domingo, 18 de marzo de 2012

ALERTA DE LUZ VERDE EN EL PERÚ – DELINCUENCIA Y TERRORISMO DE FÁBRICA MADE IN PERÚ USA - EL DERRIBO DEL HELICÓPTERO EN ANAPATI SATIPO JUNÍN EL 02 OCTUBRE 1999 - ALVARADO FOURNIER

Un plan subterráneo de Seguridad del Estado que durante la guerra interna en nuestro país tuvo sus bemoles parece estuviera por iniciarse o al menos intentar ponerlo a prueba dado los condicionantes actuales y lo sucedido desde fines de 1999 hasta hoy.

Acabamos de ver un reportaje informativo sobre el tema de los asalta bancos hecha por el reportero Mauricio Escajadillo y su equipo de reporteros en el programa de Panorama de Panamericana Televisión el día de hoy y nos llama mucho la atención.

Gino Costa ex ministro del gobierno de Toledo fue mencionado y entrevistado junto a otros pero que creo son solo relleno de lo que voy a exponer.

Según dicho reportaje logran entrevistar a un asalta bancos (con gorrita y anteojos oscuros) que como manifiesta el reportero es un EX SENDERISTA y le explica terminologías del mundo del hampa. ¡Increíble lo que estamos viendo!, ¿Y a qué hora lo detienen?

Recordemos cómo la Embajada Norteamericana y Seguridad del Estado instrumentó a delincuentes de alta peligrosidad (incluyendo agentes suyos) para hacerse pasar como Senderistas y ejecutar acciones terroristas (del cual hay evidencias documentadas sobre el caso) de los que sobresale el tal Milla denominado como Momón quien vivía (por su seguridad) frente a las instalaciones de la base militar de Las Palmas (dicho sea de paso donde Montesinos tenía algo así como su cuartel general).

También recordemos a aquellos “senderistas” “arrepentidos” (infiltrados o reclutados por alguna circunstancia especial). Mencionemos a Mesmer Carles Talledo como caso más emblemático. A los “senderistas” que durante el segundo gobierno de García se pretendió utilizar para atentados terroristas que no se dieron y que se puso en evidencia por aquel entonces. A los “senderistas” que visitaron la Embajada Norteamericana para ofrecer sus buenos oficios, algunos de los cuales se hallan haciendo proselitismo “senderista” en Europa protegidos solapadamente por seguridad de aquellos estados para que hablen del Pensamiento Gonzalo y de la Lucha Armada en nuestro país, aquellos que hoy “dicen” no están con la línea de Artemio del Huallaga ni con la de José en el Vrae. “Senderistas” que hoy pretenden asomar su verdadera cara y que en determinado momento a Momón se le pretendió endilgar el “liderazgo” (recordamos que durante el gobierno del delincuente terrorista Alberto Kenya Fujimori Fujimori un supuesto vídeo donde muestran un símbolo “revolucionario” de un “nuevo grupo terrorista” y realizando vivas y consignas que luego quedó en el olvido como resultado de la reconstitución del PCP en el país).

Sabemos de la desesperación del imperialismo por salir indemne de esta crisis global y de sus planes por instrumentar cualesquier situaciones y/o personas para (sin importar los costos sociales, como el caso del Centro Comercial del Polo) desarrollar políticas que como en México ya son un hecho, es decir, la instrumentación-administración de la delincuencia y el narcotráfico como argumentos para intervenir militarmente por parte de las tropas del Comando Sur de los EEUU.

Digo ensayo puesto que de esta entrevista se desprenden cosas que son por demás evidentes. Pese a querer destruir las fuerzas de combatientes senderistas en el Huallaga (que significó la captura de Artemio y el intento de asesinarlo), en el país hay fuerzas guerrilleras que observan estas pretensiones subterráneas de los sucios de seguridad del estado (pues es difícil creer que este pobre reportero sea el gestor ideológico de esta verde trama y solo por motivación propia algo así como la de querer dárselas de “inteligente” que me sugiere que la conductora no durará mucho en ese programa).

