domingo, 25 de noviembre de 2012

EL CHISTE DEMOCRÁTICO PRIMAVERAL EGIPCIO

Durante décadas pasadas se criticó el accionar de los “países comunistas” con total desparpajo por sus decisiones de carácter dictatorial que dizque iban contra la democracia, principalmente la “democracia” occidental. Lo mismo que se continúa haciendo hoy con Cuba.

Del mismo modo ha procedido el Ollanta Humala con la Ley de Reforma Magisterial actuando de manera inconsulta con el Magisterio al que se les ha considerado peor que a niños de jardín de infancia, aplastando, vulnerando sus derechos básicos y mínimos en una democracia constitucional a participar, opinar y ser escuchados respecto de la misma.

Luego del ridículo egipcio denominado “Primaveras árabes”, “revoluciones”, el monigote del imperialismo norteamericano, ende del sionismo judío, denominado Morsi (quien sucedió al depuesto Hosni Mubarak por orden de Israel, aunque no lo parezca) enfrenta revueltas no por ninguna “revolución” sino por pugnas en el poder al asumir o auto asumir poderes netamente dictatoriales dizque para garantizar dicha “revolución” sin que sus actos sean pasibles de juicio ni menos criticados en este caso por el Poder Judicial. Todo un chiste, especialmente la gente que se prestó a ello en un acto de presunta participación democrática "revolucionaria".

Para lo único que servirán es para votar en las “elecciones” egipcias. Ni la dictadura cívico militar democrática de Fujimori Fujimori y Montesinos-Embajada USA, tuvo tales atribuciones (hoy está preso y aun procesado judicialmente por sus actos de corrupción y demás delitos) "constitucionales y democráticas".

Hoy se enfrentan posturas de quienes quieren la repartija del poder por su participación en dicha “revolución” o “primavera árabe”. Como está Egipto en el nuevo escenario global, de no hacer lo que pretende implementar Morsi por encargo del imperio del capital económico sionista-israelí árabe para dar forma a un nuevo escenario económico-financiero en el Medio Oriente, Egipto se sumirá en el caos, el descontrol principalmente del imperialismo de la OTAN occidental-europeo.

Dichas revueltas van a continuar, Egipto no es pues una maravilla como parece, demuestra que no hay ni habrá cohesión social, que probablemente las decisiones gubernamentales se pueden contrastar más con las decisiones en un bar, en una cantina de Al Qaeda o del Pentágono que en una democracia popular.

Como para llorar por adelantado por la “revolución” primaveral dictatorial “democrática” Siria pro terrorista alqaedista.

Los palestinos deben meterse en la cabeza que Egipto no ha intercedido por ellos en el reciente conflicto armado con Israel, al contrario, lo ha hecho por Israel por encargo de Obama. Morsi es la persona y Egipto el país menos indicado para garantizar una tregua mucho menos una paz mediática en dicha Franja pues el único que puede resolver, lamentablemente, en este contexto todavía es la cantina de la ONU mercenaria.