lunes, 2 de mayo de 2011

LA “MUERTE” DE OSAMA BEN LADEN EN CUARENTA MINUTOS

Era inevitable su muerte (si es que creemos que el varón que dicen tener es el mismísimo Osama y no un farsante cubriendo a este terrorista con el aval de los especialistas norteamericanos que sería creíble si yo personalmente dirigiera el reconocimiento incluso genético de su presunto cadáver).
La decisión de Obama me parece muy precipitada, es decir, debió procurar capturarlo vivo y luego someterlo a un juicio a través del Tribunal Internacional de la Haya (y no de la corte de justicia norteamericana, que dicho sea de paso acaba de proteger aún más al terrorista cubano Posada Carriles exiliado en Miami que tiene en su haber la voladura de un avión cubano de Fidel con todos sus tripulantes civiles, del que no creemos tenga ningún vinculo familiar con el ex canciller aprista y actual congresista que pidió la zona de exclusión aérea en Libia) para contrastar los hechos y las presuntas decisiones de este hijo de perra o hijo de puta mercenario pro-capitalista de Al Qaeda que más que “destruir” boconamente al imperio del mal norteamericano del que decía combatir, le dio (y le sigue dando) la posibilidad de abrirse espacios geopolíticos intervencionistas para intentar reconstruir el sistema unipolar de dominio y evitar así la emergencia-consolidación del conflictivo sistema multipolar en configuración en el escenario global actual.
Barack Obama hablaba anoche de consolidar la unidad nacional en los Estados Unidos de Norteamérica. Eso está lejos de suceder pues la muerte probable de Osama no cambia nada de lo que hasta hoy se ha logrado de este fracasado plan intervencionista instrumentando, administrando el terrorismo mercenario pro-capitalista de los agentes mercenarios terroristas pro-capitalistas de Al Qaeda.
Este es el triste final para quienes se prestan y se ofrecen (pagados o no) a servir mercenariamente al sistema capitalista principalmente norteamericano y ven en ella una posibilidad de concretizar ideales personalistas, intereses mediocres tal y como viene sucediendo en Libia con los “rebeldes” que en caso de configurar un estado con territorio propio terminarán por constituir un “estado” mafioso matándose indiscriminadamente entre ellos y sometiendo terroristamente a la población que terminará por exigir un individuo igual al que hoy pretenden eliminar, o sea, a Muhanmar Al Kadafi pero con la fachada de estado “democrático” reconocido por la ONU, la OTAN y demás comparsa interesada desde casi ya una década en ello.
Más que felices por la muerte de esta estafadora rata mercenaria pro-capitalista, estamos “preocupados” por el destino de las manipuladas masas Talibanes que sostuvieron a esta rata en su creencia que podían ingenuamente enfrentarse a una potencia como Estados Unidos, pero creemos que solo ellos promoverán un viraje estructural desde sus bases si es que logran tener la capacidad mental suficiente (al margen de la simple capacidad política y militar) para reconocerlo y no persistir en seguir haciéndole el juego a los defensores y promotores del remodelado sistema capitalista global multipolar.
En contradicción a las cínicas palabras de Obama, en New York todavía no se ha hecho justicia para las víctimas del 11S ni mucho menos para las víctimas de Irak que no tuvieron nada que ver con esta rata y su alquilado Al Qaeda como tanto ladró el perro de Bush para justificar con mentiras este genocidio y latrocinio negociazo del petróleo; como si se tratara de borrar de un plumazo esta historia monstruosa y terrorista engendrada para hacer sobrevivir estados caducos actuales como lo fueron en su tiempo la incompetente y corrupta ex URSS.
La Crisis Global ya ha configurado un nuevo escenario mundial, lo sabemos, que no sufrirán ya drásticas situaciones como las vividas después del 11S. En este escenario Osama era más que inútil, contraproducente, que probablemente podríamos haberlo vislumbrado dentro de algunos días pero que solo lo han demorado tratando de que no sucedan cambios para seguir utilizando a estas mercenarias huestes árabes que presuntamente dirigió Osama Ben Laden y no las huestes de la CIA y del Mozzad israelí.
