domingo, 23 de diciembre de 2012

NATURALEZA DE LA LUZ: EXPLOSIONES SUCESIVAS

¿HABLAMOS DE LA LUZ O DE OTRA COSA?

El artículo siguiente pretende dar una apreciación teórica personal de la materia y su naturaleza en su forma de expresión de luz del que se dice se desconoce su naturaleza (de si es corpuscular, ondulatoria o ambos, entre otras aseveraciones). El lector comprenderá que dado la acreditabilidad para la aceptación de argumentos pseudo científicos debe de recurrir a las fuentes oficiales de los mismos no a los que como en este blog enunciamos. No pretendo sorprender al lector quien tiene toda la potestad de discernir y actuar según sus propias consideraciones las crea correctas o no.
En esta fecha se ha hablado mucho del “fin del mundo” (de un modo mucho más absurdo que el que podríamos estar haciendo aquí, en referencia a la concepción Maya del 2012 que se refiere a mi modo de ver de una observación filosófica coherente de la materia y la naturaleza, de la destrucción del universo y el que, como consecuencia de ello, por supuesto dará origen a un nuevo ordenamiento de aquella materia y por ende a una "nueva vida" puesto que aquello le hes inherente a la naturaleza de la materia en el universo) sin siquiera saber de lo que se habla. Quien conoce de las teorías del universo sabrá que en algunos aspectos hay ciertas similitudes con la Teoría M o de los muchos universos que el lector posiblemente podrá encontrar en internet, teoría de conocimiento posterior a este artículo por parte del autor del blog.
Este artículo se enlaza con otro publicado aquí en este blog en fecha 22-10-2009 sobre el Origen del Átomo y su Estructura Esférica. http://saulmandujano.blogspot.com/2009/10/el-por-que-el-atomo-adquiere-una.html

La “cosa”, al margen de un sueño, empezó más o menos así:

Luz = Corriente caótica, desordenada y al azar de partículas elementales que se mueven en todas las direcciones, los cuales dan origen a los protoátomos y a los átomos.

O sea miles o millones de paquetes de energía por nano unidades de área o nano unidades de volumen que se van AGREGANDO constante y consecutivamente, constituyendo así con otras moléculas agregados mayores de materia visible o no a la vista humana. Siguiendo un ordenamiento.

Ejemplo:

• La formación de las hojas de las plantas “que crecen” vía la fotosíntesis. Y que cuando logran una “MASA CRÍTICA” comienza un proceso inverso de desagregados (“de descomposición”) y entonces:

¿POR QUÉ SE FORMAN LAS SEMILLAS?

Una semilla funcionaría algo así como un “AGUJERO NEGRO”.

Un agujero negro (a nivel de estrellas en el universo) al concentrar masa puede en determinado momento y bajo condiciones del movimiento de la materia atraerse con otros agujeros negros en forma casi instantánea o en determinado tiempo y juntarse todos provocándose una gran colisión[1] con posterior explosión liberándose así la materia concentrada. ¿En qué cosas podríamos experimentar? (Plantas, alimentos, minerales, organizaciones humanas).

Sucedería similar con una planta: Forma su semilla o sea ha concentrado (“resumido”) toda su estructura corporal o de planta vegetal (hojas, tallo, etc.) en una semilla la cual bajo las condiciones apropiadas (agua, abono, calor) provoca una “explosión lenta” que reconstruirá, regenerará la misma o similar planta al original y además que LO MAS IMPORTANTE DE ESTO ES QUE NO SE GENERA UNA SOLA SEMILLA SINO MAS DE DOS SEMILLAS o sea más plantas.

¿Sucederá esto en el universo?, ¿estamos creciendo?, ¿pero entre qué límites, áreas o volúmenes?, ¿EXPLOSIONES SUCESIVAS? Y por ende ¿aumento del número de agujeros negros o mejor dicho aumento en el número de estrellas?

Si es así, qué (material o energético) o como es que se logra o provoca esto, más allá de los confines del universo (es obvio que las semillas no necesitan de “un sembrador” para lograr desarrollarse sino de condiciones adecuadas para ello).

