viernes, 23 de marzo de 2012

GUERRA CONTRA EL IMPERIALISMO Y EL NEOCOLONIALISMO EN AMÉRICA LATINA


Leía un artículo en el diariointernacional.com sobre el encuentro que hubo en la Universidad de Lima teniendo como anfitrión a Mario Vargas Llosa MVLL del que hice un comentario anterior al respecto (esa de 'la necesidad de la corrupción' en la democracia).

A todas luces es el preludio de la preparación del intervencionismo militar de los EEUU y OEA en diversos países latinoamericanos especialmente Colombia, Perú y otros dizque para garantizar la paz, la libertad y la democracia burguesa.

Se presentó el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, delincuente, narcotraficante y mecenas de los mismos, promotor de las terroristas y desmovilizadas AUC. Si bien no escuché su participación ya nos viene acostumbrando en su papel de canciller del intervencionismo y de la solución militar a la presencia de las guerrillas de las FARC en Colombia, de Sendero Luminoso y del PCP en nuestro país por el otro lado, y así convertirnos definitivamente en países lacayos y de mafiosos democráticos a los que hay que combatir. MVLL es un lacayo tan orgulloso y liberado que con su premio nobel ya no se considera tal.

Según dicho artículo Álvaro Uribe vino a hablarnos de “lucha contra el narcotráfico” como si estuviera hablando en un país de putos pendejos y pendejas como el suyo. Bueno es comprensible que en una universidad como esa puedan sucederse dichos encuentros. Solo creo que faltó la presencia del libio terrorista de Hernando de Soto, la cereza de la torta para hacerla más visible la intensión pues si ya se hizo en Libia (y torpemente se pretende en Siria) no hay que perder la oportunidad en América Latina antes que se enfríen las “primaveras” y el intervencionismo remodelador imperialista a la medida de sus necesidades, intervencionismo apresurado dado el repliegue forzado como resultado de la resistencia de países del medio oriente y euroasiáticos que no quieren permitir que sus países se conviertan en burdeles ‘democráticos’ políticos tal y como sucedió con Afganistán, Irak, Egipto, Túnez, Libia y otros.

No me es extraño que alguien como este señor se haya presentado allí oronda y lirondamente, en este país hay tanta gente como él que ocupa puestos importantes en el Estado (políticos y militares), dueños de diversos medios de producción y servicios y demás con financiamiento del narcotráfico “legal”. Es obvio lo que pensaría el lector si aquí en este blog le doy cabida a Abimael Guzmán en alguna entrevista o a tratar determinado tema aunque esto ni se acercaría mucho a lo del tema de Álvaro Uribe el mentiroso pues una entrevista con Abimael es imposible.

Para no hacerla más extensa la reproduzco aquí:

EL CHISTE DE LA SEMANA: ÁLVARO URIBE ESTA CONTRA LA DROGA

Jueves 22 de marzo de 2012

El combate contra el tráfico de drogas es uno de los principales retos que enfrentan los países de América Latina, ha dicho en Lima Álvaro Uribe el ex presidente de Colombia. La declaración de este ex mandatario lo hizo durante su participación en el seminario internacional ‘América Latina: oportunidades y desafíos’, organizado por la Fundación Internacional para la Libertad, celebrado en la Universidad de Lima, cuyo anfitrión principal ha sido el escritor Mario Vargas Llosa.

Las declaraciones de este personaje suenan a tomadura de pelo, si se toma en cuenta que Álvaro Uribe ha sido un presidente del narcotráfico internacional. La misma CIA americana en un reciente documento secreto desclasificado denuncia a Álvaro Uribe de ser el narcotraficante más peligroso de Colombia.

