domingo, 27 de noviembre de 2011

EL SEGUNDO GOBIERNO DE TOLEDO 2011 – 2016 Y EL CIRCO DE LAS PULGAS

Ollanta Humala en la práctica está solo. Lo del “nacionalismo” solo es un cliché utilizado para embaucar a cada uno de los peruanos para perseguir objetivos personalistas. Sobre esto podemos llenar hojas, páginas y etcéteras en este blog y en cualesquier otro medio posible.

La actitud de Humala de hablar bonito y endulzar el oído de la población civil, que pide “inclusión social” bajo la premisa ya absurda del “nacionalismo”, debería de cesar por falsa e hipócrita y comenzar a elaborar un discurso más propio y coherente con la estructura gubernamental que está ya autorizando desde la PCM (Presidencia del Concejo de Ministros) a la cabeza de Salomón Lerner Gittis con la anuencia obvia de su aliado Alejandro Toledo.

Seguir mintiendo obligado por las circunstancias y levantando más expectativas en el país no nos conducen a nada que pueda ser relevante en el cotidiano escenario político peruano al que Humala ya está reciclado con buen hablar. Debería lanzar un mensaje a la nación y hablar claro y directo de las cosas como están definiéndose y afrontarlas venga como vengan argumentando incluso la conveniencia de las medidas políticas que está intentando implementar, algo así como una copia aunque incipiente de la verborrea chavista. Hablar incluso de la "clase revolucionaria empresarial" aunque suene a putería, de las inversiones imprescindibles, es decir, algo así como una burda y tosca copia del Alan García Pérez que “maduró” ideológica pancista y bolsillísticamente frente a la “inmadurez e irresponsabilidad” de la izquierda fracasada peruana, etc., etc. Seguir callando y tratar de conciliar posturas antagónicas amparadas en ambos lados por razones disímiles y aparentemente conciliables es persistir en el burdo engaño del que tanto condenó Ollanta Humala desde su aparición en el escenario político. No es que hay un Humala para cada uno, denota la actitud de un advenedizo, un improvisador, un ingenuo que solo está cogiendo lo que la experiencia gubernamental criolla de nuestro país le ha dejado estructurado ante el cual solo queda su charlatanería electoral y clientelera.

Al margen de lo que suceda en por ejemplo lo de Conga, las decisiones gubernamentales seguirán bajo las mismas premisas del modelo neoliberal con ciertas formalidades y cuestiones de apariencias de inclusión social. Las utilidades que se obtengan de ello seguirán el mismo curso que con los anteriores gobiernos, nada nuevo en razón a la poca concreción expresiva de lucha contra la corrupción, incluso la de las ligadas a los interesados económicos en la viabilidad y pase libre de la minera Conga. El único que no tiene bien claras las cosas es Humala, el pueblo ya la tiene y las protestas de Cajamarca son la expresión de las mismas. Humala ya no representa a ninguna propuesta alternativa política e ideológica al que nos ha sido establecida para el desarrollo de este país.

Su gobierno va a ser uno más del montón (Fujimori, Toledo, García). Ni siquiera se parecerá al del gobierno de Chávez. No se le puede negar a fuerza de costumbre (del modelo neoliberal) que también obtenga logros económicos; mezquino y miope sería pensar lo contrario puesto que si bien muchos pierden también los habrá de los muchos que ganan, como siempre. Viéndolo ahora desde esta nueva perspectiva y definición política-social del Humala, los apenas más tres meses de gobierno no muestran aun los logros del mismo ni pone de manifiesto los desbarajustes de los mismos. Bajo esa premisa, concuerdo en que Humala será una caja de sorpresas, mismo director de circo mediático del circo de las pulgas.

En el sector educación la misma farsa. El choque frontal con el sindicato del SUTEP es inevitable pues al común de los peruanos se les puede vender el cebo de culebra de calidad de García (que dizque cura la inmadurez y la insensatez izquierdista, Rospigliosi lo usa diariamente). PPR “Presupuesto por resultados”, algo así como un comentarista dijo por allí respecto a las ganancias que obtendrán los que aceitan con discreción y madurez al gobierno de Humala-Toledo en el caso de las compañías mineras interesadas en Conga Cajamarca que le han motivado la afirmación de “el agua y el oro” en razón de los "resultados". Tonterías como PELA (Programa de Acompañamiento de logros de Aprendizaje, donde sustituir el dictado de clases del docente responsable del aula –quien se va a rascarse la panza fuera de su aula- es considerado “acompañamiento” lo que le produce 3000 soles mensuales por dictar clases una o dos veces al mes alternando en otras instituciones educativas, “los que saben más” ¿por qué mejor no votamos al responsable de aula y dejamos en su lugar al experto acompañante?) y su nueva versión chistosa y pendejística troyística de QUINTIL (a diferencia de PELA, ingresan con la promesa de obsequio de materiales didácticos, kits educativos para unos pocos alumnos), más de los mismos, una estafa y gasto de dinero improductivo heredado del corrupto y genocida de Alan García.
¿Mejores sueldos profesor Saúl? ¿2800 soles?, entonces ingresa a la nueva ley de Carrera Pública Magisterial (CPM) para que ganes lo que te corresponde a tu esforzada labor rural y con parte de ese dinero cubras los gastos que necesitan tus alumnos para tu desempeño excelente pero si jodes mucho podemos expectorarte "limpia y legalmente" (un aspecto que está produciendo la desmotivación responsable-laboral de muchos docentes y que no se está retribuyendo coherentemente la labor pedagógica condicionándolo al ingreso a la nueva ley de CPM) como lo intentamos hace mucho ya más aún si ya no hay nadie que te cubra las espaldas terruco asolapado. ¿Tan difícil es ganarse la vida honradamente?, ¿tan difícil es como dicen por allí que es caminar derecho?

De que se encontrará una salida en Cajamarca la habrá (incluso la de “no va” y a la mierda con cualquiera) pero algo ya es claro, Humala tiene un gobierno con pies de barro que solo las fuerzas armadas y de seguridad del estado la podrán sostener, mismo fujimorismo.

Tengo una pregunta inquietante pero inevitable en el contexto actual de la crisis global para el capitalismo unipolar del que nos quieren mantener sujetos como borregos estúpidos, de que si se mueren ellos nosotros también. ¿Hasta cuándo durará el gobierno de Humala? Pregunta común y no un deseo, puesto que la aspiración de todas las fuerzas reaccionarias de nuestro país (centro y derechas, APRA, PPC, PPK, RPP, etc., etc.), quienes poseen y disponen del poder en los hechos, es la de deshacerse de Humala y “dejar” a Toledo en la presidencia puesto que su perfil de chacano es ya harto conocida así como sus tendencias cumpliendo así el sueño anhelado de la embajada norteamericana para gobernar nuestro país, como siempre bajo el mismo formato. Otra pregunta vendría a colación e inevitable ¿y cuánto duraría el de Toledo?

Humala en estas condiciones, con las disculpas del caso (tan solo por el hecho de haber votado por él) y en el buen sentido de la palabra (por no ofender a todos aquellos pobres e ingenuos que creen aún en su prédica “sincera”), es un chiste (por ahora). ¡Qué hubiera sido de mí si yo postulaba y ganaba la presidencia!, ¡carajo!, ¡más aún al lado de una joyita como Aleggandro y el Nobel virtuoso de Vargas Llosa!, ¿acaso quieres una fotografía mía calato? Solo Fray Martín de Porres mantendría unida esta alianza.