¿POR QUÉ LA SEMILLA?:

Entonces una semilla vendría a ser o equivaldría a un agujero negro, tal que al momento de su ‘gran explosión’ provoca la desconcentración de la materia o de la semilla (explosión controlada por la gravedad terrestre, la presión atmosférica, el calor, el flujo o intercambio electrónico entre los minerales de la tierra y principalmente la fuente de átomos de hidrógeno y de oxígeno provenientes del agua[2]) para “TRANSFORMARSE” O TRASLOCARSE[3] a su forma dispersa o desconcentrada, o sea la expresión de la semilla en su forma de planta, el cual a su vez gracias a la “lluvia de paquetes energéticos”[4] generados por el sol provocará nuevamente la formación de las semillas[5] (el tiempo depende del tipo de planta). Ello es evidencia de la traslocación de la energía del sol en materia sólida sobre la superficie terrestre y ¿cómo? pues formando plantas y más plantas y semillas y más semillas, por lo tanto más de todo ser vivo.

En ese sentido se afirma conceptualmente (producto de la cultura) que EL OBJETIVO, LA FINALIDAD de todo ser vivo es la REPRODUCCIÓN, lo cual propiamente dicho no es el objetivo sino que LA SECUENCIA “LÓGICA” ESTABLECIDA POR EL MOVIMIENTO DE LA MATERIA en los seres vivos debiera ser la reproducción (según los condicionantes actuales).

Entonces: La formación de la semilla de la planta tiene que explicarse entonces no en el medio aéreo sino remontándonos en su evolución al MEDIO ACUÁTICO y preguntarnos allí ¿cómo pudo ser?[6]

Recordar que el polen fecunda el óvulo y se produce la semilla.

Según nuestro análisis, el óvulo y el espermatozoide son las “semillas’ que han producido tanto el macho como la hembra. Por lo tanto, estas “semillas” son una forma de liberar-concentrar la energía que incide sobre los organismos constantemente; pero una liberación-concentración de energía en forma organizada (ENERGÍA TRASLOCADA EN MATERIA)[7].

PREGUNTAS PENDIENTES:
¿Por qué el macho y la hembra?, y ¿qué de los hermafroditas?, ¿o es que todo ser vivo fue hermafrodita en sus inicios?[8]

HIPÓTESIS: “En un envase cerrado y conteniendo solo gas hidrógeno a una cierta concentración (modificable o no) y a ciertas condiciones de presión y de temperatura, una semilla de planta cualquiera puede GERMINAR”.

O sea, el objetivo será provocar una pseudo “explosión” que libere la masa crítica concentrada en la semilla que inicialmente fue “agregada” y que bajo condiciones adecuadas sea desagregada[9]. Obvio, para que crezca, se reproduzca, debe tener también una fuente de agregación de la materia como el sol o similar a ella. Es necesario por ello que se suministre corriente eléctrica a una determinada gama de voltajes (en términos de subunidades) para suministrar electrones .

DESPLAZAMIENTOS ELECTRÓNICOS CONTINUOS O CONSTANTES QUE SE INTERPRETAN COMO: EXPLOSIONES SUCESIVAS E INSTANTÁNEAS DE LOS SUBÁTOMOS O PROTOÁTOMOS


PROTOÁTOMO: Se dice de aquel que no es un átomo definido o definitivo para ser considerado como tal pero que sirve como precursor del mismo. Se denominan como partículas sub atómicas (subátomos).

Cada uno de los colores que observamos al descomponer la luz blanca o visible, son el resultado de la agregación o desagregación de electrones que se van agrupando o desagrupando y que según la acumulación o des-acumulación (entendido como “cantidad”) nosotros traducimos o interpretamos como determinado color [11].

El amarillo nos indicaría que hay poca “cantidad” de electrones (interprétese como que tal cantidad determina un tipo de protoátomo)[12] pero en elevada velocidad de desplazamiento. Ello nos da un indicador de una baja densidad electrónica, el cual al ser incrementado traduce u origina otro tipo de protoátomos que se interpreta como otro color del espectro por ejemplo digamos al verde (podría ser anaranjado) y al seguir incrementándose la densidad electrónica traduce el color azul.

El incremento de su densidad electrónica provoca un máximo de concentración electrónica tolerable (el cual puede traducirse en el color violeta, negro o cercana a ella) en un tiempo-espacio determinado que al impactar o ser impactado por otros protoátomos, ello provoca la destrucción de los microcampos electromagnéticos sucediéndose una explosión a nivel subatómico liberándose los electrones y partículas elementales de los protoátomos y disminuyendo progresivamente la densidad electrónica el cual se traduce en el color morado o lila, luego en el color rojo, luego el anaranjado y finalmente el amarillo, para luego repetirse este ciclo en forma continua a nivel subatómico[13] (tan instantáneo que podría haber inspirado el famoso Big Bang).

