lunes, 3 de octubre de 2011

"EL PUNTO DE INFLEXIÓN" DE BARACK OBAMA

Se inicia la competencia por aniquilar a los terroristas musulmanes mercenarios pro capitalistas de Al Qaeda para no perder la hegemonía directriz en la lucha contra el terrorismo sobre el que EEUU ya ha sido por demás desenmascarado en su doble juego al que hoy Obama denomina “un punto de inflexión” (en la lucha contra el terrorismo).
Sabemos bien que la vida de estos mercenarios no significa ni vale nada por el servicio que le hacen al imperialismo genocida incluso musulmán. El caso de Libia nos muestra que la OTAN no se las trae todas consigo y que la recomposición de las fuerzas de Gadafi y el probable repliegue de las fuerzas mercenarias de la OTAN (Organización Terrorista del Atlántico Norte) obligarían a desplegar a Al Qaeda sobre territorio libio para justificar acciones militares terroristas y genocidas de la OTAN.
La muerte del sucesor de Osama Ben Laden en un ataque aéreo de la aviación estadounidense durante la madrugada del viernes en la provincia de Shabua, ubicada a 570 kilómetros al sureste de Saná en Yemen obedece a que el binomio de Bush no tiene códigos que se respeten puesto que priman los intereses del imperialismo global sobre cualesquier retórica filosófica.
La guerra libia de las fuerzas leales a Gadafi es contra tres enemigos muy claros o en triada: los delincuentes “rebeldes” mercenarios libios, las fuerzas de la OTAN y ahora según las propias afirmaciones de los mismos (que los anuncian convenientemente cada vez que se entrampan sus objetivos operacionales en el teatro de operaciones contradiciendo sus afirmaciones iniciales –al inicio de la invasión o de la “revolución democrática”- respecto a que según “voceros” de Al Qaeda no iban a intervenir en Libia), de los terroristas mercenarios y asalariados de Al Qaeda que hacen el juego político y militar al ‘Gran Satán’ que dizque dicen combatir en exclusividad (los argumentos de Al Qaeda suenan infantiles al criticar ‘indignados’ a Irán a través del presidente iraní Ahmadineyad quien en su alocución en la ONU dijo que EEUU conspiró contra sus propios ciudadanos en el atentado de las Torres Gemelas, en una actitud de crítica propia e inherente al desarrollo del binomio).
La actitud cínica del imperialismo (que pacta con el Dios y con el Diablo para sobrevivir ahora bajo la batuta del negro norteamericano) pretende seguir engañando a la opinión pública internacional con acciones maquiavélicas en su farsa de “lucha contra el terrorismo”, es decir, repetir el mismo rollo de Irak al que todo parece indicar se oponen ya buena parte de la población libia.
De ser cierta (y no simulada) la muerte de este terrorista musulmán llamado “el proselitista radical islamista Anwar al-Awlaki” creemos que es también obligación nuestra el de 'aniquilarlos' (a los que son como ellos) como tendrán que hacerlo los libios que resisten a la agresión imperialista de la OTAN ahora ya en ciernes en binomio.
Definitivamente, las llamadas de bombas simuladas en nuestro país (Perú) cercanos a la calle Tarata están directamente ligadas a lo acontecido en New York en el atentado genocida-mercenario de las Torres Gemelas, es decir, al clima de pánico colectivo que le sigue siendo necesaria mantener y generar al imperialismo global (y de sus aliados) para relanzar su lucha “contraterrorista” en medio de la crisis económico-financiera global. A ello probablemente se quieren prestar determinados individuos recalcitrantes, radicaloides a ultranza bajo argumentos de defensa de principios y de líderes que en la práctica no son tales sino todo lo contrario.