jueves, 30 de agosto de 2012

ENFERMOS Y ANCIANOS PAGAN EL COSTO DE LA CRISIS DE LA ZONA EURO

Tomado de: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/52579-enfermos-ancianos-cataluna-pagan-crisis-zona-euro

La Generalitat de Cataluña no pudo pagar los servicios en hospitales, escuelas, residencias y entidades sociales

El estado crítico de la economía española ya impacta a las capas más vulnerables de población. Hospitales, asilos de ancianos, escuelas y centros de menores, financiados por el Gobierno de Cataluña, no recibieron los pagos de julio.

Las personas con discapacidades al igual que el 90% de los ancianos que viven en geriátricos se ven afectadas por el impago. La mayoría son centros privados o concertados, financiados, en parte, con dinero público. Un dinero que el último mes no les ha llegado.

“Considero que los residentes quedan desamparados, porque son necesidades básicas de la vida diaria. La alimentación, la higiene, es la vestimenta, es algo básico e imprescindible para ellos. Que exista un impago de estas características complica mucho y dificulta la vida de estos residentes”, dijo la enfermera Olga Carrasco Martínez.

En Cataluña, el Gobierno autonómico, no pagó por falta de liquidez, dice. Y los centros de atención denunciaron al Ejecutivo autonómico por un posible abandono y riesgo vital de estas personas.

“Hablamos de personas en su máximo nivel de dependencia, esto quiere decir personas en su máximo nivel de fragilidad, en su máximo nivel de necesidad. Nosotros no podemos ser cómplices de esa desatención porque cuando tú no pagas a un dependiente le estás acortando su vida y nosotros no queremos ser cómplices de esta situación. Esperamos que la Fiscalía intervenga”, indicó Andrés Rueda, presidente de la Asociación Catalana de Directores de Centros Geriátricos.

Este impago, sumado a recortes anteriores, agrava aun más la situación. Los pagos a los hospitales ascienden a 345 millones de euros. A esto habría que añadir unos 70 millones en servicios sociales y 7 millones en escuelas. Los impagos afectan a 7.500 asociaciones y empresas sociales y hasta a 100.000 trabajadores. Las residencias plantean pedir dinero a las familias, solicitar créditos, reducir servicios e incluso interrumpir la asistencia.

“Pienso que ustedes son seres humanos para comprender lo que somos nosotros aquí, desterrados de todo. Y gracias a estos señores estamos bien acogidos y bien cuidados. Si ahora no pueden pagar, ¿cómo nos podrán ayudar ellos, dónde vamos a ir? Yo no tengo casa. Esto es muy lamentable; ojalá que ustedes no se encuentren nunca como nosotros”, dijo Joaquina., residente de un centro geriátrico.

“Sobre todo la sensación de incertidumbre, pues imagínate. Mucha angustia, están muy inquietos, incluso ha habido problemas por comer mucho, comer poco, para dormir; están angustiados y te preguntan constantemente”, destacó la psicóloga Sara Rueda Romero.

Al mismo tiempo, la Generalitat se comprometió a asegurar los próximos pagos.

La situación es alarmante no solo en Cataluña sino también en Madrid. Es por eso que se realizan concentraciones a las puertas de los hospitales, protestas contra los recortes del Gobierno y las privatizaciones. Todas esas medidas -dicen ellos- son para defender la sanidad pública, en riesgo de desaparecer.
-----------------------------------------------------------------
 
De modo similar en asilo de ancianos de Huancavelica hay riesgos que se tienen que considerar. Desconozco sobre la existencia de la Beneficencia de Huancavelica o de algún organismo similar que vea también los casos de personas desamparadas o indigentes por las calles de la ciudad. Creo yo que lo que sucede en España podría suceder en el país puesto que la presunta bonanza económica no es tal y no estamos excentos de los efectos de la crisis global.
 
En nuestro país otro aspecto del que se quiere sacudir el gobierno (lo del magisterio es el que se ejecutará muy pronto con la aprobación -ya determinada, solo se está a la espera de que los congresistas se reunan y la aprueben con su voto pues se pierde tiempo con su 'show de debate'- que incluyen, solo por la formalidad democrática, diálogos estériles entre sindicalistas y gobierno neoliberal y neocolonial) es en lo referente también a las peticiones de los médicos de ESSALUD en huelga.

En ambos sectores lo que parece menos importar ahora es el aspecto salarial, sino aspectos de condiciones de atención básica tanto de estudiantes (la educación pública como un derecho y no como un servicio como se pretende con la Ley de Reforma Magisterial) como de las condiciones de atención básica de los enfermos en el país, puesto que lo salarial terminará siendo absorbido y degradado por la crisis económica global y local en menos de tres años.