Quienes pertenecen al PCP y han visto este “reportaje periodístico” deben de estar determinando la ubicación y decidiendo el aniquilamiento de este sujeto al que solo por eso de la identificación denomina como “Rogelio” el asalta bancos. Es alto y de porte militar (denotado en sus expresiones convenientemente maquilladas por la jerga que maneja) y obedece a características evidentemente delincuenciales. Personajes como este (digitados por seguridad del estado en combinación con la Embajada Norteamericana) fueron “entrevistados” durante el apogeo de la dictadura fujimontesinista para degenerar y socavar los cimientos de la Guerra Popular en nuestro país.

Recordemos aquel “senderista” con cara y ojos de psicópata (desde entonces, a cuántos incautos habrá sorprendido este agente de la inteligencia reaccionaria peruana) que fue entrevistado en el Centro de Lima (cerca a palacio de gobierno durante el gobierno del asesor Montesinos) como ‘revolucionario’ ‘defensor de los trabajadores’ (será ahora de los de la Chola Vicky, la mujer de un avezado delincuente preso hoy en un penal del país) en su “oficina” portando detrás suyo la imagen de Lenin. Fueron las épocas del apogeo de la inteligencia peruana y hasta sirvió de exportación que quiso finiquitar con sello de oro Eduardo Alvarado Fournier en sus “conversaciones” con Raúl (el hermano de José) en las selvas de Junín y al ser herido en la emboscada a su helicóptero (02 de octubre en el río Anapati, Satipo, Junín) terminó diciendo “hemos perdido la única oportunidad de derrotar definitivamente a Sendero Luminoso en nuestro país” (no recuerdo bien si la palabra fue ‘única’ o ‘última’).

Más de uno debe tomar estas cosas con seriedad, no se trata de estados paranoicos de determinadas personas pero sí de Estados paranoicos. Algunos deben de estar de acuerdo con ello, es decir, que incluso los utilicen en estos protervos planes del imperialismo específicamente norteamericano y sujetos voluntarios a que los revienten con explosivos (incluso gratuitamente), ¡mi admiración a ellos!, ¡héroes de la democracia!, ¡Oh Odín, allí te van unos gansos para tu desayuno!

Estamos de acuerdo, a muchos en este país (especialmente a los dementes terroristas de la ultraderecha) no les debe de gustar el contenido de este blog pero allí estamos. Quienes quieren tirar por los suelos a mi persona están en su derecho, les paso el dato secreto de que hace muchos años yo le chupaba las tetas a mi madre y el dedo a mi padre, ¡qué escándalo!

EEUU deberá de buscar argumentos "creíbles" para intervenir militarmente en Colombia y en Perú pues ya se nos vienen.

20 de marzo: “DÍA DE LA VERDAD Y DE LA LUCHA CONTRA EL IMPERIALISMO

LO SIGUIENTE FUE AÑADIDO EL 04 DE OCTUBRE 2015:

Tomado de: http://larepublica.pe/11-01-2012/camarada-jose-revela-como-fujimori-usaba-doble-discurso-ante-el-terrorismo

'CAMARADA JOSÉ' REVELA CÓMO FUJIMORI USABA DOBLE DISCURSO ANTE EL TERRORISMO

Versión. Terrorista cuenta cómo diálogos secretos con el SIN se daban mientras Fujimori pregonaba un 'No al terrorismo' solo para hacerse reelegir.

Afirma también que su hermano 'Raúl' siempre engañó al gobierno diciendo que Sendero se rendiría.
Elías Navarro.

Es difícil no recordar aquel 2 de octubre de 1999, cuando un helicóptero del Ejército peruano fue derribado en la selva de Junín en un atentado que provocó la muerte de cinco oficiales.

