miércoles, 18 de julio de 2012

AMIGOS Y ENEMIGOS MEDIÁTICOS DEL CAPITAL Y LAS "REVOLUCIONES" "DEMOCRÁTICAS"

Para algunos analistas y algunos comentaristas se cree que en las relaciones del capital algo puede cambiar y eso es errado. La condición de amigos o de enemigos mediáticos o circunstanciales sí pero ese no es el fondo. Lo que importa en esas relaciones es qué se hace para tener el control y el poder en una nación.

Hasta antes de la muerte del mercenario de la CIA Osama Ben Laden todas las fuerzas se correspondían a un plan específico que el Pentágono cerró (en una de sus metodologías de acción) con el asesinato del terrorista por el petróleo y los recursos geoestratégicos.

Ahora en una forma similar de acción se implementó las “Primaveras árabes” que intenta imponerse en Siria bajo la misma tendencia y accionar que tuvo el PCP Sendero Luminoso en nuestro país solo que Sendero fue combatido por ir en contra de los intereses del capital imperialista judío-sionista de aquel entonces pero los delincuentes terroristas sirios son hoy apoyados por todos los medios del capital para el control del poder y dizque instalación de la “democracia” con la financiación del terrorismo por los intereses del capital como reporta el presente artículo de RT líneas abajo.

Aquí los medios de comunicación “democráticos” se jalan los cabellos de cómo es que los guerrilleros peruanos actuantes en el VRAEM (Valle de los Ríos Apurímac Ene y Mantaro, después le pondrán otras letras) tienen bajo su control y “usan” a niños para presuntos actos militares (“narcoterroristas”) mientras en Siria se hace lo mismo por parte de los delincuentes terroristas sirios apoyados por el capital judío-sionista-árabe (aquí se condenó a la ex China y a la ex Unión Soviética por dizque hacer lo mismo persiguiendo a la población o simplemente desapareciéndola como en el mal famoso Plan Cóndor en Sudamérica en la que participó el salariado peruano de la CIA Francisco Morales Bermúdez Cerruti presidente golpista hasta 1980 que hoy se llama "inocente").
La hipocresía en su máxima expresión (que la escuchamos a diario en Radio Programas del Perú o RPP, que, ¿seguirá apoyando dichas acciones terroristas o las “condenará”?, es como pedirme que yo me defina y vaya en contra de lo que pienso y ataque a mis “amigos” a favor de mis “enemigos”).

A mi modo de ver las cosas, la situación de Siria debe de resolverse de una vez por todas (aunque cacareen los de la ONU y los de la OTAN), de nada vale hacer más tirante o larga dicha acción terrorista de los delincuentes terroristas democráticos sirios financiados por el capital judío-sionista-árabe. Aquí en nuestro país se hizo así contra el PCP Sendero Luminoso a nivel latinoamericano y luego global y hoy se jactan de los logros de la democracia burguesa peruana (que hace poco celebró la memoria del atentado en Tarata en Lima sin importarle un comino las muchas Taratas que ejecutan en Siria los delincuentes terroristas democráticos sirios que ellos apoyan y avalan cómplicemente y la consideran como hechos necesarios y se alegran de los golpes de estado financiados por el capital y la inteligencia terrorista que comparten). Bueno, al menos ellos pretenden que los países de la OTAN apoyen una definición política-militar en Siria en ese sentido (como nos sorprendieron en Libia); eso deberían de poner en marcha también los Rusos y los Chinos para definir de una vez dicho conflicto y dejarla de hacerla larga también.

El capital judío-sionista-árabe "ha encontrado" (desde antes del 2000 para ser más precisos y que hicieron emerger al final de cuentas al tonto útil de Osama Ben Laden) en el terrorismo (ahora "democrático") una buena herramienta para administrarla en favor de sus intereses, post Osama Ben Laden (el financiamiento de "revoluciones" "democráticas" desde fuera, en resumen, los sutiles golpes de Estado de la ONU-OTAN). Aunque ellos desaparezcan, habrán otros emergiendo para los mismos fines. Luego de agotado eso, se nos presentarán con otras caras (con sus cabellos rubios como el oro, sus rostros blanquitos y ojos verde azules y Alá Acbar) para darnos todo su amor.

