sábado, 17 de septiembre de 2011

LA DESESPERACIÓN DEL BINOMIO DE BUSH

Todo parece indicar que ante la necesidad imperiosa de consolidar posiciones geopolíticas en el medio oriente (no digo en América Latina pues aquí no hay mucho que consolidar puesto que los gringos asumen tener el control total) luego de las farsantes “revoluciones democráticas”, se trata de buscar enlazar de modo global las acciones terroristas de los “terroristas” con aquellas mal llamadas “revoluciones democráticas” que implementa la OTAN para así manipular favorablemente a la opinión pública internacional (entre indecisa, contraria y antagónica) y justificar cualesquier acción intervencionista y/o de golpes cívico-militares mercenarios democráticos.
A mi modo de ver, a ello se suma las llamadas alarmistas, hace algunos días, de coches bomba y explosivos en la calle Tarata en Lima que nos demuestran fehacientemente que en el Perú la guerra interna no ha terminado (en los temores de la población que hizo eco de aquella falsa alarma, en eso que llamé como la falsa paz) lo que nos demuestran también las acciones de los combatientes del Partido Comunista del Perú en el VRAE (donde recientemente murieron dos oficiales militares como dice Ollanta asesinados por algunos “cobardes y miserables”, como si esto fuera un juego de payasos donde los militares son valientes para matar y los otros cobardes por lo mismo).
A estas alturas el imperialismo principalmente norteamericano está pues en cierto pequeño modo desesperado porque no hay acciones “terroristas” en la capital como Lima que sirva para justificar y generar la opinión pública local e internacional necesaria para ejecutar sus fechorías democráticas.
Los “loquitos” que hicieron las llamadas-sondeos (más que trasnochados que pretenden vincular toda acción de “terroristas” con Al Qaeda como se intentó hacer hace más de una década con Sendero Luminoso) han de estar ansiosos porque en nuestro país se sucedan “urgentemente” acciones que avalen las decisiones globalistas imperialistas democráticas. Dudamos que sean de “comunistas” que pretenden provocar igual similar efecto por que sientan que la destrucción de las Torres Gemelas signifique la destrucción del imperialismo mucho menos global al igual como lo hacen los mercenarios asalariados pro capitalistas y pro imperialistas de los muertos vivientes de Al Qaeda. Mucho menos que los policías lleguen a publicar los nombres de los propietarios de los celulares o teléfonos fijos desde donde fueron hechas las llamadas pues si ni siquiera quieren resolver el escandaloso caso del homicidio conciliado de Ciro Castillo Rojo.
Si bien lo de Tarata y lo de las Torres gemelas no guardan relación en el tiempo en cuanto a las fechas disimiles, para algunos si guardan relación por lo que involucran en cuanto a la opinión pública global donde sí se señalan presuntos responsables y no se habla convenientemente de algún “loquito” como es el caso del asesino noruego que provocó más muertes de laboristas izquierdistas que en Tarata (él solito, pobrecito, sin la ayuda de su gringa). Algo de eso se puede visualizar en los últimos videos mostrados por la BBC en cuanto a los audios de los aviones que impactaron en New York donde se escucha, aparente o supuesta o digitalmente, las presuntas voces de los terroristas entre otros casi como corolario de estos hechos funestos pero inevitables principalmente para la cautiva población neoyorkina.
Somos conocedores de las consecuencias de la crisis global en nuestro país, consecuencias todavía en ciernes por las que el gobierno de Ollanta debe estar padeciendo ya los insomnios iniciales pues su propuesta no concilia en nada con lo ofrecido con García quien supo capitalizar lo anteriormente logrado por Alejandro Toledo en el contexto de la pre crisis global. Este no es la excepción a la regla en cuanto a la grandiosa lucha contra el “terrorismo” y en determinado momento se pondrá de manifiesto o en todo caso estaremos concluyendo luego de su mandato que hizo lo mismo que García en ese aspecto, es decir, nada que lo perjudique.