Ese día, Alberto Fujimori declaró a la prensa que la nave fue derribada cuando cumplía una operación contraterrorista. Pero un informe de La República reveló poco después que el ex mandatario mentía y que, más bien, entonces se negociaba en secreto una rendición de senderistas para presentarlos ante la opinión pública como un éxito del gobierno que pretendía reelegirse.

El balance de las acciones terroristas elaborado el año pasado por la organización senderista del Vrae, y que desde ayer consignamos como el 'Diario del terror', detalla las pretensiones del desaparecido Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) de Montesinos para mejorar la imagen de Fujimori.

SU VERSIÓN

En este documento, que  fue extraído del computador de Víctor Quispe Palomino 'José' hace un año, evoca que fueron “cinco mesas de diálogo” realizadas entre setiembre y octubre de 1999, primero en el sector llamado Paquistán y las cuatro restantes en San Martín de Pangoa, Junín.

“Fujimori y Montesinos buscaban afanosamente un triunfo cabal y completo en la lucha antisubversiva que les sirva a su campaña reeleccionista a costa del aniquilamiento completo del partido y de la guerra popular antidemocrática”, recuerda el cabecilla de los terroristas.

El revelador documento relata que en lo que se podría considerar como la primera reunión entre el gobierno y los remanentes de Sendero, llevada a cabo el 11 de setiembre de 1999, un helicóptero llegó por primera vez a la zona en conflicto para entregar víveres de Lima como un “signo de amistad y confianza” a los terroristas.

En una segunda reunión, el 23 de setiembre, el 'camarada Dino' fue autorizado por la cúpula senderista para dialogar con el general EP Eduardo Fournier Alvarado, a cargo de la operación. El terrorista entregó a Fujimori y Montesinos, a través de Fournier, ofrendas como "señal de su nueva amistad".

Según 'José', su organización estaba tomando ventaja y la “comisión Fournier” los seguía subestimando, creyendo que realmente iban a rendirse.

El subversivo señala que para la tercera mesa de diálogo del 27 de setiembre Fournier parecía presionado desde Lima y comenzaba a presionarlos para llegar a una negociación lo más pronto. ‘José’ nombra al 'camarada Cirilo' como interlocutor válido.

Para la cuarta mesa de diálogo realizada un día después, Fournier quería tener una respuesta concreta respecto a la rendición.

Según relata este informe, "Fournier estaba cada vez más presionado por Fujimori y Montesinos pidiendo hacer el diálogo directamente con la dirección del partido", en ese entonces con el propio Víctor Quispe Palomino.

‘José’ recuerda el momento con mucho detalle. “Fujimori vociferaba en público, pintándose de firme en la lucha contra el terrorismo: ni un centímetro al terrorismo, lucha sin cuartel al terrorismo, pero en privado y en secreto estaba realizando mesas de diálogo” con Sendero.

Consciente del interés puesto por el gobierno en esa operación, ‘José’ cuenta que aprovecharon que todos sus pedidos sean aceptados. “Como sabíamos que era una trampa (plan secreto y oscuro) y ya no daban para más estas ‘mesas de diálogo’, tenía que terminar en una acción contundente”, dice.

DESESPERADOS

'José' revela también que, al estar el general Fournier presionado, él no iba a retroceder en sus pedidos. Así que le propusieron traer a las combatientes 'Rita' y 'Silvia' (ambas prisioneras, hermana y madre de los 'camaradas José y Raúl') con el objetivo de que "Fournier se confíe más y potenciara más su error de subestimarnos”.

Le trajeron a 'Rita'.

La quinta mesa de diálogo no se concretaría. Uno de los dos helicópteros que llegaban al punto fue emboscado y completamente destruido.

Según el documento senderista, Jorge Quispe Palomino, (a) 'Raúl', quien participó como nexo entre el SIN y Sendero, siempre fingió estar de lado del gobierno fujimorista para concretar un golpe, el cual se dio con la emboscada en Anapati.

CLAVES

El jefe senderista Víctor Quispe Palomino 'José' refiere en uno de los diálogos secretos que les envió a Fujimori y Montesinos crías de sajino y ronsoco como señal de su amistad.

