lunes, 16 de enero de 2012

AMBATO, CASTILLAPATA (HUANCAVELICA): VIENTOS, HELADAS Y GRANIZADAS

Hace no más de dos semanas el Centro Poblado de Ambato fue sometido a un descenso brusco de temperatura o helada que “quemó” los sembríos de alimentos básicos para la subsistencia de la población. Según fuentes radiales se dijo que ayer fuerte granizada destruyó los techos de fibraforte o calamina plástica provocando demás daños materiales diversos.
Por la ubicación geográfica de Ambato Centro y de Castillapata esto no debería ser novedad. La característica de hondonada que comienza desde Yauli hasta las alturas de Pucapampa sirve como un corredor del viento provocando cambios bruscos y drásticos de temperatura en áreas de terreno de forma indistinta a lo largo de la misma (se afecta una hectárea, una decena o alrededor de cien).
La foto nos muestra la caída de los arbustos de ceticio (excepto uno que tenía pocas hojas) que se cuidaban con mucho celo en razón a que es difícil que planta cualesquiera u ornamental alguna sobreviva al maltrato inconsciente de los niños y niñas de la institución educativa donde laboro, amén de los animales que se filtran ante la carencia de un muro perimétrico perenne. Cierto, me resultó increíble que el viento haya sido el causante de la caída de los arbustos (los que están de pie han sido replantados o trasplantados luego de su caída de los que se espera reaccionen con las lluvias) que por versiones de los alumnos en los alrededores del Centro Poblado ciertos árboles de eucalipto también cayeron.
Las fotos muestran una granizada ocasional caída sobre Ambato Centro y la ruta de acceso a Castillapata en aquella fecha. Los sembríos de habas del lugar se quemaron pero luego de dos semanas de aquella granizada experimentaron una leve mejoría que con las heladas manifestadas en enero asumo han de haberse quemado nuevamente. Esa es la manera de cómo se pierde la consistencia de las plantas y disminuye en muchos casos drásticamente el rendimiento de la producción agrícola en general (si no es pérdida total).
No puedo afirmar con seguridad el efecto que pueda tener la forestación y reforestación de áreas diversas en la disminución del efecto negativo del viento en exceso. Algunas áreas de cerros “pelados” están arborizándose con eucaliptos. Ambato Centro cuenta con un bosque de pinos al igual que la parte alta de Castillapata (demasiado explotada) limítrofe con Ambato Centro. Las plantas oriundas de quinhual no se están explotando concienzudamente. Pienso yo que el bosque de pinos de Ambato Centro debería de replicarse en otras áreas.
Dado el incremento poblacional se está dando prioridad al incremento de las áreas agrícolas más que a las de arborización con plantas diversas locales (molle, quinhual) y foráneas (pino, eucalipto). Si bien las heladas de la zona no se pueden combatir con la forestación creo sí podría ayudar a disminuirla en sus efectos.