La versiones más decantadas y refinadas de estas políticas de manipulación de masas (luego del frenazo que significó el muro de Irak para las tropas intervencionistas y de sus aliados, hoy en repliegue) las podemos ver hoy en las actuales “revoluciones democráticas” del medio oriente a las que, entre otros, Hernando de Soto como asesor del IDL haya contribuido en dar forma (entre otras organizaciones no gubernamentales financiadas por la CIA) y hoy viene a asesorar a Keyko Fujimori para defender y darle un nuevo impulso al “eficiente”, hasta el paradójico “responsable” gobierno de García, sistema neoliberal que tanto esfuerzo les costó construir en nuestro país a costa del chantaje del terrorismo de Sendero Luminoso de entonces principalmente. De Soto debe estar también alegre, supongo, con la muerte de esta rata mercenaria pro-capitalista.
En caso de que éste sea realmente el que se dice, la muerte de Osama Ben Laden y las circunstancias en el que murió son insignificantes (si se tratara de emular la captura de Abimael Guzmán y su simulacro de juicio, es trágica pues se pierde información muy valiosa para todo el mundo), irrelevante, no cambia nada pues fue un proyecto que si bien nació con un perverso potencial grandísimo y monstruoso, éste terminó por ser diluido por las contradicciones engendradas dentro del contexto del propio sistema capitalista global.
Creemos que el mensaje de Barack Obama frente a esta situación descrita anteriormente es casi claro y que denota un reconocimiento tácito del fracaso de la política intervencionista norteamericana iniciada con el petrolero millonario de George Walker Bush luego del 11S gracias al diligente aporte terrorista del hijo de petroleros, Osama Ben Laden.
Para nosotros los comunistas también el mensaje es bastante claro y nos dice que el trabajo que nos espera para abrirle los ojos (por otros medios, especialmente a aquellos ingenuos que se alegraron hasta el paroxismo con los atentados a las Torres Gemelas de New York el 11 de setiembre del 2001) será más fuerte puesto que si bien el plan fracasó y el “líder” de Al Qaeda a muerto no significa que sus demonios de Talizbania se vayan a sus casas a dormir y en esta crisis global no hagan nada y se rasquen la panza vacía alegremente como lo hacen los gringos preocupados hasta la esquizofrenia por mantener su pancita llena como siempre.
¡Quién dice que Obama no hace nada!, si pretende ahora mostrarse como al adalid democrático que derrotó al terrorismo global como émulo del peruano japonés Alberto Kenya Fujimori Fujimori y explotar políticamente esta situación como si fuésemos tan huevones como para chuparnos el dedo como así lo harán los pobladores norteamericanos cómplices inevitables de esta comparsa politiquera para unirse alegre y bullangueramente a la defensa de su país en expresión de su nacionalismo neo-emergente por causa de la crisis globalizada y del fracaso del sistema unipolar que ellos construyeron el pasado siglo XX. Suerte con la nueva agenda míster Barack, le hará muchísima falta.
Digo suerte por todo lo que les sale por pretender utilizar al terrorismo para poder sobrevivir engañando, mintiendo, chantajeando a la población y así mantenerla cautiva a través de la amenaza permanente al putrefacto sistema capitalista. Más que alegrarnos, deberíamos preocuparnos puesto que la crisis global va a sacudir los cimientos de las diversas potencias principalmente la norteamericana y que no nos extrañe que probables atentados permanentes se sucedan en territorio norteamericano así como en Europa bajo el argumento de la venganza por la supuesta muerte de este excremento humano llamado Osama Ben Laden. Preocúpense por que el verdadero monstruo gringo no sea liberado dentro de sus pobres y miserables cabezas puesto que a nosotros los comunistas no nos asusta ya, no nos puede sorprender o impresionar dos veces por igual.
Míster Obama, la farsa negra, ¿por qué mejor no saca de sus inteligentes gavetas del Pentágono a algún que otro marciano o extraterrestre que nos quiera conquistar? Le aseguro que allí sí nos ponemos a su servicio ¡sin dudas ni murmuraciones!, fabríquenlo de tal modo que tenga bonito color, consistencia, que no se diluya con la gravedad, varias cabezas, muchos brazos, muchas piernas, muchos penes vaginas, que asuste y se reproduzca a través de su ingestión oral o solo con mirarlo. Ya parece esto una copia burda de la inteligencia yanqui pero en relación a los productos transgénicos a los que Alan García Pérez quiere abrirles alegremente las puertas (la “venganza” por la destrucción de su partido le sonaría muy bien al líder mucho más si le salen dos cabezas feroces con dientes puntiagudos y botando babas, más de las que ya tiene y muestra a través de la televisión); y al respecto el Partido Comunista del Perú debería hacer pública su posición respecto a ello y tomar las medidas políticas y necesarias para deslindar responsabilidades frente a la contaminación transgénica diga lo que se diga con o sin fundamento científico (algunas regiones ya han manifestado su rechazo a los productos transgénicos) como para que alegre, negociable, rentable, capital y cacherilmente nos digan qué es lo que tenemos que comer o qué es lo que no tenemos que comer solo porque así le daremos funcionalidad al sistema que los engendros del sistema capitalista pretenden sostener a toda costa.