El diario senderista señala que las partes débiles del helicóptero son la cabina, el motor y toda la parte superior, porque por ahí está el sistema eléctrico. También es débil la parte del tanque cuando se le lanza un cohete RPG.

EN CIFRAS

20 ataques a helicópteros se dieron entre el 2008 y enero del 2010, según los registros senderistas.

47 armas múltiples como fusiles y RPG pertenecientes al EP tienen en su poder.

LO SIGUIENTE HA SIDO TOMADO DE CARETAS:

¿QUÉ PASÓ EN ANAPATI?

Cinco militares mueren en un helicóptero en la selva de Satipo. De acuerdo con el Gobierno, fue un ataque senderista. Pero faltan datos.


Coronel José Luis Orihuela Lavado, de 45 años, uno de los fallecidos. Desde joven siempre fue un oficial operativo. Como tal, estuvo en Ayacucho, Iquitos y Tingo María. También participó en la captura de "Feliciano".



EL lunes 4 por la tarde, durante una conferencia de prensa, el presidente Fujimori hizo el anuncio: como en los peores tiempos, nueve militares habían sido asesinados el sábado 2 por una columna senderista en Satipo, más precisamente en la zona del río Anapati, afluente del río Ene.

Según la versión presidencial, los 35 militares iban en un helicóptero MI-17, de fabricación soviética, y fueron atacados por 60 subversivos cuando aterrizaban. Para el martes 5, el saldo trágico de nueve muertos, por boca del mismo Presidente, disminuyó a cinco: cuatro oficiales y un suboficial.

El coronel José Luis Orihuela, el teniente coronel Javier de la Cruz (piloto), el capitán Blasco Villafuerte, el teniente Roberto Soto y el suboficial Oscar Córdoba eran los caídos en el incidente. Nadie más, ni el Comando Conjunto de la Fuerza Armada -que siempre emite un comunicado en estos casos- agregó algo.


Martes 5, pocos minutos después de las 3 de la tarde. Los cadáveres de los cinco efectivos muertos en Satipo llegan a Lima.





Después vinieron los 400 efectivos que perseguían a los atacantes, convertidos luego en 800, las versiones sobre el retorno de los otros 29 ocupantes de la nave a una base (¿cuál?) o los nueve que quedaron escondidos en medio de la selva, entre ellos el general José Fournier, autor del libro "Tiwinza con Z".

La presencia de Fournier da una idea de la envergadura de la importancia militar de la zona. Este general -autor también del libro "Conociendo al MRTA para vencerlo"- es un hombre vinculado a los sectores de Inteligencia. Se le atribuye el arrepentimiento de Sístero García, en 1994, un cuadro del MRTA, lo que produjo el primer cisma de la organización, y al espectáculo televisivo montado con la presunta camarada "Rita" entrevistada el año pasado.


Presidente Fujimori explicando en un mapa la presunta zona del ataque.






Fournier habría estado tratando de infiltrarse, aparentemente con la intención de cerrar el cerco a las huestes sobrantes de "Feliciano". Si es así, entonces parece que lo que Francisco Diez Canseco, presidente del Consejo por la Paz, sostuvo en CARETAS 1587 se aproxima a la verdad: que las columnas senderistas entre Vizcatán (Ayacucho) y el Huallaga no han sido desarticuladas con la captura del líder senderista el pasado julio.

Toda la zona estaría, desde hace unas semanas, siendo ocupada por fuertes contingentes militares. Diversas bases se habrían instalado: la de Puerto Prado, la de Potocheni, la de Pichiquia, la de Cañón del Diablo, la Quiteni. Esta última, al parecer, es la más cercana al lugar del incidente.


General Alatrista, jefe de la División de Fuerzas Especiales (DIFE), actúa sobre el terreno con 800 hombres.










