sábado, 29 de octubre de 2011

LA DESAPARICIÓN DE LOS DINOSAURIOS Y OTRA MERA ESPECULACIÓN

Al igual que a muchos, en mis momentos de ocio a mí también me llegó a intrigar la razón de la desaparición de estos descomunales animales. Si bien elaboré una “hipótesis” al respecto la hice solo en base a especulaciones aparentemente válidas. No es que quiera impresionar pero así como las hay de aquellas que postulan tonterías y media asumo ser uno más de ellos con la esperanza que quizá no llegue a serlo.
Acaba recientemente de plantearse la hipótesis de que los dinosaurios desaparecieron de la tierra a causa de la aparición de unos océanos de lava (según científicos británicos) que envenenaron la atmosfera aniquilando cualesquier forma de vida. Se argumenta al respecto que se necesita una serie de investigaciones adicionales para comprobar esta versión.
Sabemos que a la actualidad existe la versión aceptada por casi todos de que el impacto de un meteorito hace 65 millones de años sobre la Tierra (en México) acabó con todas estas bestias colosales (algunos actualmente sostienen que esto no necesariamente pudo haber provocado la desaparición de los dinosaurios –basados en un modelo de estudio del impacto de aquel meteorito considerando otros factores que no se consideraron en la hipótesis inicial del impacto y sus efectos-).
Mi pregunta siempre fue: ¿y por qué no a los animales más pequeños e incluso a aquellos como el mamut, el elefante, la jirafa, el tigre dientes de sable, etc?
Planteé en razón de ello la hipótesis de que los dinosaurios desaparecieron de la faz de la Tierra por causa de una alteración severa en la gravedad de la Tierra por efectos de un cambio considerable en el desplazamiento espacial y la actividad evolutiva del Sol de la que los animales más grandes no pudieron soportar (ahora con lo de los viajes espaciales sabemos más de los efectos determinantes de la gravedad en el soporte-configuración estructural muscular y óseo del cuerpo de todo ser vivo). Además de ello habría ocurrido simultáneamente a ese evento solar la desaparición de la incipiente atmósfera del planeta Marte (que no habría sido tal como hoy la conocemos), provocando la desestructuración del soporte magnético-gravedad que mantenía la atmosfera marciana sobre la que hasta hoy solo existen especulaciones de vida primigenia.
Por razones evolutivas de formación de ambos planetas, la atmósfera de la Tierra habría resistido mejor estos cambios bruscos en la gravedad pero provocando la desaparición drástica de la mayoría de animales de tamaño muy grande no así de otras formas de vida que resistieron estos cambios (es obvio suponer que cambios en la gravedad podrían haber involucrado también actividad volcánica).
Con este mega evento es posible que hayan desparecido de diferentes maneras todas las formas de vida gigantes y que luego de millones de años por causa de la evolución hayan aparecido (desde las formas de vida más “pequeñas”) progresivamente las formas de vida “grandes” que conocemos tales como el mamut, el elefante, el tigre dientes de sable, entre otros, mutando, adaptándose progresivamente a la evolución histórica de la gravedad de nuestro planeta Tierra (del que depende también la evolución del DNA) tal cual hoy la conocemos.