domingo, 2 de octubre de 2011

LA DEMOCRACIA ESTANDARIZADA DE TOLEDO

En su alocución en Georgia sobre la fe profunda que tiene respecto de la democracia y sus significados debemos hacer ver al lector que Alejandro Toledo (ex presidente democrático de Perú) se ha referido a los tipos de democracia pero no lo aclara ni lo diferencia.
En Libia, luego del golpe cívico-militar programado y ejecutado por la OTAN con el aval de la ONU y los mercenarios delincuentes pro terrorismo de Al Qaeda denominados como “rebeldes” pretenden ahora “institucionalizar” la democracia, es decir, ya la mercenaria mafia pro terrorista casi en el poder, ahora convocarán a elecciones libres y democráticas donde los libios podrán ejercer su libertad a elegir y ser elegidos en el escenario del juego democrático garantizado por las mercenarias fuerzas armadas libias todavía seguros en el poder. A ello se alistan los medios de comunicación defensoras de la democracia para presentar la gran estafa como un logro de la revolución democrática. Viéndolo bien, respecto de las revueltas en el medio oriente, sí tienen las características de revoluciones (como sucede en Colombia y en el Perú) pero no de democráticas puesto que en la práctica las revoluciones las está haciendo el imperialismo vía la OTAN - ONU y sus corporaciones financieras y transnacionales preocupados por hacer crecer el dinero democrático.
Sería saludable por la democracia global que Toledo fuera a Libia a ser condecorado por los rebeldes libios como doctor honoris causa y exponga la misma alocución como lo hizo en Georgia sobre su fe en la democracia. Sabemos que la OTAN y los que digitan el poder a escala global, se preocuparán desde ahora en generar en Libia la imagen de un presidente líder independentista, soberano, autónomo en sus decisiones hasta contestatario (como sucede en palestina), para unificar a la Libia dividida, toda una fanfarria para convencer a la población de las bondades de la libertad y la democracia, una estafa como para matar impunemente a este “nuevo” “presidente” desde cualesquier flanco.
Queda claro la guerra en Libia, como lo será la de cualesquier país que quiera construir su propia identidad, independencia, soberanía y nación, debe entender que deberá enfrentarse con la OTAN o similar en desigualdad de condiciones militares principalmente. Una guerra desigual en logística (asimétrica) pero no en propósitos.