Orihuela, por otra parte, jefe de Estado Mayor Operativo de Ayacucho, era un oficial constantemente requerido para reuniones en el "Pentagonito" con altos mandos de Defensa y con el propio presidente Fujimori. Antes también estuvo en el Frente Ayacucho, así como en Iquitos y Tingo María. Deja esposa y dos hijos menores.

De acuerdo con versiones recogidas por CARETAS, los familiares de los fallecidos conocieron la demoledora noticia el lunes 4 directamente desde Palacio de Gobierno, por la radio y la Tv. El presidente Fujimori, nuevamente, se erigió en portavoz, estratega, comunicador social.

Las FF.AA. guardan fuerte hermetismo sobre la naturaleza de la misión y las causas del incidente. Sin embargo, fuentes militares consultadas por CARETAS no descartan la posibilidad de que la tragedia haya sido provocada por cierta negligencia.

Que la nave viajara sola (se afirma que, con frecuencia, viajan dos) abona la tesis del descuido. También, por cierto, el hecho de que la nave pudiera ser atacada. Un helicóptero de combate no aterriza en zona enemiga sin haber asegurado el perímetro con fuerzas especiales.

Una fuente sostiene, por eso, que podría tratarse de un mero accidente, por error humano o falta de mantenimiento. Una razón: la muerte sólo de los cuatro oficiales y un suboficial.
 Helicóptero llevaba a 35 militares, entre ellos al general José Fournier.

Por lo general, en la cabina de mando viaja la oficialidad. Una caída a tierra por la parte delantera, debido a un accidente (¿o un derribamiento?), provocaría justamente la muerte del coronel, el teniente coronel, el capitán, el teniente y el suboficial. Aunque no queda claro dónde viajaba el general Fournier.

Otro elemento extraño, según esta fuente, es que la columna senderista se haya ensañado solamente con quienes iban en la cabina de mando. No hay razón, sostiene, para que la tropa y otros efectivos no hayan sido atacados. Ni se sabe quién repelió el ataque y quedó al mando tras la incursión.

¿Qué pasó entonces? ¿Es posible que, como en la captura de "Feliciano", se haya creado un escenario en el cual un hecho, esta vez desgraciadamente fortuito, se aprovecha para consolidar una imagen ante la opinión pública? (R.E./D.M.).

LO SIGUIENTE HA SIDO TOMADO DE:

MIÉRCOLES, 17 DE AGOSTO DE 2011
IDL REPORTEROS PUBLICA:

CUANDO ‘RAÚL’ COLABORÓ CON EL SIN ¿O EL SIN COLABORÓ CON ‘RAÚL’?

En el aeropuerto de Jauja, fines de junio de 1999, a la izquierda, colaboradora de SL, general EP Eduardo Fournier, Jorge Quispe Palomino, con uniforme de soldado, y coronel PNP Juan Vargas (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).


'Raúl', Jorge Quispe Palomino, y colaboradora de SL con uniforme militar del EP (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).

Por Gustavo Gorriti.-

En el notable reportaje que el periodista Fernando Lucena realizó en la selva al SL-VRAE, el portavoz de los insurrectos en la exhaustiva entrevista fue ‘el camarada Raúl’, Jorge Quispe Palomino, tercero en la línea de mando de SL-VRAE y, según parece, el de mayor facilidad expresiva.

Entre los temas de interés –explícitos unos, involuntarios otros – que surgen durante la entrevista, lo que destaca con más fuerza es el apasionado deslinde con el Sendero Luminoso histórico, en especial con el liderazgo de Abimael Guzmán, “Gonzalo”.

‘Deslinde’ es un término que se queda corto. Se trata de un repudio con el lenguaje radical de la abominación.

‘Raúl’ se declara partidario de que “se aniquile a ‘Gonzalo’”, a quien llama “ese miserable y ese terrorista”. Términos parecidos se dedican a ‘’Feliciano’ (Óscar Ramírez Durand), su exjefe directo, a quien en esta entrevista – y en las anteriores a SL-VRAE también – se acusa de haber perpetrado asesinatos indiscriminados y monstruosos abusos sin cuento.

