miércoles, 5 de diciembre de 2012

EVALUACIÓN CENSAL 2012 EN CASTILLAPATA HUANCAVELICA

Ayer si bien se frustró la evaluación censal (ECE) en la Institución Educativa donde laboro donde los dos representantes de la UGEL pretendieron ingresar por la fuerza a las aulas en razón a que los niños de segundo grado asistieron casi en su totalidad pero finalmente se firmó un acta donde institucionalmente nos oponíamos a dicha evaluación. Se expusieron razones diversas denotando cháchara barata sin sustento.

Hoy regresaron un poco más temprano y convencieron a los representantes locales para que se diera dicha evaluación. Lo anecdótico es que se aparecieron funcionarios diversos de la UGEL en un número aproximado de 10 en la presunción de que habría nuevamente un intercambio de opiniones como lo hubo ayer para hacer ver que no estaban imponiendo sus criterios.

Seguramente nos iban a decir que las medidas de solución que estaban implementando para ayudar a corregir las deficiencias de aprendizaje de los niños como resultado de esta evaluación censal eran los programas de PELA y QUINTIL, seguramente todas sus baterias que no fueron disparadas.

Algo ya es más que evidente; tantos años de evaluación censal y no hay propuestas concretas ni soluciones que permitan que los docentes mejoren sino más bien que dichas cifras estadísticas han sido utilizadas exclusivamente para satanizar a los docentes del país haciéndoles recaer en ellos la exclusividad de dicho problema educativo. Dentro del contexto de la privatización de la educación (inicialmente será de asociaciones público privadas), la reducción del presupuesto del sector educación a causa de ello, se nos pretendió hacer creer que dicha evaluación censal está orientada a servir como “diagnóstico” del proceso educativo, es decir, se nos quiere tan ingenuamente hacer creer que con ello se hace un diagnóstico, un tremendo embuste.

Peor se quiere hacerles creer politiquera netamente a los padres de familia que puede “consultar” por internet el rendimiento de sus hijos, por ende, el trabajo de los docentes. Nada más falso y jalado de los cabellos que ello puesto que los padres de familia de la institución donde laboro saben perfectamente bien como andan sus hijos por referencias del docente y de su propio conocimiento en casa. Según los resultados de esta evaluación censal, más de la mitad de los niños y niñas del aula donde laboro saldrán con nota desaprobatoria lo que equivaldría a hacerlos repetir de grado. Nada más falso que eso. Ninguno de los que fueron evaluados serán desaprobados por mi persona y serán promovidos automáticamente al tercer grado. No necesito dar detalles al respecto puesto que las capacidades, actitudes y aptitudes de estos niños no se pueden medir con una evaluación de poca significatividad y representatividad de la realidad en el contexto en el que se desarrollan los educandos.

Por ello, me causa risa la alegría de los funcionarios de la UGEL presentes hoy así como la de los censadores que mostraban una alegría como cuando se pare a una cerda.
La actitud de los representantes locales no es de extrañar. Ellos solo obedecen a lo que sus patrones les dicen, una actitud similar a la de sus chulillos de la UGEL. Del mismo modo se comieron el cuento de los funcionarios de la UGEL, DRE y Gobierno Regional que les dijeron que era falso eso de la privatización de la educación y que estábamos mintiéndoles descaradamente.

Ni qué decir del director de la Institución Educativa que hoy se retractó (lo retractaron) de su decisión de ayer pues no ata ni desata competentemente y es otro chulillo más de los órganos intermedios. Gracias a él tenemos pendiente un descuento de haberes en ciernes puesto que la UGEL nos ha considerado en una lista como sujetos a descuento por cuatro días de inasistencia al trabajo de los días 01, 02 de noviembre.

Dicho día 01 de noviembre fueron a supervisar nuestra institución los funcionarios de la UGEL no habiendo hallado a ningún profesor excepto a los de secundaria y en el sector de Ambato asistiendo normalmente. Tomaron fotos e hicieron firmar un acta a los representantes locales que pese a saber las fechas de reprogramación de labores escolares firmaron un acta a pedido de los funcionarios de la UGEL motivo por el que estamos considerados afectos a descuento. La razón es que dichos días no fueron reprogramados en nuestra recalendarización pese a que el director presentó la documentación (mucho antes de susodicha “supervisión”) quien al parecer lo habría hecho ebrio posiblemente puesto que si bien no se detallan dos días sábados en dicha recalendarización figuran en la leyenda como sábados recuperables especificados literalmente. Se sabe después de surgido este “descuento” que en dicho documento extrañamente ni siquiera figuraba con el nombre o número de la Institución Educativa sino con otro nombre desconocido.

