viernes, 28 de septiembre de 2012

DIÁLOGOS PRIVATISTAS ENTRE EL CEN DE RAMÍREZ Y EL MINEDU

UNA BURLA A MAESTROS Y MÉDICOS.

El gobierno realmente no tiene capacidad resolutiva porque no quiere resolver. Se ha atado de manos por sí mismo. Ofrece bonos para ilusionarlos, desmotivarlos y tratar de romper así con la huelga. Hablan de 300 a 500 soles para los maestros, de 3000 soles para los médicos con el fin de desviarlos de sus propósitos. Una tremenda burla a todas luces que promueve más violencia.

SECRETISMO DE DIÁLOGO ENTRE MINEDU Y CEN TRAIDOR DE RENÉ RAMÍREZ

Desde ayer se retomaron los compromisos de las conversaciones entre el ministerio de educación y el CEN de Patria Roja que solo representa a un sector del magisterio cada vez menos significativo y no a todo el magisterio nacional.

Se han planteado estas disyuntivas en razón a que los acuerdos a que podrían llegar corren el “riesgo” de ser “utilizados” por el otro Sutep, que agrupa a todos los maestros sin distinción política por la VIGENCIA IRRESTRICTA DE LA LEY DEL PROFESORADO 24029. Los del CEN de René Ramírez y Patria Roja (incluyendo a desinformados) defienden esta Ley no pidiendo su vigencia sino mediáticamente por el uso político que representa en este contexto de huelga puesto que su proyecto de Ley “Consensuada” de prosperar en el Congreso provocará inevitablemente la ELIMINACIÓN de la Ley del Profesorado 24029 el cual es su propósito y la causa de la división actual del Sutep necesaria del magisterio nacional más no por conflictos de carácter dirigencial o de poder sindical como quiere hacer creer la prensa amarilla.

UN SECRETISMO QUE YA VIENE DANDOSE DESDE HACE MÁS DE UN AÑO, negociándose con la educación pública y gratuita así como con la estabilidad laboral de los maestros a espaldas suyas y del país en general que para cubrirla de “legalidad” le han puesto la palabrita “consensuada” queriendo dar a entender que todos los maestros están de acuerdo. Esa ha sido la constante.

En el inicio de salir de este entrampamiento de la traición privatizadora de la educación, un entrampamiento indirectamente provocado por la emergencia  del otro Sutep CNL, han acordado previamente lo siguiente:

• Ambos coincidieron en ser discretos mientras duren las negociaciones hasta alcanzar un consenso (ya esta palabrita está muy manoseada) en sesión permanente.

• El asesor de la titular de Educación Patricia Salas, José Luis Velásquez, pidió a Ramírez y a los nueve dirigentes de diferentes provincias que lo acompañaron en la mesa, que por el bien de las conversaciones guarden la reserva respectiva del lugar dónde se realizarán las mismas a fin de evitar que algo las enturbie.

• Asimismo, sugirió que se eviten los trascendidos de lo conversado para que no surjan luego todo tipo de especulaciones y se “mal informe a los profesores y a los ciudadanos”.

Quien nada debe, nada teme. La transparencia en estas negociaciones debería ser la constante y de conocimiento de todo el magisterio así como de todo el país para no dejarse sorprender (eso hizo el CEN de Patria Roja y de René Ramírez con su proyecto de Ley presuntamente “Consensuada” que está en el Congreso haciendo solo finta).

La ciudadanía y la opinión pública internacional debe tener muy en claro que Ramírez moral y legalmente ya no representa a todo el magisterio y solo lo hace representando a los suyos, es decir, el MINEDU solo está negociando con un sector ya insignificante del magisterio y que los acuerdos a que arriben carecen de la necesaria legitimidad magisterial y social. Dichos acuerdos solo deberán ser aplicables a ellos y no a todos puesto que Ramírez ya no nos representa ni formal ni legalmente.

El CEN del SUTE de René Ramírez de Patria Roja y acólitos politiqueros privatizadores de la educación ya debería de levantar su huelguita pues es intrascendente, ES INNECESARIA puesto que el Proyecto de Reforma Magisterial del gobierno ya resume su proyecto de Ley “Consensuada”. Este conciliábulo del CEN y gobierno ya se vino abajo y para tratar de sostenerla (así como a René Ramírez) el gobierno vía MINEDU intentará con Ramírez la manera de buscar que dicho individuo recobre la legitimidad, ya perdida.

Mientras tanto, al Comité de Lucha Nacional del Sute Regiones (CNL) que representa Zenón Pantoja se le seguirá cerrando las puertas, mintiéndoles con citas para reuniones ficticias, provocándolos con la indiferencia y el maltrato represivo policial e incitándolos a la violencia para generar opinión contraria y calumniadora (para evitar que influyan en la pérdida del carácter social-magisterial del proyecto de Ley tanto del CEN como del gobierno, entre otros como el del privatista Colegio de Profesores del Perú).

¡SEÑORA MINISTRA, NO SE PUEDE SEGUIR TAPANDO EL SOL CON UN DEDO!, ¡ESCÚCHENOS TAMBIÉN A NOSOTROS, ESCUCHE AL CNL!

¡CON EL CEN O SIN EL CEN, LA HUELGA CONTINÚA!