miércoles, 26 de septiembre de 2012

VILLA STEIN: EL PADRINO FRUSTRADO DE ALBERTO FUJIMORI, ¡A LOS BUITRES!

A Villa Stein (y a sus acólitos) no le salen ya muy bien las cosas. Eso le pasa por hacerlas de mala gana, sin el mismo espíritu, sin el mismo corazón, sin la misma inteligencia, sin la misma promiscuidad con el que limpiaron al ladrón y genocida de Alan García Pérez.

La CIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos de San José de Costa Rica) acaba de anular el fallo de Villa Stein que apuntaba a liberar a Alberto Fujimori Fujimori de su prisión, que dicho sea de paso, a los que piden su liberación les alcanza también la fascista y dictatorial ley del negacionismo humalista. Tan mal han salido las cosas que ni Ollanta Humala parece dar muestra alguna de entusiasmo por el indulto presidencial de su ex jefe por el que hoy finge despotricar convenientemente y al reo ya se le bajó la hinchazón del granuloma de la lengua.


Villa Stein ya no tiene la autoridad moral para seguir ensuciando los pasillos del Poder Judicial. Stein ha sido víctima de aquellos buitres o grifos que están frente al Poder Judicial que en acto de sumisión a los buitres mayores tienen la cabeza gacha (hacia abajo) en reverencia a sus superiores de enfrente.

Dicen que con la edad se pierde ‘el toque’, ‘la magia’, ‘el encanto’ para resolver situaciones diversas: ¿estará Stein en su recta final? A pesar de todo, no se le puede negar que se las jugó el todo por el todo por Fujimori y demás delincuentes terroristas y perdió.

(El buitre y la niña. Tomado del internet, la foto no es ningún montaje de imágenes aunque desde mi perspectiva pudo haber sido una composición forzada pero fue motivo de un premio Pulitzer en 1994 por el fuerte mensaje que involucra).