Además, tanto ‘Gonzalo’ como ‘Feliciano’ (que hoy están enfrentados entre sí), son conjuntamente acusados, en esta y en las otras entrevistas, de “capitular”, de haberse rendido y renunciado a la ‘lucha armada’.

En contraposición, el SL-VRAE (que, como se ha dicho, se presenta a sí mismo como el “Militarizado Partido Comunista del Perú”), reclama no haber capitulado nunca, por más que hoy abomine de Guzmán y su estrategia insurreccional de 1980-1992.



Jorge Quispe Palomino, 'Raúl, poco después de ser capturado en junio de 1999 (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).

La colaboración

Pero hay un importante y largo capítulo en la historia de ‘Raúl’, que éste no mencionó, en el que el actual dirigente senderista no solo ‘capituló’ sino, según todas las apariencias, colaboró activamente con las fuerzas de seguridad, específicamente con el entonces SIN (el Servicio de Inteligencia Nacional), en la búsqueda y captura de ‘Feliciano’.

‘Raúl’, es decir, Jorge Quispe Palomino, fue capturado en Palián, cerca de Huancayo, a fines de junio de 1999. Llegó a una casa que había sido intervenida poco antes y donde quedaron varios policías al acecho. Uno de ellos, el hoy coronel retirado de la PNP Henry Cueva fue quien lo redujo y tomó luego bajo su cargo. Los detalles de la captura se encuentran en el libro “‘Feliciano’: captura de un senderista rojo”, del general EP (r) Eduardo Fournier (Lima, 2002).

En varios arrestos sucesivos cayeron otros dirigentes senderistas, entre los cuales ‘Alcides’ entonces segundo al mando, detrás de Feliciano, del llamado Comité Regional Principal de SL.

El 28 de junio, según el relato de Fournier, varios detenidos aceptaron colaborar con el SIN, a cambio de la promesa de diversos beneficios: ( “yo garantizo, en Lima te gestionamos tus documentos legalmente y te damos apoyo económico para que vivas tranquilo como cualquier ciudadano”, dijo Fournier, [pag. 61]).

Entre los detenidos que aceptaron cambiarse de bando y colaborar con las fuerzas de seguridad, estuvieron tanto ‘Alcides’ como ‘Raúl’.

Desde entonces y hasta la captura de ‘Feliciano’ el 14 de julio de 1999, Jorge Quispe Palomino colaboró activamente con el SIN y con el Ejército en las operaciones de búsqueda que culminaron en el arresto de aquél.

Su colaboración fue decisiva para la captura, porque mantuvieron comunicación radial con ‘Feliciano’, fingiendo estar en libertad. En las fotos publicadas en el libro de Fournier, reproducidas aquí, se ve a Jorge Quispe Palomino, ‘Raúl’ hablando con ‘Feliciano’ bajo la atenta mirada de los operativos del SIN.


"Me copia, me copia". Jorge Quispe Palomino y Fournier, entre otros, asisten a una comunicación de senderista con 'Feliciano' (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).

El objetivo era atraer a ‘Feliciano’, haciéndole creer que sus cruciales colaboradores seguían en libertad y estaban plenamente operativos, a una trampa: un lugar controlado por las fuerzas de seguridad, donde pudiera ser capturado con facilidad.

Pese a las suspicacias de ‘Feliciano’, tanto ‘Alcides’ como ‘Raúl’ desempeñaron bien su papel y mantuvieron hasta el final la ficción.

No solo eso: ambos dirigentes senderistas guiaron también a patrullas del Ejército en los primeros (y fallidos) esfuerzos por ubicar  ‘Feliciano’ en el campo. Lo hicieron vestidos con uniforme militar, como otro soldado más en la patrulla.

