lunes, 22 de agosto de 2011

MERCENARIOS “REBELDES” EN SU SALSA-ROCK

Los “rebeldes” libios correctamente denominados mercenarios del imperialismo de la OTAN están dándose un baño de “triunfo borrachoso” adelantado como si el hecho de llegar al gobierno fuese cosa como para celebrar. Digo gobierno puesto que las elecciones “democráticas” al que estarán sujetos les podrían ser impuestas por la comunidad internacional intervencionista como regla estándar para todo país que se le chante el mote de “democrático” occidental y sirva como siervo los requerimientos de los países que hoy intentan implantar un gobierno servil al capitalismo global y su estabilidad.
La guerra político y/o militar permanente que enfrentará el supuesto “nuevo” “gobierno” “democrático” necesariamente cívico-militar sentará las bases de una nueva insurgencia popular para la reconquista del poder por parte de las fuerzas anti “insurgentes mercenarias” (impuestas por la OTAN) de toda tendencia con OTAN o sin OTAN a la cabeza. Lo sucedido en Yugoeslavia es la tendencia aparente a seguirse en Libia.
Alégrense los reaccionarios de la derecha en Latinoamérica y la prensa adicta a la droga “democrática occidental”. Ya tienen a la OTAN o similar como padrinos para iniciar una revuelta populachera para lograr su “libertad”, su “democracia”, sus “reformas”. Aunque la ratonera libia ya está preparada y se está desenmascarando la presunta “revolución democrática” tal como se logró en Egipto con el “sacrificio” de su ex presidente.
Los imperialistas neo colonialistas ya están ansiosos por dar forma a su “democracia” en Libia a la altura de sus necesidades, de sus requerimientos energéticos. No hay competencia de otras potencias, mejor para ellos.
Será cómico aceptar por los libios anti mercenarios “democráticos” de la OTAN que cualesquier gobierno construido desde las bases del intervencionismo inicialmente asolapado y negado del imperialismo global, específicamente de la OTAN, tenga legitimidad que se pueda tomar en cuenta o tomar en serio.
Concuerdo con Chávez al manifestar su admiración a la perversa pero inevitable actitud intervencionista de EEUU. Cualesquier fuerza revolucionaria (como el caso de las FARC de Colombia, de Sendero Luminoso y del PCP en el Perú) va a tener que desarrollar cualesquier proceso revolucionario principalmente contra la acción militar de los EEUU para el caso latinoamericano y no contra los gobiernos de turno y sus blandengues fuerzas armadas que deberían hacer una reingeniería con armamento norteamericano. En esas condiciones de diferencias tecnológicas abismales es poco lo que las fuerzas revolucionarias “antidemocráticas” podrán lograr en el corto y mediano plazo.
Los terroristas mercenarios de libia es poco lo que logran para el pueblo libio más que solo generar más divisionismo y la agudización de la lucha de clases que le es inherente a toda “democracia” occidental. Ni por más que Jesucristo o Mahoma llegasen a caminar por las calles de las ciudades libias la situación volverá a ser mejor que la que había antes de las revueltas de las puteriles “revoluciones democráticas” solo viables con la intervención militar de la OTAN y principalmente de las genocidas fuerzas armadas norteamericanas. Ni siquiera un truculento y ridículo juicio contra Gadafi podrá lograr mucho más aún si este se suicida puesto que luego del show no vuelve necesariamente la calma a la que contribuye corrupta y mercenariamente la Corte Penal Internacional.
Bonito sería que los hechos nos contradijeran, que nos hagan caer en error analítico y nos desenmascaren en nuestros “temores” infundados. Pero es que solo es un poco de lógica formal ya que con mentiras no ganamos nada excepto la OTAN, EEUU y los mercenarios terroristas “democráticos” de la nueva dictadura cívico-militar con la careta de “democracia” (avalada por la prensa global convenientemente) por constituirse en libia si es que “ganan” este conflicto.
La OTAN y los EEUU ya se han desenmascarado, vender otra imagen ya no es posible. Ya nadie dudará respecto de la posición y la actitud al hacerles frente. Cualesquier otras cosas que nazcan de estos y de sus aliados es pura demagogia “democrática”.
Pensar que la aparición de la figura del terrorista mercenario pro capitalista de los EEUU de Osama Ben Laden habría caído como anillo al dedo en estas circunstancias que “encabezaría” esta ola de indignación intervencionista imperialista neo colonial y hubiese prostituido así cualesquier actitud de repulsa e indignación anti intervencionista imperialista pues contra estas fuerzas es al final de cuentas contra la que se enfrenta Gadafi y sus tropas leales. El mensaje del disque “nuevo líder” de Al Qaeda (Al Zawahiri) de declarar la “guerra” contra los EEUU se enmarca de manera digitada previo-preventivamente a este contexto por lo que concluyo que a nivel global la guerra contra el monstruo imperialista y Al Qaeda (y adjuntos) es una sola.