domingo, 22 de mayo de 2011

“PARTIDO” FUERZA 2011

Durante la primera y segunda campaña electoral llevada a cabo por la candidata de Fuerza 2011 (la hija del delincuente Alberto Fujimori Fujimori) denota la ausencia de una organicidad política en términos de un partido muy bien organizado o como para denominarlo como tal. Está repitiendo la misma tendencia que tuvo su padre durante el año 1990 cuando su movimiento político fue empoderado convenientemente por seguridad del estado, específicamente vía Vladimiro Lenin Montesinos Torres quien sería el verdadero conductor y líder de este movimiento político mal llamado partido político.


Es alrededor de su persona que se estructura todo un andamiaje político e ideológico del que Alberto Fujimori fue solo la careta, la fachada, la representatividad formal y que hoy con su hija pretenderá constituirse en el “Vladimiro”, en la columna vertebral del probable gobierno de su hija. Terrible si tomamos en cuenta la experiencia de éste individuo.


Las constantes metidas de pata de parte de sus congresistas por terminar sus funciones y de los recientemente elegidos así como las de sus voceros nos dan una muestra de lo que estoy afirmando que pues contradicen una presunta madurez endilgada por muchos a esta candidata quien se ha pasado rectificando y corrigiendo permanentemente los errores de cada uno estos individuos así como los suyos propios. Cada quien habla lo que quiere y como quiere dentro de este movimiento político Fuerza 2011 demostrando que los objetivos que se esbozan en su plan “único” (como el que en el año 1990 planteó su padre, es decir, pura cháchara y mentiras baratas de un plan de gobierno que el 92 se tiraron al tacho de basura) no guardan correspondencia con los que integran este movimiento político (lo que se piensa es diferente a lo que se manifiesta). Humala tiene un cierto parecido en esto que pretende corregir aparentemente buscando un consenso de diversas fuerzas políticas que al hacerlas antes de ser gobierno le puede resultar contraproducente (la sinceridad presunta no vende y a la gente le suena a cinismo contrariamente a lo que Keyko vende) y que es utilizado por su contrincante de pillerías para defenestrarlo con un toque femenino (no me refiero al toque de Rey Rey).


En base a esto ya podemos predecir lo que nos espera su probable gobierno. No es de extrañarnos en razón de eso que hasta García haya planteado su predisposición a ser un ministro en el gobierno de Keyko Fujimori y planteándola también para el caso de que gane Ollanta Humala (a quien defenestró el 2006 e intentó bloquear con el video divulgado a destiempo de los vínculos de los cocaleros con Sendero Luminoso en el Huallaga dado la necesidad de cubrir la descarada corruptela de su ministro aprista huancaíno) solo para tapar o cubrir las apariencias de este ofrecimiento directo y de definición política a favor de Keyko tal y como lo hizo con el padre de la candidata en 1990 (Humala en base a esto aseveró que García se había puesto la camiseta de Keyko a lo que García respondió diciendo que estaba nervioso por la campaña y Keyko a decir que estaba nervioso por las encuestas), expresiones de los aparentes múltiples filos del APRA. Solo esperamos que García no se fugue del país antes de que lo persigan o siquiera lo intenten pensarlo en caso de ganar Humala de quien son ya manifiestas sus actitudes y falencias que en el caso de Keyko pretende cubrirlas a toda costa con una falsa seguridad, expresiones muy bien pensadas, sonrisas a flor de labios y una campaña electoral llevada “con alegría”. Solo esperamos que en caso de perder estas elecciones no se le salgan los ojos de la ira o se le reviente el hígado por dentro. ¡Cuidado con ese corazón!


¡Fuerza Keyko!