Aquí dicho artículo:

Experto: El informe sobre el HSBC empuja a Occidente a reconsiderar la alianza con Arabia Saudí


El experto Ali Rizk sostiene que con el revelador informe sobre las políticas del banco HSBC, EE.UU. puede ponerse entre la espada y la pared
Publicado: 18 jul 2012

7:51 GMT



EE.UU. acaba de revelar que el gigante bancario británico HSBC contribuía al lavado de dinero de bancos de varios países, entre los que destaca Arabia Saudí, sospechosos de supuestos vínculos con organizaciones terroristas como Al Qaeda. En este contexto, el experto en Oriente Medio Ali Rizk comentó a RT que los resultados de la investigación van a presionar a Occidente para reconsiderar sus relaciones amistosas con Arabia Saudí.


El informe publicado por el Subcomité Permanente de Investigación del Comité de Seguridad Nacional del Senado de EE.UU. acusó al HSBC de proporcionar fondos al banco saudí Al-Rajhi Bank, que según varios medios y el Gobierno norteamericano está vinculado con organizaciones terroristas.
El martes el alto ejecutivo del banco británico David Bagley compareció en la audiencia especial ante el Subcomité del Senado, se disculpó por la connivencia y anunció su dimisión. Entre tanto, ni Arabia Saudí ni el banco Al-Rajhi hicieron comentarios sobre los resultados de la reveladora investigación.

RT: El informe del Senado nombra al banco Al-Rajhi, el banco más grande de Arabia Saudí y del mundo musulmán, como patrocinador del terrorismo. ¿Qué significa eso?

Ali Rizk: Creo que realmente se debe al hecho de que Arabia Saudí es el principal exportador de lo que se puede llamar el islamismo radical, el sector del islam que ha empañado la esencia del verdadero islam moderado.

RT: Entonces, ¿de qué grupos de terroristas estamos hablando?

Rizk: Estamos hablando de extremistas wahabíes, aquellos que ejercen la violencia en Siria, aquellos que fueron enviados a Chechenia (república sureña de Rusia), a Uzbekistán. Algunos representantes de la familia real también han contribuido a Al Qaeda. Por ejemplo, Bandar bin Sultan, ex embajador saudí en Washington, se reunía con Osama bin Laden. Así, estamos hablando de grupos extremistas sunitas. Es bien sabido el papel de Arabia Saudí en la financiación de Al Qaeda y la actividad extremista en Irak. Creo que lo más importante es que este informe arroja luz sobre la alianza entre la familia real saudí y algunos países occidentales. Esto pondrá más presión sobre los gobiernos occidentales para que cambien su política. Por supuesto, ahora Arabia Saudí es considerado como un aliado. Hay opiniones que dicen que, tal vez, los gobiernos occidentales reconsiderarán su relación con el país islámico.

RT: ¿Para qué hacerlo?

Rizk: En primer lugar, porque actualmente suceden levantamientos, lo que pone más presión sobre EE.UU. y el Gobierno británico. Hasta ahora Arabia Saudí no ha dado ningún paso hacia la reforma política. Otra razón es que Arabia Saudí es la principal fuente de este extremismo que puede manejar la vigilancia popular en países como EE.UU. y Gran Bretaña. En estos países creo que la gente poco a poco se volverá más consciente de lo que es en realidad Arabia Saudí y, por lo tanto, EE.UU. podría estar entre la espada y la pared. Por cierto, recientemente Hillary Clinton dijo que están luchando contra el wahabismo, así creo que vemos aquí una divergencia lenta entre Occidente, por un lado, y Arabia Saudí por el otro. Hasta el momento no ha llegado a un punto muy crítico, pero creo que este informe y otros acontecimientos similares ponen más presión sobre EE.UU. y otros gobiernos occidentales.

RT: ¿Espera alguna reacción de Riad a los resultados del informe?

Rizk: No creo que veamos alguna disculpa. Me parece que ahora Arabia Saudí se comporta de manera irracional, tiene miedo de lo que sucede en Irak, donde el primer ministro, Nuri al Maliki, es chií. El Líbano cuenta con presencia de Hezbolá y además tiene una creciente influencia iraní. Y por esa razón, Arabia Saudí apoya de forma entusiasta el derrocamiento de Bashar al Assad, ya que lo considera como un activo para el eje chiita. Creo que lo que estamos viendo hoy en Damasco es una respuesta de Arabia Saudí a un papel cada vez mayor de Irán.