Ello nos permite relacionar el color con la masa[14] (que guarda relación inversa con la temperatura). Según aquello el color amarillo indica alta energía cinética de los electrones en protoátomos que denominaremos de baja densidad y el color cercano al negro indica alta energía potencial de los electrones concentrados en protoátomos que denominaremos de alta densidad.

El hecho de que sea más denso no significa que sea más caliente. Al contrario, significan situaciones de alta densidad, de material electrónico superconcentrado[15], de baja o menor velocidad electrónica de los protoátomos.

En esa situación el microcampo electromagnético (generado por los electrones de los átomos y subátomos circundantes y por los electrones del protoátomo, así como de la acción de las partículas elementales presentes en el núcleo fluido del protoátomo similar al modelo del planeta Tierra) que soporta, contiene o sostiene esa determinada masa electrónica, es tal que al contacto con los demás átomos y subátomos, modifica su microcampo electromagnético (dado la presencia de microcampos de otros átomos y subátomos que sumados en un microcampo resultante provoca la anulación o rompimiento del microcampo del protoátomo), entonces la masa electrónica se libera en una “aparente gran explosión”[16]. Esto sería un referente de la Teoría de la Gran Explosión a nivel macro en el universo.

Dados estos desplazamientos electrónicos continuos o constantes vulgarmente llamados como “explosiones sucesivas e instantáneas de los subátomos o protoátomos”, es que percibimos a la luz como luz blanca[17].

Todo esto nos da una idea de que los átomos se soportan unos a otros mientras persistan estas explosiones sucesivas (o procesos de deconstrucción instantáneas) a nivel de los protoátomos cuya tendencia es, aparentemente, hacia lo que se conoce como “la muerte térmica del universo”, o sea, el momento en que la agitación electrónica a nivel subatómico sea insignificante (estado de estructuras atómicas estables) y se vayan conformando así átomos más densos o superdensos, originando a lo que conocemos como agujeros negros que se sostienen estructuralmente como tales mientras el núcleo de los mismos permanezca activo en términos del movimiento de las partículas elementales generando los microcampos y macrocampos electromagnéticos de los agujeros negros (cuando estos núcleos se reduzcan en su masa-actividad y tiendan a estabilizarse como los demás átomos, disminuirán los macro y microcampos electromagnéticos hasta un nivel en que ya no se contengan por si solos ni unos a otros, entonces la materia se disgregará pues han desaparecido las fuerzas que la contienen, que las estructuran, que las soportan, destruyéndose así el agujero negro dispersando su masa en una “gran explosión” configurando así a nuevos protoátomos, átomos y partículas elementales dispersas que en términos del espacio sideral hablaríamos del nacimiento de nuevas estrellas, y a una escala mayor, de nuevas galaxias y a escalas más superiores, de universos.

El inicio del movimiento de la materia solo se explicaría conociendo lo que sucede a nivel de la estructura de las partículas elementales. Por ello es que a octubre del 2008 se inauguró en Europa un acelerador de partículas llamado LHC, El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) inaugurado este martes debe tratar de recrear las condiciones de energía intensa de los primeros instantes del universo durante el Big Bang, hace unos 13.700 millones de años, para tratar de resolver cuatro enigmas de la física[18].

Desde mi punto de vista, buscar tal bosón de Higgs o la partícula elemental que pone en movimiento la formación de la materia es un absurdo. Significa considerar al universo como uno solo y no inmerso en un sistema de multiuniversos, aislado. También significa contradecir la deconstrucción instantánea de los protoátomos o subátomos que es caótica y al azar, la misma que se traduce también a nivel macro de los multiuniversos que también se deconstruyen simultáneamente a otras escalas en otras dimensiones de tiempo y espacio.

SIGNIFICADO DE LOS COLORES AZUL Y ROJO

Un objeto que manifieste UN COLOR AZUL ante el ojo humano nos indica que el objeto posee sus átomos y moléculas muy cohesionadas y ante una incidencia de luz blanca sobre ella, esta energía será reflejada con mayor profusión incidiendo así sobre los receptores de la retina una mayor cantidad de electrones.

