sábado, 22 de octubre de 2011

SIRIA Y EL ESPEJO LIBIO

Se habla ya bastante de una Libia post líder Gadafi bajo la tutela de la mercenaria delincuencial y pro terrorista de la CNT. Al respecto puede verse que la muerte de Gadafi no resolverá mucho lo que se ha generado en Libia con el intervencionismo pre bélico de la OTAN al movilizar a sus mercenarios a través de la fabricada “revolución democrática” de los organismos de inteligencia de la OTAN. Eso es simplemente una farsa, un insulto demostrado ya al sentido común.
La guerra civil en Libia proseguirá. Si bien se pasa supuestamente a una etapa de presunta “paz” interna las posiciones políticas de la defensa de Libia como estado independiente volverán a reconquistar espacios que posiblemente ya estén previendo los aparatos de inteligencia de la OTAN y viabilizarlos a través de los mercenarios de la CNT en la toma de acciones para neutralizarlas pues difícil será el de acabarlas. La resistencia libia si bien está hoy frágil por la acción militar de la OTAN que ha promovido un golpe cívico-militar en Libia, no va a desparecer fácilmente, pues para ello será necesario que persista indefinidamente la transición hacia ningún lado y mantenga la inestabilidad controlada en Libia con las consecuencias de crímenes y desapariciones que involucran. La convocatoria a elecciones para que el pueblo libio “decida” su destino no es más que una estafa “democrática” que promoverán las mercenarias tropas de la OTAN aglutinadas hoy en la CNT.
No dudamos que emerjan nuevamente en el largo plazo la acción decidida de las masas en ciertas revoluciones democráticas que los servicios mercenarios represivos de la OTAN en Libia aplastarán bajo las legislaciones pertinentes criminalizando cualesquier expresión social que atente contra el orden impuesto por la organización terrorista de la OTAN con el aval de la ONU. No dudamos que se recurra a la carta bajo la manga de la guerra de baja intensidad por parte de Al Qaeda (brazo armado del imperialismo, una expresión coloquial de la ley dialéctica formal de la “unidad de los contrarios”) para neutralizar como ya dijimos cualesquier atisbo de oposición antiimperialista y de una real revolución democrática en Libia.
En razón de ello, el conflicto en Siria debe seguir el mismo rumbo puesto que será el propio pueblo sirio que terminará perdiendo tal y como sucede y sucederá en Libia inevitablemente pese a sus inmensas riquezas minerales y de petróleo por las que se dio esta farsante “revolución democrática”. Lamentablemente los traicionados siempre son los pueblos.
Son muchas las voces en el medio oriente que piden que este conflicto implementado ahora (antes solo por la CIA) por los aparatos de inteligencia de la OTAN en general se solucione pacíficamente y el presidente sirio ceda posiciones y de un paso al costado a soluciones políticas a una problemática que solo se aprovecha de las dificultades económicas y la desesperanza de los pueblos pobres para luego seguir aprovechándose de ellos (como ya se está perfilando en Libia vía las negociaciones entre los “democráticos libios” de la mercenaria delincuencial y pro terrorista de la CNT y los países miembros de la OTAN con quienes ahora le tienen una deuda en millones de dólares que deben pagarla todos los libios sin excepciones, antes inexistentes) haciéndoles partícipes de farsantes e ilusorias “revoluciones democráticas”, en definitiva.
No queremos ver en Siria lo que se está por iniciar en Libia, es decir, la prostitución de un estado garantizado por los proxenetas de la OTAN. Si bien la acción de Al Qaeda en Libia no será como en Irak, eso se debe a que Al Qaeda (que "ya fué") pasa a ser solo parte de las anécdotas de la historia de la inteligencia humana que puso de manifiesto Barack Obama en su famoso “punto de quiebre” (quiebre talvés será por lo que ese país se están quebrando también en el desarrollo del Binomio de Bush = Imperialismo + Terrorismo). Si actúa Al Qaeda en Libia será como ya lo había dicho, ajustado a las necesidades y requerimientos de sus contrapartes-contrarios ahora anclados en el poder en Libia denominados como CNT para construir la “democracia” y “libertades” en Libia del que los medios de comunicacion del mundo harán gala de este grandioso logro para exacerbarse el ego e intentar promover en los demás países del globo seguros de sus éxitos.