar y que deciden su voto al momento de votar, es decir, ciudadanos imbéciles) entre mentirosos ("la plata llega sola y el trago también") y mentirosas farsantes, falsos mudos encubiertos de machos, peruanísimos borrachos, "arrepentidos" revolucionarios de las fuerzas armadas, presuntos "revolucionarios", etc.