Si manifiesta el color rojo es porque la energía radiante reflejada por el objeto e incidente sobre los receptores de la retina es menor lo cual indica que el objeto está captando radiación electromagnética (o incorporando o agregando partículas elementales, electrones al objeto) y por ende manifestará mayor actividad electrónica de agitación de sus partículas elementales, electrones y átomos (mayor ‘temperatura’). El COLOR ROJO del objeto nos indicará que sus átomos y moléculas no están muy cohesionadas.

En ese sentido es que en espectrofotometría el color azul indica zona de baja temperatura o más fría, y el rojo indica zona de alta temperatura, de elevada agitación electrónica o más caliente.

En ese sentido, un recipiente plástico de color azul conteniendo agua a una temperatura inferior a la ambiental con sol, calentará mucho más rápido que la misma cantidad de agua un recipiente de color amarillo, medido en los mismos intervalos de tiempo y a condiciones similares (esto hasta antes de que el agua llegue a la temperatura ambiente con sol).

El Efecto Doppler muestra similar comportamiento: un objeto luminoso se acerca a gran velocidad y ante ello la cantidad de luz incidente que estimula e interactúa con una determinada masa de receptores en la retina se ‘incrementa’ y se aprecia de color azul; pero cuando el objeto luminoso se aleja respecto del ojo del observador, se percibe un color rojo debido a que la energía luminosa incidente e interactuante con una determinada masa de receptores de la retina va ‘disminuyendo’ progresivamente.

En cuanto a las estrellas que muestran coloración azul y roja, desde mi punto de vista, ello no necesariamente nos indica de que se acercan hacia nosotros (color azul) o que se alejan de nosotros (color rojo). El color azul se debe a que es una estrella cuyos átomos están más cohesionados y que se halla en una etapa de enfriamiento más avanzado que una estrella que denota color rojo el cual nos indica que hay mayor dispersión y actividad de la masa de la estrella. Científicos norteamericanos y otros, han detectado espectrofotométricamente que hay en muchas estrellas un “corrimiento” en la banda de infrarrojo y lo interpretan como que la estrella se ha alejado mucho más aún; pero ello nos indicaría de que tal estrella a cohesionado mucho más aún su masa dispersa y disminuido en cierto grado su actividad.

En cuanto a que si una estrella que denota color azul o rojo se halla en una zona de mayor o menor densidad, no se puede aseverar mucho o nada. Aparentemente el azul nos podría indicar que la estrella se halla dentro de una zona menos densa y el color rojo nos podría indicar que la estrella se halla dentro de una zona más densa.

NOTAS AL PIE:

[1] En la amplitud de los multiuniversos, determinadas circunstancias podrían provocar la ‘unificación’ de dos o más agujeros negros.
[2] Depende también de la masa de la semilla. De las leyes físicas de la naturaleza.
[3] Lo más apropiado entonces no es hablar de la transformación de la energía sino de la TRASLOCACION DE LA ENERGÍA.

[4] En el espacio sideral esa “lluvia” de paquetes energéticos estará definido principalmente por la acción cinética de los protoátomos, de los electrones y de las partículas elementales que se van agregando a los diversos cuerpos celestes del universo que tienen la suficiente fuerza de gravedad para ello. En ese sentido los paquetes energéticos provenientes del sol a una determinada velocidad, en algún lugar y en algún momento se tienen que “detener”.
[5] Esto se parece al principio que gobierna la explosión de una bomba atómica, donde una cantidad de dinamita provoca la ignición inicial y luego el material radiactivo como es el uranio (o como cualquier otro material) libera su  masa traslocándolo a energía; la diferencia es que aquí la energía no está controlada ni canalizada. Es el movimiento brutal de la materia sin ton ni son.
[6] Algo así como una “teoría” de la evolución de la semilla.
[7] Algo que podemos observar es que todo ser vivo “libera algo” produce semillas, esporas, huevos, exudados. Siempre existe un “producto” o un subproducto.´
[8]¿No será que dados los condicionantes actuales del espacio y de la tierra es que estamos regresionando  formas de reproducción primitivas o anteriores a las actuales considerados como normales y que ésta sea la causa de la proliferación de los homosexuales y lesbianas?, ¿no será que todos los “males” que nos aquejan se deben al tipo de alimentos que estamos ingiriendo que mayormente son del tipo sintético producidos por el desarrollo de la Tecnología Alimentaria?
El macho y hembra han de haberse generado por una variante en los genes específicos, en el orden de su configuración espacial (afectada por las características de los demás genes), situación que proviene desde las etapas de la vida acuática de los seres primigenios al ser humano sometidos a las cambiantes condiciones del entorno y la evolución cada vez más compleja de asociaciones celulares diversas. Productos de “los experimentos de la naturaleza” que se traduce en las diversas especies de animales y plantas y sus respectivas formas diversas de reproducción (hay una teoría al respecto basado en observaciones de organismos acuáticos microscópicos).

