sábado, 20 de agosto de 2011

EL ADALID DE LA EXTIRPACIÓN DEL ANALFABETISMO

Para quien se embarque en la lucha por lograr erradicar el analfabetismo y figurar como el adalid, el “men”, lo máximo de la historia del Perú, debería de tener en cuenta muchas cosas básicamente en cuanto a información como se dice en el terreno.
Voy a hacer mención solo los que me competen dentro de la institución educativa donde laboro. El dato corresponde a los padres de familia (papá y mamá) de cada niño que en total son 33 educandos este año 2011. Similares valores los encontré en los grados superiores desde segundo hasta sexto grado del nivel primario en los años pasados.
En este primer grado de los padres varones el 89,7% sabe leer y escribir (10,3% no sabe), de las mujeres el 21,9% sabe leer y escribir (el 78,1% no sabe). Dado que el peso de la manutención familiar, en un lugar de predominio de la extrema pobreza, radica en el trabajo masculino se priorizan en los hogares las oportunidades educativas respecto de este género. Una relación casi inversa entre varones y mujeres. Si extrapolásemos esta situación a los más de 340 alumnos del nivel primario de la institución educativa correspondientes a sus padres podemos tener una idea general del mismo solo en esta institución en el Centro Poblado de Castillapata, Yauli, Huancavelica.
Muchos de los que aprendieron relativamente a leer y escribir durante la primaria (en muchos casos de las mujeres con secundaria completa e incompleta) se olvidaron con los años por diferentes razones.
Cierto, hay mucho por hacer en este aspecto educativo que creerse y hacer creer a los demás que uno será el gestor de la erradicación del analfabetismo en nuestro país suena a mentira piadosa o politiquera.