martes, 8 de noviembre de 2011

LOS SUEÑOS DE SANTOS

Habiendo avalado la intervención de la OTAN y apoyar al gobierno títere de los delincuentes mercenarios terroristas asalariados de la CNT libia no le quita el sueño de que se proceda a igual accionar militar en Colombia para acabar con las FARC tal y como se había planeado inicialmente desde los atentados en las Torres Gemelas en New York en la falsa e ilusa creencia de que las cosas logradas con el neoliberalismo a ultranza (que tenía a Fujimori como uno de sus chupamedias más caros pero fieles) iban a continuar inalterables y que todo iba a salir tal y como lo habían bosquejado a escala global de la mano con Al Qaeda y Osama Ben Laden (terrorista que se reunió en las oficinas del ex SIN con Vladimiro Montesinos para darse el visto bueno a su accionar mercenario pro capitalista e imperialista terrorista a favor del Binomio de Bush).
Cuantas cosas han pasado que hoy no llegan a Latinoamérica los pretextos inventados y mentirosos de armas de destrucción masiva, de “revoluciones democráticas” finiquitadas en Libia con la inmolación de Muanmar Al Gadafi, del terrorismo de “la red” de Al Qaeda.
El contexto colombiano dista mucho de aquellos pretextos excepto la del narcotráfico que ni ellos mismos pueden controlar en los EEUU sino que la administran para hacerla contribuyente de la economía y el desarrollo del imperio, más aún en un contexto de crisis global impensable en sus cerebros hace más de una década en razón de las expectativas financieras que elucubraron como consecuencia de su intervencionismo.
Allí nació la necesidad de acabar con las FARC más que de resolver el problema de crisis interna social y política colombiana. No se pensó llegar en las condiciones en que llegan específicamente a Colombia después de una más que clara estafa de "lucha contra el terrorismo".
Que se bombardee a las FARC por “razones humanitarias” no viene al caso puesto que es un proyecto de largo plazo como hoy sucede en el Perú. El bombardeo de una base de las FARC donde murió el Secretario General de las FARC-EP, Comandante Alfonso Cano obedece a una estrategia ya experimentada en el pasado con aportes tecnológicos y demás. La estrategia de asesinatos selectivos obviamente que será respondida de modo similar por las FARC y Santos lo sabe aunque ridículamente quede en la historia como “mártir” de la “paz y la democracia”.
De vuelta del medio oriente a “ordenar” “la casa”. La ofensiva sobre las FARC han marcado el inicio de las acciones militares que se replicarán en toda Latinoamérica bajo el burdo pretexto de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico que debería denominarse con más corrección como lucha por la administración, control, producción, distribución de mercenarios y de los estupefacientes al servicio del desarrollo social. México es el plan piloto en Latinoamérica cuyos costos la están pagando principalmente los inocentes civiles con una policía corrompida adrede, socavada premeditadamente con presencia militar norteamericana avalada por el gobierno.
A la izquierda latinoamericana le espera arduo trabajo por implementar medidas de diversa índole para enfrentar al accionar terrorista democrático bajo los auspicios de los EEUU que ya nos han demostrado todo su potencial político-militar y “humanitario” en el medio oriente. Harta basura tenemos que limpiar tanto dentro como fuera.
El sueño de la derecha reaccionaria en Colombia se hace realidad así como el de Santos, esperamos que se convierta en su pesadilla.