jueves, 22 de marzo de 2012

FRAGATA BRITÁNICA EN EL PERÚ

La decisión de la cancillería de cancelar la visita de una fragata británica al puerto del Callao ha sido la más certera y apropiada solo que ya molesta su presencia en el mar de Grau.

Si bien la marina de manera inconsulta quiere reabastecerla para que prosiga su viaje, debe esperar a que (pese al dolor de su corazón) así lo decida el Estado peruano.

No debería preocuparse tanto la marina del Perú, los británicos tienen una paciencia e indiferencia que sorprende. No en vano perdimos territorios y valiosos peruanos en la guerra con Chile gracias a ellos. Ni para mencionar a la Argentina puesto que ambos países son una ofensa para nuestro país.

Siendo que son parte de la OTAN (Organización Terrorista del Atlántico Norte) deben entender que no todos compartimos sus afanes ni esmeros diversos aunque aquí hay discípulos potenciales de Mariano Ignacio Prado que estarían prestos no solo de abastecerlos de alimentos y combustibles sino hasta de ofrecer sus “buenos oficios” carnales: “¡Polay no, Polay no!

Aunque no por eso de las alusiones carnales, coincido en cierto modo con la Marina de Guerra del Perú pues no se les puede privar de elementos esenciales para sobrevivencia y continuar su marcha en razón a que no es coherente la decisión de la cancillería puesto que estos son capaces de ponerse en cuatro ofreciendo el poto, la boca y orejas para que los del Comando Sur norteamericano hagan uso y abuso también de nuestro país.

Esto parece un lío de faldas. Pelearse por dos maridos, uno muy frío y otro muy calentón. ¡Mi gringo yanqui es más rico, la tiene más grande y divertido!

Peliculina mediática. Si bien hay parecidos y similitudes, EEUU es el país más delincuencial y terrorista que Inglaterra y esto más parece líos de la mafia que sanción moral concreta al Estado británico como pretende ser. Recuerdo aquel incidente peliculero de aquella puta que decía “a tí no te la chupo, al de él sí”.

Estos huevones nos quieren hacer creer que estamos en 1879 y que son patriotas, nacionalistas, americanistas. ¡NO A CONGA CARAJO!