jueves, 12 de julio de 2012

OBAMA: “CHÁVEZ NO ES UN PELIGRO PARA LA SEGURIDAD DE EE.UU.”

Luego de esa afirmación, Obama ha levantado polvo en el cotarro mediático norteamericano el día de ayer.

Muchos analistas incluyendo norteamericanos, comprenden que EE.UU. está dejando de ser la potencia única del globo. Que más que persistir en el plan de la “administración del terrorismo” y en el ya desgastado pretexto de “países del eje del mal” se deben buscar nuevas formas de relaciones y de convivencia con los países que hoy intenta derrocar y/o destruir por diversas vías (bajo las premisas anteriores).

Parece reconocer que en Latinoamérica las cosas no marchan ni marcharán como en el medio oriente (menos civilizados y embrutecidos por la fe religiosa). Que las relaciones que deberá entablar con Venezuela en caso de volver a ser reelegido Chávez (como parece ser) han de tomar un rumbo inesperado para quienes se subieron al carromato de George W. Bush en su aventura denominada Odisea. Penélobush ya no lo espera ni menos teje ni desteje la bufanda favorita de George (absurdo, más si EEUU es la cuna de la infidelidad en el buen sentido de la palabra).

Es absurdo suponer que un país como Venezuela haya sido siquiera alguna vez un mamotreto de intento de “peligro” para los EE.UU. Chistes sangrones también hacemos aquí, comprensible. Chávez ahora ya no será un "problema", ahora será un potencial "aliado". Como diría el poeta peruano Nicomedes Santacruz: "Como cambias pelona".

Todo indica que tendremos que lamentar que la aventura guerrerista de EEUU y la OTAN ha de quedar en el recuerdo y su cobardía inteligente de no apoyar intervencionistamente el golpe político y militar terrorista en Siria.

Bien dice un político norteamericano, que la “superioridad” se les ha subido al cogote a sus paisanos al comentar que ni en Afganistán ni en Irak hay logros concretos y sostenibles. Menos creer que le ganarían una guerra a Rusia y a China juntos. Todo indica que los de la OTAN irán arrugándose al igual que los países árabes al nuevo escenario multipolar.

Muchos están esperando un conflicto bélico de ribetes internacionales (algo así como una tercera guerra mundial) que no sucederá y no pasarán de bravatas de cualesquiera de las partes en conflicto o involucradas que los lleve a mesas de diálogo con o sin la mediación de los tradicionales organismos internacionales tales como la ONU que se ha convertido en un bodrio, un burdel democrático terrorista, propio de la “democracia” imperialista del siglo pasado o siglo XX construida a instancias de los intereses del capital norteamericano y judío sionista.

Ante el repliegue inevitable de los EEUU en el medio oriente y el fracaso del binomio de Bush (terrorismo mercenario e imperialismo) no es funcional a sus intereses y relaciones económicas (en condiciones globales de competencia por los mercados) que su “patio trasero” ingrese a circunstancias similares como los del medio oriente. Persistir en las posturas draconianas impuestas por los republicanos (y de los demócratas) por ejemplo contra Cuba no los llevará a buen puerto en su “Odisea”.

Quizá nos equivoquemos y pueda más la terquedad gringa de “persistir” en lo mismo (que ahora sí no diremos que “no ha fallado”, en razón de ellos mismos) en abierta contradicción a su demostrada flexibilidad mental en todos los aspectos de decisiones y acciones. Sino diré: otra vez la burra al trigo. Obviamente que lo central de su política de siempre seguirá primando (cuestiones de orgullo y de nacionalismos).

EN PERÚ:

Como van las cosas, el Ollanta Humala tendrá que implementar este año una urgente política de shock económico y seguir adoptando posiciones mediáticas y centristas para hacer viable su “hoja de ruta” como paso previo a su ilusoria “gran transformación”. Al pie le siguen y le seguirán las protestas de diversos gremios a los que o bien soportará o simplemente los reprimirá como es de costumbre más si es al amparo de las leyes definidas para estos casos.

Este nuevo escenario que está por definirse será más inspirador para todos, principalmente para aquellos que se vinieron colgando del argumento de “la libertad y la democracia” del siglo XX. Bien que la hicieron con Libia y el asesinato de Gadafi para colocar en el poder político-militar real a mercenarios terroristas de la red de Al Qaeda, “el otro Sendero”, con capacidad de convocar a “elecciones democráticas” para la expresión de la “libre voluntad popular” como en el caso de las recientes elecciones parlamentarias Libias. ¿Quién fue el iluso que dijo que los gringos no son genios?

P.D. del bloggero (comentario agregado 26-08--12): Al contrario de lo que dice Obama respecto de Chávez, habría que preocuparse por lo que se encierra o se esconde detrás de esta aparente ingenua, sincera y alegre afirmación puesto que EEUU no tiene enemigos pequeños ni grandes sino simplemente enemigos; ¿será que por adelantado se quiere 'limpiar' preventivamente con lo que se viene para el caso venezolano? En setiembre se verá.