Apenas producido el arresto de ‘Feliciano’, los miembros del grupo de ‘arrepentidos’, festejaron el éxito de la operación, al que tanto contribuyeron, con un entusiasmo aparentemente igual al de los militares y policías. De hecho, a esas alturas, todos funcionaban ya como un equipo. Jugaban fulbito juntos, le compraron una guitarra a ‘Raúl’, quien cantó y festejó la captura a coro (como se puede ver en la foto) con los generales EP Javier Lira y Fournier.



Formando un equipo: 'Raúl', Jorge Quispe Palomino, segundo desde la derecha, de pie, en el equipo 'Llanero', en combinado SIN-SL el 24 de julio de 1999 (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).



Trío de trovadores: 'Raúl', Jorge Quispe Palomino, canta con el acompañamiento de los generales EP Javier Lira y Eduardo Fournier (Imagen tomada del libro 'Feliciano' de Eduardo Fournier).

Luego, ‘Raúl’ siguió colaborando con el grupo del SIN dirigido por Fournier y viajó a Lima, desde donde empezó las negociaciones con su hermano ‘José’ (Víctor Quispe Palomino) para lograr su rendición y entrega.

Tal fue la confianza que conquistó, que eventualmente lo dejaron en libertad para que pudiera reunirse con su hermano y con ‘Alipio’ (Leonardo Huamaní u Orlando Borda).

Cuando Fournier, acompañado, entre otros por ‘Alcides’ llegó en un helicóptero para el encuentro pactado con ellos, en Anapatí, en octubre de 1999, no lo esperaba la anunciada rendición, sino una emboscada en la que se perdió el helicóptero y, sobre todo, las vidas de varias personas, entre las cuales ‘Alcides’.

¿Qué pasó?

¿Qué llevó a ‘Raúl’ a pasar primero de alto dirigente senderista a colaborador entusiasta del SIN, para dar luego un salto atrás, engañando y emboscando a Fournier, aún a costa de matar a antiguos compañeros suyos, tanto en el monte cuanto en la colaboración, como ‘Alcides’?

Hubiera sido interesante que ‘Raúl’ contara su versión. A falta de ella está la de Fournier y, sobre todo, la interpretación de los hechos mismos.

Diversas evidencias indican que los hermanos Quispe Palomino odiaban a ‘Feliciano’ cuando estuvieron bajo su autoridad, pero que a la vez le temían. Por mucho que resintieran sus métodos y abusos no estaban dispuestos a enfrentarlo y derrocarlo o en condiciones de hacerlo.

Así, de acuerdo con esta interpretación, ‘Raúl’ vio la oportunidad, luego de ser capturado, de lograr que las fuerzas de seguridad les hicieran el trabajo de liberarlos del yugo de ‘Feliciano’. Según Fournier, ‘José’ y su gente se alegraron mucho de la captura de ‘Feliciano’ apenas se enteraron de ella, lo cual coincide con sus declaraciones en la entrevista que le hizo Martín Arredondo.

Aún así permanece la pregunta de si ‘Raúl’ jugó con la gente del SIN fingiendo colaboración y lealtad, para lograr la captura de ‘Feliciano’, y luego reintegrarse con su gente, antes de atraer a Fournier a una emboscada con el señuelo de la presunta rendición.

Si eso fuera cierto, revelaría una excepcional sangre fría y capacidad de disimulo por parte de ‘Raúl’, similar a la de algunos notables espías, capaces de fingir lealtades diferentes en complejos juegos de desinformación y traición.

El propio Fournier no lo cree así. En entrevista telefónica con Romina Mella, de IDL-R, Fournier sostuvo que la emboscada de Anapati fue realizada por ‘Alipio’, sin autorización de ‘José’ o de ‘Raúl’, que se encontraban a un día de camino.


Pero el hecho es que después de la emboscada y las muertes, los hermanos Quispe Palomino y ‘Alipio’ no parecen haber tenido un conflicto particularmente duro, porque pasaron a integrarse fluidamente en la dirección del nuevo SL-VRAE, que cambió tácticas, estrategia, doctrina e hizo del repudio a Abimael Guzmán y a ‘Feliciano’ un aspecto central en la definición de su nuevo rostro.