[9] Es la respuesta a otra escala, a otro nivel de referencia, de las explosiones sucesivas de construcción y de destrucción simultáneas a nivel de partículas elementales y de los protoátomos, expresadas a un nivel macro. Ello también se expresaría en las organizaciones sociales del ser humano a medida que estas aumentan geométricamente y en un mismo espacio geográfico.
[10] Cabe la pregunta entonces ¿es posible la vida sin el sol, sin una estrella?, tal parece que sí, mientras exista una fuente cualquiera, de electrones y/o partículas elementales, que la sustituya.
[11] Los colores visualizados en una burbuja de jabón o de otro similar, nos darán un indicador del desplazamiento vía la agregación y de desagregación en masa de los átomos. Los colores tales como el azul, morado, indican que la masa se va acumulando o agregando en esa área y los colores rojo, naranja y amarillo indican que su masa se va disgregando y que es por donde se provoca la ruptura de la burbuja de jabón. Cada color indica que hay una masa de átomos que tienen las mismas o similares características. Esto refuerza la explicación del Efecto Doppler.
[12] Según la estructura del átomo formulado por mí, éste está constituido por electrones en su totalidad solo que en su interior es mucho más denso (de velocidad restringida) y que tal masa electrónica está sostenido por los microcampos electromagnéticos resultantes del movimiento de los electrones y partículas elementales del átomo y de los microcampos electromagnéticos de los demás átomos y subátomos que rodean al átomo. El modelo atómico propuesto es del modelo atómico terrestre, es decir, un átomo similar al planeta Tierra.
[13] De esto se deriva la naturaleza de la luz, el cual es el efecto de explosiones subatómicas sucesivas e instantáneas. Procesos de construcción de protoátomos y de su destrucción simultanea-instantánea por el nivel electroatómico en el que se producen. Actualmente se conocen como procesos de DECONSTRUCCION de la materia-energía aunque específicamente empleados a un nivel macro, o sea, a nivel de los individuos y de las sociedades en términos conceptuales.
[14] Aplicado mucho en fotocolorimetría como una manera indirecta de determinar concentraciones de determinado soluto en agua o en otro solvente.
[15] En el espacio se conoce a esto como “agujeros negros” que, se dice, son cuerpos de alta densidad o sea cuerpos de elevada masa pero de bajo movimiento electrónico en la periferia pero de altísima actividad cinética electrónica en su interior que incluso pueden desviar y/o atraer a la luz.
[16] Lo más correcto es hablar de un redireccionamiento de los microcampos electromagnéticos (como resultado del movimiento de los electrones de los átomos y de los subátomos) que provocan el “derrame o flujo direccionado” de los electrones de los subátomos que previamente fueron agregados (constituyendo el protoátomo en sí) a causa del microcampo electromagnético resultante de los microcampos electromagnéticos generados por los átomos y subátomos circundantes.