Ahora, hasta a Wikileaks se le pretende inmiscuir en este asunto del terrorismo mediático cuando a través de ésta se argumenta que en algún lugar del mundo hay alguna bomba nuclear a punto de explotar y que de ocurrir provocaría el mismo efecto político del estruendoso atentado con coche bomba sobre Tarata en Lima, es decir, la manipulación conveniente y mediática de una indignación a través de la prensa global. Lo habíamos dicho: hay una necesidad interna dentro de los Estados Unidos y en algunos de sus aliados (como Francia) de reconstituir su desacreditada estructura política, social, militar y económica incluso la de inteligencia y defenderla así de los potenciales embates del competitivo multipolarismo, de los nacionalismos remozados y principalmente de un regenerado comunismo global en ciernes.
Quizá sonaría “prudente” pedir que la China popular entre otros regímenes orientales deberían ejercer participación activa en la lucha exclusivamente contra el terrorismo mercenario de Al Qaeda que se desplaza a escala global jalando con soga del cuello al mastín rabioso norteamericano, pero es pedir peras al olmo puesto que estos se benefician de modo análogo con el terrorismo de exportación del que los norteamericanos hoy celebran “alegremente” de sus “resultados” para quienes lamentablemente les espera en el largo plazo la disolución geopolítica territorial de los Estados Unidos de Norteamérica. Como bien reza el dicho: “no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”.


TRANSGÉNICOS Y SEGURIDAD NACIONAL


Bonito pareció el inicio de la política neoliberal durante el gobierno de Alberto Fujimori y que se empeñaron con todo ahínco a enseñar en los claustros universitarios adjunto a la perorata de que el comunismo ya feneció (lean a Francis Fukuyama al respecto y sus diarreas lingüísticas), luego continuaría con reticencias el gobierno de Toledo y consolidaría el gobierno reaccionario aprista de Alan García Pérez en cuanto se refiere a la reducción del presupuesto principalmente en el sector educación.
Con ello, las universidades quedaron expuestas a ser solo cajón de resonancia de las investigaciones extranjeras conducentes a fortalecer y desarrollar el exclusivo modelo unipolar norteamericano, en decadencia. Hoy, carecen estas universidades de medios de investigación de alto nivel como por ejemplo, en la prevención para el cuidado de nuestro material genético agrícola ante posibles ataques terroristas mercenarios (sin importar si lo llegara a informar wikileaks) pro-capitalistas de Al Qaeda. Ni qué decir del sector salud en donde últimamente se detectaron moscas y larvas en los medicamentos importados en lo que podría ser el aviso del inicio de la necesidad de la monopolización del comercio de medicamentos en nuestro país en contradicción a lo que los sucesivos gobiernos de turno vinieron implementando hasta hoy.
A esto viene Hernando de Soto por encargo de la embajada norteamericana (provecho con los dólares pelao), a acomodar y suavizar los efectos de un modelo neoliberal mercenario y pernicioso ( en el nuevo contexto de crisis global) a la seguridad nacional que muy alegremente pretende continuar keyko Fujimori como muchos tildan de querer seguir un capitalismo popular, demagógico por supuesto, una metida de dedo al poto para poder salir del paso y conservar así los “logros” de su padre de los que se jacta orgullosamente. No le queda más que ofrecer el oro y el moro en esta segunda vuelta electoral que obviamente ya tiene un matiz ideológico aunque salgan “reputados” analistas formales del sistema (como los que pulularon durante el apogeo terrorista mercenario pro-capitalista de Al Qaeda y promotores de segundilla del intervencionismo norteamericano) a decir lo contrario o a negarlo para descalificar a los analistas informales de presunta mala, de incierta o no reconocida “reputación” (acreditados les dicen a los formales).
El show orgásmico de juego de ajedrez por entretener a los peruanos ya comenzó, por un lado el ex “hijo de puta” de Mario Vargas Llosa (ese calificativo no es mío por si acaso) y por el otro su majestad Hernando de Soto, con respeto vuestra mercé, obviamente ya sabemos quien pretende ser el “ganador”.