miércoles, 21 de diciembre de 2011

EXPLOSIÓN EN MIRAFLORES "no pasó nada"

El administrador del hotel 'El Ducado', Mario Vargas Machuca en horas de la mañana de ayer martes 20 de diciembre argumentó que la explosión se habría debido a un “atentado” y que luego con las declaraciones de la policía y de los bomberos se infirió provisionalmente que se debió a una acumulación de gases al que han denominado “químicos volátiles” que de ser así todas las ferreterías de la capital limeña (entre otros depósitos) habrían explotado o en situación de explotar y extrañamente no lo han hecho todavía.

Todas estas contradicciones e inseguridades nos dan un indicador de que habría habido algún tipo de material ilegal explosivo que se “confundió” con los efectos de un “atentado terrorista”. Las investigaciones que realiza la UDEX no son ciento por ciento confiables, algunas se cubren con el velo del secretismo por lo que podría involucrar. Lamentablemente no hay un organismo fiable que corrobore lo que diga la UDEX o similar, así tenemos que creer simplemente.

Podemos asumir también que el argumento del atentado era válido si el administrador era consciente de que en ese “depósito” no había material de alta peligrosidad como para haber dicho lo que dijo (no hubo la explosión de ningún balón de gas). De ser así, las autoridades miraflorinas estarían encubriendo otras actividades ilícitas por la conveniencia de solo hacerla encubriéndola convenientemente con eso de los “químicos volátiles”, ¡cuáles! cuyos efectos afectaron casas en un radio de dos cuadras a la redonda, explosión en la calle Fanning en Miraflores cerca a Tarata.

Esperemos que las explicaciones sean contundentes y no las especulaciones de “gases de químicos volátiles” desconocidos. Muchas personas que viven en Miraflores saben de las actividades de narcotráfico que en sus alrededores se realizan solapadamente. Y especulando (por diversos actos ya manifiestos en el resto del mundo) también podríamos creer que los terroristas de la ultraderecha podrían estar tras esta tremenda explosión.

Esperaremos los resultados de investigaciones científicas y no las opiniones de algunos versados especuladores en estos menesteres, que por demás resulta un poco extraño y sospechosa la actitud del alcalde de Miraflores Jorge Muñoz (que desmintió al administrador en relación a un atentado terrorista aseverando ingenuamente que éste quiere deshacerse de sus responsabilidades) por querer realizar un inmediato levantamiento de los escombros-evidencias.