[17]Nuestro cerebro no tiene la capacidad de registrar este fenómeno conscientemente debido a la velocidad electrónica y al nivel subatómico en que ocurren, el cual sí se puede observar descomponiendo la luz blanca en sus componentes.
Significa que en el área visual del cerebro que se halla a la altura del lóbulo occipital, las neuronas de las redes neuronales especificas o base están experimentando también procesos de construcción y de destrucción de los protoátomos o subátomos lo que les permite registrar las emisiones continuas de diferentes frecuencias y longitudes de onda de los procesos de deconstrucción o de las explosiones sucesivas de los protoátomos del entorno. Una especie de ‘copia’ o reflejo como en un espejo abarcando solo áreas específicas del entorno determinada por el punto focal del ojo.
[18]Tales enigmas son (tomado de Internet con motivo de INAUGURATION DU LHC – CERN 21-10-2008):
“a.- Hallar el bosón de Higgs, una partícula inestable calificada de "divina", puesto que muchos investigadores la han estudiado sin haber demostrado su existencia. Lleva el nombre del físico británico Peter Higgs, que la descubrió por deducción en 1964. Confirmar su existencia a través de la experiencia representaría la última pieza del rompecabezas llamado 'Modelo Estándar', que resume los conocimientos actuales de la física de las partículas.
El bosón de Higgs permitiría explicar el origen de la masa y por qué algunas partículas están curiosamente desprovistas de ella. En este desafío, la CERN rivaliza con el laboratorio estadounidense Fermilab, basado en Chicago, que utiliza el Tevatron, un acelerador que se desactivará progresivamente a partir de 2010. El Fermilab participa también en el experimento del LHC.
b.- Explorar la supersimetría, un concepto que permite explicar uno de los hallazgos más sorprendentes de los últimos años: Que la materia visible sólo representa el 4% del universo. La materia negra (23%) y la energía oscura (73%) se reparten el resto. Una explicación sería que la materia negra está compuesta de partículas supersimétricas llamadas neutralinos.
c.- Estudiar el misterio de la materia y la antimateria. Cuando la energía se transforma en materia, produce un par de partículas así como su reflejo, una antipartícula de carga eléctrica opuesta. Cuando una partícula y su antipartícula colisionan, se aniquilan mutuamente a través de un pequeño estallido de energía. La lógica haría pensar que la materia y la antimateria existen en el universo a partes iguales, pero la realidad es que la segunda es muy inhabitual.
d.- Recrear las condiciones que prevalecieron en el universo en las milésimas de segundo que sucedieron inmediatamente al Big Bang. La materia existía entonces bajo la forma de una especie de sopa densa y caliente llamada plasma 'quarks-gluones'. Al enfriarse, los 'quarks' se aglutinaron en protones y neutrones y en otras partículas compuestas. Colisionándolos, el LCH hará pedazos iones pesados que generarán brevemente temperaturas 100.000 veces más elevadas que la que se registra en el centro del sol. Estas colisiones liberarán entonces los quarks. Los investigadores podrán por lo tanto observar cómo éstos forman la materia.”.

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS:

1. “La atmósfera de las estrellas tipo B, que irradian una luz brillante blanco-azulada y cuya superficie tiene una temperatura de 15 000° a 20 000°, también contiene vapores incandescentes de carbono. Pero este elemento tampoco llega a constituir aquí cuerpos químicos compuestos, sino que existe en forma atómica, como minúsculas partículas sueltas de materia que se mueven rápidamente.” Tomado de Oparin en “El Origen de la Vida”. 2006. Ediciones San Santiago S.R.L. Página 45.

2. “Únicamente el espectro de las estrellas blancas tipo A, en cuya superficie reina una temperatura de 12 000°, nos muestra por vez primera unas franjas tenues, que señalan la presencia de hidrocarburos –las combinaciones químicas- en la atmósfera de esas estrellas. Aquí, por vez primera, los átomos del carbono y el hidrógeno se han combinado, y el resultado ha sido un cuerpo más complejo, una molécula química. Oparin. “El Origen de la Vida”. 2006. Ediciones San Santiago S.R.L. Página 49.

3. “Nuestro Sol ocupa una situación intermedia en ese sistema estelar. Pertenece a las estrellas amarillas de tipo G. se ha determinado que la temperatura de la atmósfera solar es de 5 800° a 6 300°. En las capas superiores desciende a 5000°, y en las más profundas, accesibles aún a nuestras investigaciones, llega a elevarse hasta los 7 000°.”… “En la atmósfera de las estrellas más calientes, el carbono se encuentra en forma de átomos libres y dispersos. En el Sol, ya lo vemos, en parte, formando combinaciones químicas, constituyendo moléculas de hidrocarburos, de cianógeno y de dicarbono.” Oparin. “El Origen de la Vida”. 2006. Ediciones San Santiago S.R.L. Página 49.

4. “En los espectros de las estrellas más frías, las franjas correspondientes a los hidrocarburos aparecen más netas a medida que desciende la temperatura y adquieren su máxima nitidez en las estrellas rojas, en cuya superficie la temperatura es de 4 000°.” Oparin. “El Origen de la Vida”. 2006. Ediciones San Santiago S.R.L. Página 49. El resaltado es mío.