sábado, 18 de junio de 2011

DE "REVOLUCIONES" "DEMOCRÁTICAS" Y PELEAS DE GALLOS ¿O DE PERROS?

Haciendo una relectura de los hechos de Egipto podemos deducir y concluir que Mubarak fue el perfecto chivo expiatorio del imperialismo tomándolo a la fuerza contra todo acuerdo o compromiso previamente asumido entre éste individuo con el imperio yanqui tal y como venía sucediendo en su abierto apoyo al bloque EEUU-UE-Israel. Ello en razón a la supremacía de las necesidades e intereses del imperialismo intervencionista por reordenar sus áreas de influencia (Freytas se refiere al proyecto de "remodelación del medio oriente") e intentar con aquellas donde no las tiene como en el caso libio con Gadafi. Cuba ya está demasiado lejos a esto.

Lo que manifiesta James Petras ilustra muy bien la direccionalidad de estas revueltas (no revoluciones) o protestas callejeras de los descontentos con el sistema o gobierno de turno según sea éste el caso (no tienen necesariamente relevancia electoral o mayoría en el caso de un proceso electoral). Según él: "Como consecuencia de las particularidades sociales de los Estados rentistas, los levantamientos no adoptan la forma de luchas de clase entre asalariados y capitalistas industriales. Afloran como revueltas políticas masivas contra el Estado oligarca. Los movimientos sociales callejeros manifiestan su capacidad de deslegitimar la autoridad del Estado, paralizar la economía y pueden desembocar en el derrocamiento de los autócratas que gobiernan. Lo propio de los movimientos de masas callejeros es ocupar las calles con relativa facilidad, pero también dispersarse cuando los símbolos de la opresión han sido desalojados. Los movimientos callejeros carecen de la organización y el liderazgo para proyectar, y menos aún imponer, un nuevo orden político o social. Su poder reside en la capacidad de presionar a las élites e instituciones existentes, no de sustituir al Estado y la economía. De ahí la asombrosa facilidad con la que el ejército egipcio respaldado por los EEUU, Israel y la UE ha logrado tomar el poder y proteger al Estado rentista en su conjunto y a la estructura económica al tiempo que mantenía sus lazos con sus mentores imperiales. (En: Raíces de las revueltas árabes, eldiariointernacional.com, 05-04-2011)".

A estas protestas se aúnan todo tipo de descontentos solo con propósitos politiqueros y en algunos casos políticos con poca trascendencia.


CASO DE HUANCAVELICA: Lo que está sucediendo en Huancavelica asumiremos que es una forma de ensayo que no está prosperando por que las universidades en cuestión no se corresponden necesariamente en la práctica con los intereses y necesidades de la población más aún dada la política neoliberal gubernamental de desfinanciarlas presupuestalmente y la de privatizarlas. Los intereses politiqueros están pues destinados a disolverse, la de los que perdieron en las últimas elecciones regionales y municipales que piden la revocatoria del presidente regional quien no es el responsable directo de este conflicto y la de los congresistas que aprobaron la creación irresponsable de otra universidad sin tener el dinero o presupuesto para solventarlas así como la de politiqueros gubernamentales ligados al partido de gobierno aprista en quistados en diferentes instituciones incluyendo a las universidades públicas y privadas.

El liderazgo del frente de defensa de Huancavelica está en tela de juicio de opinión a mi modo de ver. Uno de sus líderes se manifestó en su momento contra la privatización del tren macho pero dijo que sí estaba con la ley marco de la descentralización que involucra lo mismo generando contradicción entre lo que se dice y lo que se pretende hacer. Alguno postuló a la alcaldía municipal sin éxitos ni respaldo poblacional pasando casi desapercibido en la creencia ingenua de que desde determinado cargo político podría resolver los problemas de índole estructural. En fin, están convergiendo una serie de frustraciones que se pretenden capitalizar poniendo y exponiendo a la población inútilmente empezando desde los que promovieron la creación de una universidad sin el respaldo económico para el mismo. Se está jugando, manipulando y traficando politiqueramente con las expectativas de la población estudiantil huancavelicana en general que ya parecen loquitos tirándoles piedras a cualesquiera que parezca no tener "consciencia" de la problemática mediática.

La persona menos indicada para resolver este absurdo dilema se Alan García Pérez en el contexto de su defensa del modelo neoliberal (he de suponer que el alcalde de Huancavelica poco o nada debe haber conseguido en Lima). No hay liderazgo definido ni propósitos de chocar frontalmente con el gobierno aprista, la causa principal de este avatar huancavelicano que tenemos que seguir cargando hasta julio como rémora.

La salida es anular cualquier norma, decreto o ley de creación de esta universidad de Tayacaja y redefinirla o reformularla en la búsqueda de la generación u otorgamiento de su propio presupuesto tal y como podría suceder con cualesquier otra universidad que se quiera crear en cualquier parte del territorio nacional.

Pareciera que el congreso está ultimamente legislando vengativa y apresuradamente de manera consciente o inconsciente (por ganarse el pan) y producir leyes casi diarreicamente a "favor" de los intereses de la población. Eso de no permitir que se nos descuente las bonificaciones de fiestas patrias y de navidad (hasta 2014) tiene un carácter tendencioso pero pendenciero (para muchos sería "ideal" no descontarnos nada o ningún rubro para que automáticamente "suba" nuestra capacidad adquisitiva) cuando debería proponerse y ejecutarse el aumento de sueldos alos diferentes sectores dela nación en un nuevo contexto donde el modelo neoliberal está siendo cuestionado radicalmente a escala global (ni qué decir de la burla de los "salvatajes" de los países ricos a Grecia y Portugal) y demuestra ser ya un fracaso total.

Monseñor Garatea está proponiendo algo coherente aunque tardío y a todas luces oportunista o simplemente mediático, es decir, ya no se puede legislar al estilo tradicional tal y como sucedió con más profundidad con García y gobiernos anteriores, al margen de la opinión de la población involucrada. El conflicto huancavelicano tiene este matiz.

García ya no quiere pecar de ingenuo, ha aprendido por la experiencia a ser precavido aunque sea por gusto (le importa mucho lo que la historia diga de él y lo que menos quiere es ser responsable de algo, de cualquier cosa) no reconocerá este punto de quiebre pues sabe muy bien de las consecuencias que se producirán por efectos de la crisis global y de la implementación sin dudas ni murmuraciones de la política neoliberal en nuestro país que se supone le haya "sugerido" en sus términos a Humala en su reunión en el antro de gobierno. García el regalado ("a caballo regalado no se le mira el diente").