sábado, 3 de diciembre de 2011

LA APARENTE PUGNA DE IDEAS RELIGIOSAS (JUDAÍSMO, CATOLICISMO, ISLAMISMO) VERSUS LOS INTERESES DEL CAPITAL

Si existieran tales dioses como posibilidades concretas y morales como lo que se les atribuye uno se puede imaginar ya el asco que deben de tener por todos los humanos que sostienen tanta ignominia que provoca en estos tanta degeneración moral y ética. En pleno siglo XXI es inadmisible persistir en hablar y discutir de estos temas aberrantes al intelecto claro y lúcido. A quién demonios le importa lo que sienta o lo que sea Benedicto XVI o los judíos, si se siente feliz con ello, enhorabuena; si en un inicio se sintió feliz con la respuesta militar norteamericana al atentado de las Torres Gemelas y se metió la lengua en los nudillos convenidamente (críticas tibias) cuando atacaron Irak con mentiras (con apoyo de Israel y la aceptación promotora de los mismos lo que denota la alianza entre ellos también al nivel religioso) costando el millón de muertos, luego no dijo nada en el tema de las "revoluciones democráticas" ni en la invasión inmoral de Libia avalada por la ONU (avalado por Egipto lo que Benetton satirizó con la foto montada del beso con lengua y todo entre el Papa Benedicto y el similar egipcio, que más denotar indignación por traslucir presunta homosexualidad los del clero romano católico muy bien tapan su actitud inmoral aceptando sin críticas de ninguna índole hasta hoy el intervencionismo imperialista del capital en el que ellos están inmersos con su banco financiero, actitud oportunista y pendenciera puesto que Egipto forma parte de esta campaña política-militar de intervencionismo sobre el Medio Oriente). Ustedes nos quieren venir a hablar aquí de Ortodoxia Católica como un mecanismo político que reconoce implícitamente el fracaso que involucra esta política intervencionista de EEUU-OTAN-Israel y quieren hacernos creer que la línea que representa Benedicto XVI es una desviación política-religiosa y no la esencia misma del catolicismo.

Del mismo proceder es ahora la inteligencia pakistaní de la ISI que dirige a Al Qaeda que debido al descalabro que involucró la muerte de este mercenario del capital (Osama Ben Laden) intentan presentar a Alzawahiri como el líder disidente de Al Qaeda (afirmándose sin pruebas concretas más que por afirmaciones de estos mentirosos norteamericanos que siempre divulgaron sobre AQ interesadamente para sostener con ello su invasión a Irak, que éste supuestamente complotó contra OsamaBL una semana después del atentado del 11S en New York). Obviamente, por copia (de otros contextos subversivos anticapitalistas), hay la necesidad de generar y potenciar a esta segunda facción "disidente" y reciclarla al nuevo escenario que involucra la preparación de la invasión a Irán y luego la generación (por parte del Pentágono y de sus Aliados) del conflicto entre Pakistán e India. Una Al Qaeda remozada por las circunstancias actuales de carácter aparentemente intrascendente si lo comparamos con el propósito inicial que tenía para reconstruir el sistema unipolar norteamericano “principalmente” aunque finalmente servirá para el mismo propósito dado que AQ no existe para otra cosa (hablamos ya del binomio AQ-imperialismo del capital).

La preocupación de la articulista sobre el que comento (en http://perú.indymedia.org/news/2011/11/46707.php  artículo titulado BENEDICTO XVI: NACIDO DE VIENTRE JUDÍO, 19 noviembre 2011) es válida tan igual como lo haría cualesquier ente personal o social si lo que ha servido durante siglos está yéndose por la cloaca o el wáter. Pero hablar de eso de antagonismo entre Católicos y Judíos es una afirmación-interpretación antojadiza que si recordamos inspiró al fascista Adolf Hitler (de ascendencia judía también por si el lector no lo sabe, lo cual Goebels entre otros ocultaron convenientemente al pueblo alemán para traficar con el nacionalismo vía el degenerado partido NAZI del que Hitler no es el fundador sino el degenerador como mencionamos en nuestro modesto blog) su “inspiración divina” constituyéndose como él decía en el “vengador del Jesucristo” por todo lo que le hicieron los judíos hasta su muerte en la cruz. Las lecciones de la historia hay que tenerlas muy en claro.

Hoy estamos asistiendo claramente ya a la decantación filosófica en concreto (por todo lo que hasta hoy ha acontecido en el orbe y que después del 11S solo eran elucubraciones confusas y contradictorias en el pensamiento humano) de la aparente pugna de las ideas religiosas a escala global (judaísmo, catolicismo-cristianismo, islamismo) pero que contrastan también claramente ya con los reales propósitos de los intereses del capital que motivan el intervencionismo global del imperio del capital en su reestructuración unipolar forzada.