domingo, 9 de octubre de 2011

LIBERTAD DEFINITIVA A PABLO HASÉL

En España, Lérida, fue liberado hace poco el detenido (el 04 de octubre 2011) el leridano y rapero de 22 años Pau Rivadulla autodenominado como Pablo Hasél por “apología al terrorismo”. Desde esta tribuna nos pareció exagerada esta decisión de la Audiencia Nacional en razón a la intolerancia a los textos que emite Pablo en razón a sus ideas respecto de lo que piensa sobre España y los españoles así como el escenario global.
Exagerado puesto que si solo nos ponemos a medir la tolerancia del imperialismo respecto de otras fuentes textuales que sí en definitiva hacen apología al terrorismo, me refiero al medio de comunicación de Al Jazzera (vocero incondicional de Al Qaeda y de los videos de Osama Ben Laden en el contexto de la invasión a Irak) al que no se le sanciona ni se les captura sino más bien se les referencia y toma en cuenta como “periodismo serio”. No en vano aquí en el Perú el ex periódico “El Diario” presuntamente pro senderista que dirigía Luis Arce Borja tuvo que cerrar sus publicaciones (más aún por atentados terroristas contra éste diario cometidos en ese entonces por el Comando aprista terrorista Rodrigo Franco) y migrar a Europa por peligrar su vida en razón de ser considerado como “vocero del terrorismo senderista” cosa que no sucede ni sucederá con Al Jazzera en razón de estar siendo parte del juego del desarrollo del binomio de Bush (terrorismo-imperialismo) para reconstituir el sistema unipolar norteamericano.
Si bien su libertad está condicionada a registrarse cada fin de mes por si hubiera “algún riesgo de fuga” creemos que debe ser liberado definitivamente pues se coacta su libertad de expresión. Aquí en nuestro país las palabras del conductor televisivo Raúl Romero (cara’e’haba) no sonaron ni fueron considerados como “apología al terrorismo” pese a que probadamente se asesinó a estudiantes inocentes y a un profesor de la cantuta presuntamente sospechosos de terrorismo o de estar vinculados a Sendero Luminoso por aquel entonces.
Si bien Pablo se refiere en su texto musical de “fusilar a Zapatero” en alguna plaza de España (que no sería mala idea por supuesto en razón de haber apoyado al terrorismo imperial en Libia, es un decir) creo yo que más que decir cosas como esa, se han hecho cosas más terribles que lindan con el genocidio imperial a los que España y Zapatero han seguido como furgón de cola pretendiendo conseguir alguna ventaja económica-financiera (de la “lucha contraterrorista”) para seguir posesionándose mejor en el escenario de los países emergentes potencia, hoy en medio de la crisis global que ha puesto en riesgo incluso a España misma (el crimen no paga).