Colegas pretenden resolver este “inconveniente” a pesar de ser trabajo del director pues es error suyo y su función. El sábado 03 de noviembre que no asistimos ya fue recuperado el sábado 10 de noviembre en razón a que conocedores y respetuosos de las tradiciones locales los niños no iban a asistir en esas fechas. Algunos colegas manifestaron que sentían como un chantaje y una suerte de amenaza hostil que perturbaba su normal desempeño puesto que no están de acuerdo que se ejecute dicho descuento o el dilema en sí mismo.

Creo que como funcionarios de la UGEL deben de verificar la regularidad de la documentación que reciben y no dejar pasar así porque sí documentos mal elaborados e inconformes de sus afines. Ambato tiene su propia recalendarización lo mismo que secundaria en la misma Castilla pata (ambos pretenden terminar en diciembre) motivo por el que no nos hallaron laborando (nosotros lo haremos el 18, 19 ó 20 de enero en razón al nivel educativo).

Lo patético es que en Ambato siendo la sede de la resistencia contra la lucha sindical los padres de familia no hayan permitido que se evalúe a sus hijos ayer ni hoy al que enrumbaron raudamente los funcionarios de la UGEL en sus camionetas luego de instalar a los evaluadores en las aulas de segundo grado incluyendo el mío.

Sabemos que los representantes locales de Castilla pata actúan consultando a los pobladores y padres de familia. Ello motivó a que se rompiera nuestra resistencia a la evaluación censal bajo órdenes del director quien adujo que él saldría perjudicado y no nosotros de no realizarse dicha evaluación censal. Rodéate de incompetentes y serás un buen funcionario con el mundo a tus pies.

Para terminar solo falta mencionar la actitud un poco ingenua de los evaluadores censales que pese a conocer nuestra posición respecto de esta evaluación y su propósito mercenario lumpenesco politiquero de alto nivel, además de privatizador, nos insistían en que les firmáramos documentos dando por aceptada y ejecutada la evaluación censal (para ello esperaron más de dos horas, es decir hasta las 2:45 pm en que finaliza la recuperación). Increíble.

Seguramente seguirán enviándonos la porquería de libros de primer grado en un acto similar a una auto liquidación del Ministerio de Educación por ser material educativo inadecuado o inútil en este contexto social que le cuesta los billetes a todos los peruanos y se almacenan en nuestros estantes sin ningún valor real. Digo liquidación pues hacer eso es para promover a las empresas y la iniciativa privada que aparecerán como “salvadoras” con sus libritos de pacotilla resumen de la entelequia gringa superior o al menos tratando de hacérnosla creer vía alguna ONG quizá.

AGREGADO EL 01 NOVIEMBRE 2013:



DESPUÉS DE LA EVALUACIÓN CENSAL DEL 2012, AD PORTAS A LA DEL 2013

A inicios del año 2013, el docente del PELA se presentó con un informe de los resultados de la evaluación censal del 2012 sin presentar los del 2011 como para ‘comparar’ significativamente la evolución de aquellos datos. Allí la sección del 2º “B” a cargo mío mostró según aquellos datos un resultado general de “C” en ambas áreas evaluadas (Matemática y Comunicación), es decir, que numéricamente ninguno haya llegado siquiera a 07. En cambio, en la otra sección más del 60% de los niños evaluados tenía nota aprobatoria “A” en ambas áreas, es decir, que habían leído las preguntas y comprendido los textos de la hoja censal.

En ese informe, el director dijo categóricamente que eso demostraba el real trabajo del docente en el aula y la calidad de los mismos; ya los padres son los testigos. Cierto, sentí envidia del logro de aquella sección en ese momento solamente.

Yo había prohibido a los niños a mi cargo que siquiera les leyeran las preguntas si aquello podría ocurrir y que lo denunciaran a través de mi persona. No estuve presente en el aula en el momento de aquella evaluación.

De la promoción 2012 de los niños de 2º a mi cargo, solo 03 varones y 02 niñas reconocían muy bien las palabras y los textos mostrados sin comprenderlos necesariamente en razón al aprendizaje lento del castellano. A setiembre u octubre del 2012 (después del retorno de la huelga), los demás niños evaluados fueron separados (del total de 38) en una tercera sección debido a que otra docente vino por racionalización a la institución. La docente adujo que yo y el director habíamos escogido a los niños para ‘perjudicarla’. Le respondí que fue al azar y también a consulta de los niños y de sus padres con cuál de nosotros iban a estar. Le dije además que se llevaba casi a la totalidad de los niños más ‘aplicados’ de mi aula a excepción de algunos cuantos dejándome a los más ‘duros’.

