viernes, 21 de octubre de 2011

LA RESISTENCIA LIBIA Y GADAFI

Acaba de ser asesinado el líder Libio Muanmar Al Gadafi por parte de la Organización Terrorista del Atlántico Norte OTAN junto a sus mercenarios delincuentes terroristas democráticos de la CNT mal llamados “rebeldes” en el contexto de su “revolución democrática”.
Murió en combate contra el imperialismo terrorista intervencionista. Al menos no terminará como el capturado líder de Sendero Luminoso Abimael Guzmán Reinoso y así no someterse a los maquiavélicos usos políticos (famosas cartas de “acuerdos de paz”, total, qué podría haber perdido Gadafi estando preso), militares y pro terroristas-intervencionistas del imperialismo al lado de su brazo armado Al Qaeda, implementados por la CIA y el MOZZAD israelí desde hace más de dos décadas.
El asesinato de Gadafi no ha de quedar impune, de eso estamos seguros. Dadas las circunstancias (del desarrollo social en el contexto de la crisis global) es bastante probable que la gente que lo apoyó y lo apoya aún, tomará las acciones de justicia (no específicamente en el Tribunal Internacional de Justicia de los democráticos invasores) contra el responsable directo también de la muerte de muchos inocentes civiles, es decir, el presidente terrorista y genocida francés Nicolás Sarkozy al que se le aplicará con probabilidad la misma acción como fue el asesinato del líder Libio, digo, si algo de “indignación” les queda como Estado independiente y no como vasallos lacayos del imperialismo.
Todo hecho por la “democracia” y por la “libertad” valida cualesquier acto terrorista y genocida no considerándolo como tal sino simplemente como “costos de la democracia”. Esa premisa la validó George W. Bush al que Amnistía Internacional (AI) hace un tosco o burdo llamado de “juicio por genocidio” producto de una “indignación” más falsa que el calzón de Lourdes Flores Nano.
Mis condolencias a los familiares que quedan aún entre presos y en el exilio del malogrado y asesinado líder Libio Muanmar Al Gadafi a pesar de las diferencias ideológicas-políticas que nos puedan caracterizar.