sábado, 7 de mayo de 2011

PROVOCACIÓN Y TOLERANCIA “ELECTORAL”

Me quería referir al suceso del sur del Perú donde al futuro congresista en ejercicio e hijo del delincuente preso Alberto Fujimori Fujimori fue agredido con huevos y piedras por personas y por razones aun no esclarecidos, su hermana la candidata Keyko deploró estas actitudes y las calificó de falta de tolerancia.


Dicho sea de paso, en la ciudad de Huancavelica y alrededores, “agentes” de "inteligencia" "operativos" de Alberto Fujimori Fujimori realizan pintas con pintura espray negra provocando a candidatos y a personajes a través de palabras insultantes para algunos y groseras para otras. Habría que preguntarse si esto no es provocación y falta de tolerancia. Tildan al candidato al congreso Monterola por Huancavelica de tránsfuga por todos conocido, al presidente de Venezuela Hugo Chávez de “concha…”.


No estaría de más que la candidata presidencial Keyko hiciera una aclaración sobre estos personajes quijotescos por ahora que deambulan por las calles de la ciudad y del campo provocándole contradicciones a sus palabras y a su postura de falsa víctima.


Advertimos a tales personajes salidos probablemente de los desagües de la DINOES que las puertas de las instituciones educativas están limpiecitas con dineros de mantenimiento y no se les ocurra ensuciarlas pegando stikercitos ridículos a la usanza aprista de Del Zoncillo y de ese hoy congresista que casi se muere en un accidente de tránsito.


ALCALDESA DE LIMA


Los recientes ataques verbales de Castañeda a la alcaldesa de Lima proceden de (no diré un varón) un individuo que se resiste a creer que ha fracasado electoralmente y emplea términos por demás ajenos a la postura y a la altura de un candidato presidencial.


Lo habíamos dicho, la señora no es de izquierda comunista radical, no se sabe de qué tipo de izquierda radical es como para en su momento electoral haberla tildado de “radical”.


Si está molesto porque los rótulos de inauguración de obras las están retirando, en hora buena, no debería de colocarse placas de ningún tipo salvo la que podría decir “el pueblo lo hizo”. En mi institución educativa las obras de tres aulas nuevas ya no cuentan con placas en razón a que los mismos niños las consideran de curiosidad inoportunas.


Decir que el burdel rosa lo ponga en frente de la casa de la alcaldesa raya con una puta moral como la de peruanos puteriles de este país. Se equivoca la señora si cree que esa propuesta es “congruente” con la realidad, cierto que sí si hacemos un análisis frío y sin emociones, aquella que prospera diariamente bajo la miopía y la impotencia estructural del sistema entre ellos alcaldes como lo fue en su momento Castañeda, así como sacerdotes cardenales, monjas, “autoridades”, militares, policías y de aquellos que superviven con una doble conducta moral y racional en su diario vivir.


Castañeda debió decir que la prostitución es un problema estructural del sistema o de lo que fuera similar, que la señora solo pretende maquillarla y corregirla a la altura de la mentalidad de los liberales europeos, etc. Para un pobre diablo como yo podrían ser oportunas estas palabras como la de insinuar que su hija trabaje en aquel burdel mucho peor si yo estuviera habituado a convivir con esas personas y relaciones y me hiciera de la vista gorda por que “así es el sistema” y luego solo por la conveniencia biliar diga pestes de la prostitución y todo aquello que gire alrededor de ella. “En Cuba también hay prostitución”, ¡qué alegría!, luego le vendría el derrame biliar a Castañeda que motivaría su hospitalización. Por favor, ¡que la alcaldesa se vaya a su casa para que Castañeda siga gobernando pues a Lucho aún le sobreviven las ínfulas de ALCALDE y lo que él hizo es lo que se debe seguir haciendo! Debería patentar Castañeda esa modalidad de trabajo para que los demás paguen por utilizarla, buen negocio sería para él, ¡todo un modelo de alcalde digno de figurar en la historia del Perú! Pensar que cuando a mí se me ocurrió la burrada mediática y simplista de solucionar un problema como la de construir escaleras en los cerros de Ate Vitarte por lástima a los desposeídos, a los tres meses de mi idea me enteré que Castañeda ya las estaba inaugurando en otros lugares. Ahora pensaré en construir casas subterráneas para cuando los cerros estén todos ocupados (parece broma despectiva pero esa será la tendencia en el futuro tal y como viene ya planificándose en los EEUU).


García Pérez no es la persona más oportuna como para “defender” a la señora alcaldesa al decir que 100 días no bastan para juzgar su gestión, él habla por su boca analítica como siempre, sus palabras de mitómano nunca son sinceras, aluden a su sentido común politiquero pues mide también las consecuencias de la bajeza de los argumentos de los demás y principalmente la de los suyos, es decir, la de su rehén ex candidato de Solidaridad Nacional que considera a la alcaldesa la culpable de su fracaso electoral presidencial y no a sus propias burradas, burro con el pipilí de pájaro. Realmente a García le gustaría meterle el pájaro a la alcaldesa (al pájaro de Castañeda al municipio, de golpe, por supuesto). Como diría García: ¡Pobrecita!, ¡eso no se le hace a una dama!, ¡muérdanla perros de mierda! (Castañeda y alcalde de San Juan de Lurigancho, entre otros), ¡eso, eso, arránquenle los labios menores de un mordisco!, ¡eso no es digno de unos varones!; “gracias a Juan Pablo II Osama Ben Laden está muerto”, ¡milagro!


¡Ya señora, póngase las pilas! Ud. ya debió haber construido o inaugurado un aeropuerto para el trasbordador espacial, carriles magnéticos para las futuras naves eléctricas, cabinas de tele transportación, es decir, también ya debería haber cosechado todo lo grandioso que le han dejado gestiones anteriores especialmente las de Lucho Castañeda que de tanto joderlo de “mudo” ahora ya no se quiere callar. ¡En el dolor!, ¡hermanos!