martes, 8 de marzo de 2011

VLADIMIRO montesinos AHORA ¿PEÓN DE QUIÉN?

La suerte de todo preso con condena ya está echada y solo le queda intentar buscar cualesquier puertas para poder salir. Este es hoy el caso de Vladimiro Montesinos Torres tal y como lo fue en su momento la de Abimael Guzmán y los Acuerdos de Paz a través de las cartas famosas.

Si bien en el inicio de la campaña electoral pretendió hacer un juego de pared con Keyko al intentar esta presentarse como la lideresa que rompió los hilos con la corruptela montesinista, todo hace ver que no contaba con el factor candidato García. No precisamente para perpetuar la “revolución” de Haya de la Torre sino a una razón principal. El temor a ser procesado, perseguido y encarcelado como a cualquiera de los que hoy están presos por delitos incluso menores a los cometidos por Alan García Pérez.

García ha encontrado en Castañeda Lossio a su caballito de batalla y de impunidad. Este se encargará de ser la tapadera de la promiscuidad política y de la corrupción promovida durante este actual gobierno. Impunidad compañero.

Más difícil le resulta hasta hoy manipular o someter a Keyko con quien no encuentra todavía puntos en común. Todavía le resulta difícil negociar con una mujer cuestiones de corrupción.

Y no precisamente por que Keyko esté demostrando ser la adalid en la lucha contra la corrupción. Nada que ver. Al contrario. La defensa de personas directa e indirectamente involucradas en narcotráfico nos da un breve bosquejo de su comportamiento potencial si llegara a ser presidenta de este país.

La denuncia de Vladimiro Montesinos contra Keyko es un poco difícil de digerir. La que motivó las causales de la denuncia de Vladimiro es Keyko, ojo. Ella ha promovido una respuesta “impropia” de quien inicialmente intentó jugar en pared con Keyko. El favor que le hace Vladimiro Montesinos a Alan García Pérez y comitiva para lograr colocar a su mudo pendejo en palacio pareciera contar con la “anuencia” de Keyko. ¿A cuenta de qué?, ¿traición a sus bases? No es casual que García quiera “promover un referéndum” para ver si se indulta o no al delincuente de Alberto Fujimori Fujimori y así lograr que Keyko le chupe la teta. Si fuera el caso, también debería convocarse a referéndum el indulto a Abimael Guzmán Reinoso.

Solo cabe la posibilidad de que en el transcurso de la campaña final el gobierno vía cualesquier medio o personas (incluyendo a Vladimiro) saque chanchullos de Keyko (todavía no frustrados como lo fue los de Humala) y que ésta está en sobre aviso como para seguir actuando en la creencia ingenua de que la población aceptará su mediática pelea, divorcio o antagonismo con el montesinismo. Su sometimiento no declarado a García lo iremos viendo a medida que se acerque el final de la campaña electoral.

Las encuestadoras juegan papel similar, están operando como putas en plena guerra por definir el curso que deberán tener los resultados electorales. Dicen por allí que las putas son necesarias en la sociedad.

Las alianzas de la segunda vuelta ya están definidas desde hace mucho tiempo. Castañeda, Keyko, PPK y demás por un lado; Toledo, Humala, el de Fuerza Social y demás por el otro.