sábado, 11 de febrero de 2012

GUSTAVO GORRITI ¿EN TERRENO MINADO?

Si al lector no le agrada el contenido de este blog sea quien sea usted, por favor le sugiero lea otro de su agrado.
Conocemos de la trayectoria de Gustavo Gorriti en su calidad de periodista más que las que ahora estrena como discípulo incipiente de Hernando de Soto y de Mario Vargas Llosa, quizá anhela un premio nóbel a la paz como el que detenta el guerrerista Barak Obama.
El miembro de IDL acaba de decir que Artemio fue herido por sus lugartenientes ansiosos por disfrutar de los cinco millones de dólares que ofrecen los delincuentes terroristas norteamericanos y gastarlos en el burdel de las cucardas que patrocina el gobierno central y la municipalidad de Lima adonde asisten congresistas y miembros de las reaccionarias fuerzas armadas e incluso las televisoras las emplean como centros de casting para “seleccionar” actrices. Todo un rico chongo al que los arrechos lugartenientes de Artemio tienen también el derecho de disfrutar y que la perorata esa de defender los derechos del proletariado son pura ñanga, es decir, pura mierda.
Nos hace recordar las épocas de desinformación que imperó en la década de los ochenta y noventa, principalmente los noventa orientada a consolidar a la mercenaria red terrorista de Al Qaeda para el servicio del imperialismo intervencionista del capital. Recordamos también aquel argumento en esta década (si más no recuerdo de la tía Lourdes) que decía que los estudiantes de la cantuta se habrían asesinado solos hasta la cremación.
La mentira no es una buena consejera. Bajo la misma orientación que le quiere dar Gustavo Gorriti a sus desvelos periodísticos habría que decir también que los ocho periodistas de Uchuraccay se ataron solos, se degollaron solos, se dispararon solos, es decir, que entre ellos hubo una reyerta de padre y señor mío al no ponerse de acuerdo de si encubrir o no los crímenes de lesa humanidad cometidos por las delincuenciales fuerzas armadas del estado peruano y de la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso por aquel entonces.
Hernando de Soto ya es conocido por haber auspiciado en Libia la revuelta terrorista democrática que derrocó a Gadafi del poder al que asesinaron con la ayuda de la OTAN-ONU y que hoy en Siria los delincuentes terroristas democráticos de la oposición intentan en convertir a ese país en un estado lacayo del imperialismo con el barajo de la Sharia y demás pendejadas religiosas musulmanas (como lo hizo el cretino angelical delincuente Osama Ben Laden para justificar su “grandiosa” lucha contra el “demonio” yanqui). Quizá sea la necesidad de trascender históricamente en el escenario global la que motiva a Gustavo Gorriti a manifestar lo que no nos sorprende del que el servidor de la CIA a través de la embajada norteamericana en el Perú el presunto “izquierdista” Fernando Rospigliosi nos ha dejado ya cátedra y que quizá inconscientemente esto haya influenciado en Gustavo Gorriti en su afirmación “contra terrorista”.
Subirse al coche de la “lucha contra terrorista” del imperialismo no parece que resulte fácil en el caso del Perú, eso está destinado al fracaso con sus secuelas de genocidio y asesinatos impunes. Si recordamos nomás lo que vivimos en las décadas pasadas todo era un chongo informativo y toda la “mierda” reaccionaria nos las hacían pasar por los oídos con total impunidad (tal y como lo hicieron desde la colonia), todo por el “estado de derecho” de este podrido estado-sistema con derecho a defensa.
Dada la posibilidad no muy remota de la posible muerte del combatiente guerrillero de un sector del PCP, Artemio, en razón de las heridas que manifiestan los medios, otro asumirá la misma posición mientras los reaccionarios bailan alegremente creyendo que con su muerte se derrota a Sendero Luminoso y la voluntad revolucionaria de los comunistas en el Perú (tal y como se hizo luego de la captura de Abimael Guzmán y la acción mediática de la prensa reaccionaria) como denotan las palabras atorrantes del ministro del interior al respecto.