De otro lado, la revista estadounidense Newsweek, ha dicho que Alvaro Uribe colaboró con el Cartel de Medellín. Newsweek informa sobre un documento, que fue elaborado en 1991 por la Defense Intelligence Agency, en el que se hacen severas acusaciones al presidente de la República de Colombia, Alvaro Uribe, sobre sus supuestas relaciones con el narcotráfico. En el informe se asegura que Uribe era amigo personal del capo del narcotráfico más poderoso de aquella época, Pablo Escobar, que su padre fue asesinado por ajustes de cuentas con narcotraficantes y que se opuso al tratado de extradición con EEUU. El Gobierno colombiano se ha defendido publicando un comunicado en el que desmiente todo.

El documento incluye una lista de individuos que podrían estar relacionados con la conocida organización criminal y de narcotráfico: el Cartel de Medellín. En el listado Alvaro Uribe ocupa el número 82 entre 104 personas. También podría estar incluido en la lista Fidel Castro, con el seudónimo de "Rambo", aunque cabe la posibilidad de que se trate de un error al confundirle con el legendario asesino y paramilitar Fidel Castaño, sefún el diario Los Angeles Times.

En relación a la acusación de que el padre del actual presidente de Colombia fuese asesinado como consecuencia de ajustes de cuentas con narcotraficantes, el Gobierno ha reiterado que su muerte se produjo al ofrecer resistencia en un intento de secuestro realizado por el V Frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Farc) el 14 de junio de 1983 .

En cuanto a las relaciones con Pablo Escobar, el Gobierno colombiano afirma que Alvaro Uribe fue elegido senador en tres ocasiones: en 1986, 1990 y 1991 como miembro del Movimiento "Directorio Liberal de Antioquía". Desde el Gobierno afirman que no puede haber ralación alguna con Escobar, ya que fue el segundo hombre de Jairo Ortega cuando fue elegido por un movimiento distinto en 1982. A lo que no se ha respondido desde el Ejecutivo ha sido a la afirmación de los supuestos lazos que unían al presidente con el Cartel de Medellín.

En el comunicado que ha presentado la Presidencia de la República se asegura que, en lo que se refiere al tratado de extradición, la posición de Uribe no ha cambiado desde que era senador en 1989. Entonces, en contra de las acusaciones de Newsweek, el actual presidente de Colombia no se opuso al referéndum que la Cámara de Representantes quería llevar a cabo para votar por la extradición de narcotraficantes en EEUU, sino que simplemente propuso la alternativa de que se realizara después de las elecciones parlamentarias para evitar que hubiese presiones por parte de los narcotraficantes.

Además, el Ejecutivo de Uribe asegura que su lucha contra el narcotráfico es una constante en su política y ha señalado que, desde que Alvaro Uribe fuese nombrado presidente hace dos años, 170 personas relacionadas con las drogas han sido extraditadas y se han destruido más de 30.000 hectáreas de plantaciones de coca.

El Gobierno ha asegurado que estas acusaciones en contra de Uribe son las mismas que en su momento hizo la oposición durante la campaña electoral en 2002. Además, Joseph Contreras, el periodista de Newsweek que ha publicado el informe, ha tenido varios enfrentamientos con el actual Gobierno, como ocurrió en 2003, cuando Uribe se negó a acudir a una entrevista hecha por el periodista quien, además, publicó una biografía no autorizada del mandatario.

No obstante, la mayoría de los principales medios de comunicación estadounidenses se hacen eco de este informe de 1991 que ha sido desclasificado recientemente.

La "mano dura" de Alvaro Uribe contra el narcoterrorismo colombiano y la gestión de anteriores presidentes del país andino, como Andrés Pastrana, han colocado a Colombia como uno de los mejores aliados (sino el mejor) de EEUU en su lucha contra el terrorismo.

En 1991, año en que se elaboró el informe que obra en poder de los Servicios de Inteligencia militar de EEUU (documento que fue elaborado por una organización privada apolítica), Alvaro Uribe ocupaba el cargo de gobernador del estado colombiano de Antioquía y en ese informe se le relaciona con el narcotráfico a un "alto nivel gubernamental".
CLB PLT