viernes, 16 de noviembre de 2012

GAZA NECESITA LA INTERVENCIÓN MILITAR DE ORGANISMO INTERNACIONAL - EX JEFE DE LA CIA PETRAEUS DESTITUIDO POR INMORAL ¿?


Foto tomada de Internet: Soldado judío pobrecito de país israelí invasor ya provocó muerte de varios niños en Palestina.

Ante los ataques de los invasores Israelíes en territorio Palestino en la Franja de Gaza se ha vuelto imprescindible que intervengan allí fuerzas militares de pacificación de algún organismo internacional para evitar las acciones genocidas, terroristas y de latrocinio judío sionistas.

Dicha acción deberá también verificar el tipo de armamento usado contra los Palestinos así como la presión internacional para descubrir ante la opinión pública la cantidad y tipo de armas nucleares que ponen en riesgo no solo al Medio Oriente sino al planeta en general puesto que es el único país del que se desconoce dicho arsenal y los organismos internacionales tradicionales no hacen absolutamente nada por poner de manifiesto ese peligro nuclear judío.

La complicidad de los EEUU es más que manifiesta y en razón de ello entre otras cosas sucedidas durante la década pasada en alianza con el terrorismo de Al Qaeda, dicho país norteamericano no es garantía de asegurar la paz a escala global sino la de vulnerarla según sus propias necesidades.

Debido a la inferioridad militar de Hamas y de los Palestinos en general, se hace imprescindible el envío de armamento para su defensa y por qué no, de combatientes. Ahmadineyad al menos a dicho algo congruente en su vida.

EX JEFE DE LA CIA: "MI RENUNCIA NO TENÍA QUE VER CON LIBIA"


Petraeus confesó que ataque al consulado de EE.UU. en Bengasi “no fue fruto de una manifestación espontánea, sino un atentado terrorista”.

El ataque al consulado de EE.UU. en la ciudad libia de Bengasi, que le costó la vida al embajador Chris Stevens el pasado 11 de septiembre "no fue fruto de una manifestación espontánea", sino "un atentado terrorista y estuvo relacionado con Al Qaeda".

Así lo confirmó el ex director de la CIA, David Petraeus, cuando compareció ante una sesión conjunta y a puerta cerrada de los Comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado de EE.UU.

Sus palabras han sido transmitidas a las agencias de información por un congresista que estuvo presente en la audiencia. La sesión fue dedicada a probables filtraciones de datos secretos de la CIA y la Casa Blanca a través del enlace extramarital del general, que sirvió de pretexto para su dimisión.

El ex jefe de la agencia secreta reiteró ante los congresistas que su dimisión no tenía nada que ver con ese atentado en territorio libio y las declaraciones erróneas que hacían al respecto los portavoces del Departamento de Estado en la fase inicial de la investigación. Negó también que haya habido alguna posibilidad de que documentos clasificados hubieran caído por su culpa en manos de su biógrafa y amiga sentimental, Paula Broadwell, quien empezó a hacer revelaciones inesperadas en octubre pasado.

Petraeus admitió que al principio no estaba claro si los militantes se habían infiltrado en la concentración alrededor de la sede diplomática para realizar su ataque. Explicó también que luego las referencias a grupos terroristas sospechosos como autores intelectuales de la violencia desatada en Bengasi fueron borradas intencionalmente de la versión pública, con el fin de desinformar a aquellos mismos grupos. Mientras tanto, toda la inteligencia estadounidense estaba buscando las pruebas.

En cuanto a nuestra percepción de bloguero en razón de la expectativa de diversos acontecimientos de carácter mundial, la difusión del vídeo chancho sobre un Mahoma pederasta, abusador de niños, puto y mujeriego, se pretendió que sirva para promover acciones de manipulación social y religiosa de la población musulmana no solo en Libia sino en el Medio Oriente para también en base a ello intentar una intervención militar específicamente en Siria para derrocar a Assad y sacar algunas o todas las ventajas judías en Palestina. Un plan devenido también en chancho.

Lamentablemente no prosperó el manido o manoseado recurso religioso para fines políticos como ya se hizo anteriormente y en algunos casos exitosos, del que se suponía también iba a serlo no en Libia sino en todo el Medio Oriente con la movilización de los Hermanos Musulmanes de Al Qaeda y de demás tontos interesados en el caso también.

La cuestión moral y religiosa del Dios como recurso para asesinar impunemente (o cometer homicidio “justificado moralmente”) ha terminado en una limpiadera de culo judío sionista árabe norteamericano, traduciéndose también en la acusación al ahora ex jefe de la CIA David Petraeus de “infidelidad”, de “inmoralidad” como una manera sutil y delicada de “deshacerse” de él como funcionario incompetente bien remunerado del estado norteamericano. Algo es evidente, entre incompetentes no nos podemos acusar directa y públicamente (de modo similar se procedió con el defenestrado funcionario ex director del FMI acusado de “abusar” de alguna ‘inocente’ señorita del que solo hubo show mediático y nada más).

Son situaciones de alta responsabilidad que bien en los pasillos de Seguridad del Estado norteamericano y por ende en el Parlamento norteamericano se pueden percibir como hechos de “alta traición”.

El asesinato concordado, planificado, descarado e impune (entre los adeptos del Binomio de Bush, Imperio-Terrorismo Al Qaeda) de su propio embajador norteamericano en Libia, y de las otras víctimas que lo acompañaban, no escatima cuestiones morales, religiosas ni de ninguna otra índole. La falta de escrúpulos, la indecencia y la promiscuidad política priman a raudales, y para no ir más lejos en el caso de la destitución de Petraeus por presuntas razones de “infidelidad”, de “inmoralidad” o el caso de las cientos de miles de víctimas irakíes por las supuestas y presuntas armas de destrucción masiva de Saddam Hussein.

Lamentablemente para un sector independiente de la población en Libia, la Libia actual de la OTAN (donde sirve denodadamente el peruano Hernando de Soto) y de las Primaveras árabes (con presencia en la ONU) es simplemente una cloaca más del imperio del capital judío sionista árabe y de su terrorismo mercenario de Al Qaeda. Parafraseando estos hechos, Osama Ben Laden debería tener una estatua no solo en Libia, Arabia Saudita y demás países árabes sino también en la puerta de acceso principal al Congreso norteamericano; un hombre histórico.