viernes, 30 de noviembre de 2012

ENCUENTRO BI “NACIONAL” EN CHILE DE “PERUANOS” Y CHILENOS


En Arica, anterior territorio peruano robado durante la Guerra con Chile en 1879 en la universidad de Tarapacá se llevará a cabo un encuentro bi “nacional” entre chilenos y peruanos a propósito del próximo fallo del Tribunal internacional de la Haya en el diferendo marítimo pendiente. No aquí sino allá es posible ese encuentro pues correrían el riesgo de ser apedreados en nuestro país salvo los salvaguarden nuestras "gloriosas fuerzas armadas".

¿Se imagina el lector dicho encuentro? Dizque van a asistir profesionales, militares de ambos países a estrecharse las manos en favor de la paz y la “democracia”. Para los chilenos es pues como una pasada por los testículos pues dirán que fueron un poco malos, que fue producto del contexto, que olvidemos rencores y por ende también lo robado, etc., etc.

Pero ¿qué dirán los desparpajos de “peruanos” que asistirán a dicho encuentro? Dirán que ya basta de guerra y rencor, de odios, olvidemos el pasado, enseñemos eso en las escuelas del país y no lo contrario, promovamos la reconciliación entre hermanos, el comercio y la integración económica en el contexto global, etc., etc.

Mientras tanto en el Perú se baraja convenientemente esa actitud traidora, lumpenesca y asquerosa con el rechazo al MOVADEF y la lucha contra el “terrorismo”. Es una actitud vergonzosa para quienes dicen llamarse “peruanos”. Merecen la horca o el paredón Y EL DESPRECIO DE LOS JÓVENES que ingenuamente pueden creer que entre Perú y Chile solo hubo una pichanguita futbolística, una apuesta de cantina donde se apostó hasta a sus madres, incluyendo al perro de casa.

Solo en este país es posible asistir a observar estas aberraciones de quienes pretenden tener “autoridad” sobre los demás e incluso de imponernos su “legislación”, sus “decisiones” y creer que debemos de aceptarlas solo así porque sí bajo la careta de un falso nacionalismo de marras (que iza nuestra bandera blanca y roja y entona nuestro Himno Nacional) que pretende obstruir concertadamente nuestro desempeño laboral, social y político bajo la tutela del imperialismo del capital. No en vano se justifican los conflictos sociales y políticos e incluso la Guerra Interna en nuestro país pues lo contrario sería una ofensa a la identidad nacional de nuestro país de quienes piensan que somos cualesquier “cosas” a los que se puede imponer sus leyes y sus armas.

Si nuestros héroes despertaran al menos por un momento de su letargo y observaran estas acciones funestas al interés y a la Identidad Nacional (que no es la paz y la democracia, aquella que nos pretenden conceder los chilenos, y la de traidores y rastreros al capital que pretenden imponérnoslo los “peruanos”), posiblemente dirán que está muy bien, ¿qué dice usted lector? La actitud de estos “peruanos” desmerece el valor de nuestros héroes, equivale a miccionar y hacerse la caca sobre sus monumentos y más aún si nos quieren obligar a enseñar por ley y por condena penal que en las instituciones educativas no debemos hablar negativamente al respecto y posiblemente hasta obligarnos a decir que no hubo guerra (recuerde el lector que la Ley del Negacionismo pretende decirles legal y penalmente a los senderistas que no pueden decir ni negar que hubo terrorismo en nuestro país), que el ejército chileno no hizo terrorismo en los Andes peruanos (¡que se lo meterán o se lo meten hasta por el poto a los soldados peruanos que combaten a la guerrilla maoísta del Partido Comunista del Perú en el VRAEM y en el Huallaga!), que fue un simple error y no un hecho concreto e histórico, que, qué significan unos cuánticos miles de kilómetros cuadrados en relación a la paz, la democracia global y sus frutos que podemos lograr, que podemos cerrar heridas abiertas.

¡A la mierda con esos “peruanos” de pacotilla desde las más altas élites económicas e intelectuales hasta los más bajos estratos sociales y con esos chilenos en dicho encuentro bi “nacional”!

¡No a estos desparpajos y esperpentos de “peruanos” que critican a los senderistas pero legal y concretamente hacen lo mismo!

¡Nó a la Ley del Negacionismo!

¡QUE VIVA EL PERÚ!, ¡CARAJO!