Si bien he solicitado en varias ocasiones las hojas de respuestas hechas por los niños y los resultados de las evaluaciones 2012 al director para entregárselos a los padres de familia del aula (principales interesados), éste me ha manifestado que no le han dado nada de ello sino que solamente le han devuelto los exámenes sin las respuestas (donde consta como que si los niños no hubieran dado tales exámenes como pude verificar).

A estas alturas del trabajo realizado 2013, de los niños a mi cargo del 2º del 2012 que fueron promovidos automáticamente en su totalidad, ahora hay 6 niños que no aprobarán este 3º salvo que en el tiempo que falta quizá me den alguna ‘sorpresa’. Inicialmente el 2012 pensaba desaprobar a 12 niños si me ajustaba estrictamente a los resultados de la evaluación censal y a la opinión de determinadas personas ajenos al conocimiento anual de los ritmos y estilos de aprendizaje de dichos niños en ese contexto. El compromiso asumido a fines del 2012 por los padres de esos 12 niños fue en grados diferentes pero me ha confirmado que es una de las principales razones para que 6 (“quizá 8”) repitan 3º y los otros 6 no pero que no significa que necesariamente aprobarán el 4º el 2014 si perdieran la motivación y el cuidado y supervisión de sus padres. Uno desconoce muchas veces de manera fehaciente las razones intrínsecas por las que los niños cambian de actitud y deciden o bien no hacer nada más, darse al abandono o superar sus dificultades más aún si los padres no quieren dar explicaciones (a riesgo de ser llamado ‘chismoso’ o quizá ‘cucaracha’ o cualesquier adjetivo que ellos consideren oportuno realizar).

Si bien ya la mayoría de los padres de familia ya saben cómo están sus hijos (otros ni se interesan pese a los llamados aduciendo que eso es exclusiva responsabilidad mía como profesor, que para eso me pagan), esta situación final voy a contrastarlo todavía a fines de noviembre del 2013 en una reunión de padres de familia del aula. Allí haré mi informe preliminar y daré las sugerencias del caso. Allí comentaré los resultados de la evaluación censal 2012 y pediré la opinión de cada uno al respecto y sobre el trabajo del profesor, de sus hijos y de ellos mismos.

Ciertamente, el año 2006 cuando estuve también con 2º, de facto desaprobé a 12 niños sin darles la posibilidad de desafiar sus dificultades. Reconozco obviamente, ante el todavía poco entendimiento del quechua por mi parte, que dichos niños pudieran haber sido perjudicados por también mis pocos años de experiencia laboral (habiendo ingresado el 2004 al 6º). Ahora que ya está bien definido la situación EIB de la Institución Educativa (a través de la dirección, según las circunstancias o quizá caprichos se decía hispano –caso de contratos como observé- o EIB para evaluaciones censales), creo yo que no se debe cometer ya errores como esos menos por el próximo director o directora que será elegida(o) en el concurso de directores en ciernes; tampoco permitir el ingreso de docentes no bilingües pues eso genera dificultades de enseñanza y aprendizaje (tal como sucedió con mi persona).

Pese a no estar en el PELA, se viene el día del logro (no del ogro) y me gustaría que ‘todos’ los niños del 2º de ambas secciones del año pasado, este año en ‘fila india’ salgan a 'leer' (reconocer propiamente dicho en quechua o castellano), sin arreglos previos, cualesquier textos simples públicamente, así me dejen ‘cochino’. Creo eso es mucho pedir a las otras dos secciones del 3º. Motivo que bien podría significar probablemente mi ‘aceptación’ del PELA el 2014.

En razón de haber yo ‘aceptado’ la evaluación censal del 2º 2012, creo yo que los aplicadores este 2013 deben de ceñirse estrictamente a las reglas de las evaluaciones (órdenes emanadas desde el MINEDU) y no permitir presuntas y calumniosas ‘ayudas’ de ninguna índole a los niños para saber realmente si los acompañantes del PELA y las capacitaciones están dando sus frutos o no en el 2º (ambas docentes este 2013 están con el PELA). Así, el probable éxito de los resultados de dichas evaluaciones (que puedan verificar en las hojas de respuesta de los niños, contrastar todos los agentes de la educación en la IE) podría significar un gran apoyo efectivo por parte de los demás docentes indecisos a este programa.