viernes, 1 de febrero de 2013

CERTIFICADOS DE ESTUDIO (EN PAPEL MEMBRETADO ANTIGÜO) EN CAMBIO DE NIVEL Y EL SIAGIE



Ayer en algún medio radial de la ciudad de Huancavelica oímos que algunas instituciones y directores están cobrando dinero por emitir los certificados de estudio a los padres de familia (dicen S/2.50, aunque no aclararon si eran las hojas tradicionales de certificados de estudio membretados del Minedu). Ello a mi modo de ver es una tomadura de pelo a dichos padres puesto que la matrícula del niño egresado del nivel primaria para el nivel secundario solo requiere de su Boleta de Información (‘Libreta’) además de su Ficha Única de Matrícula la que ya debe de estar registrada en Siagie e impresa desde allí; es decir, que el formato antigüo de Ficha de Matrícula ya es innecesario y solo va acompañando a éste nuevo emitido e impreso desde el Siagie por eso de las formalidades.

A inicios del mes de marzo (o antes) el padre de familia debe aproximarse al colegio secundario para solicitar una constancia de vacante exclusivamente generado por el Siagie puesto que un papel membretado y/o sellado por el director carecen de toda importancia y el pago por el mismo es un timo.

El director del colegio y/o el responsable del Siagie institucional genera la Constancia de Vacante en el Siagie, el cual de ejecutarse (el sistema le dirá automáticamente si al niño o niña le corresponde el nivel secundario o no) será impreso y sellado por el director (allí si justifica un pago a quien corresponda). Con esa hoja se dirige al nivel primario de donde egresa el niño y el responsable del Siagie sabe que debe aceptar el pedido de “traslado” a otro nivel (antes se decía ‘liberarlo’, previo arreglo de cuentas o deudas por ejemplo económicas si se diera el caso). Luego imprime dicha hoja desde la pantalla de la computadora donde consta la aceptación de traslado y el director lo sella (otro pago correspondiente que realiza el padre de familia interesado).

Con dicha hoja regresa al colegio secundario y el responsable del Siagie secundario sabe que debe matricularlo o el docente del aula donde estará dicho estudiante.

Como puede ver el lector, un certificado de estudios tradicional en papel es inútil en estos menesteres; no sirve para nada.

Cierto, algunas instituciones mucho antes de que se cierre el año académico (la fase regular y la fase de recuperación) establecen vacantes en determinado número y los niños podrían quedarse sin vacante. Para ello se emite las Boletas (‘Libretas’) pues tienen valor legal pues sino estarían por gusto y los directores tienen toda la obligación de darles el valor respectivo, lo que involucra cualesquier acción legal o moral de ser sorprendidos.

Desde aquí hago un llamado a los padres de familia a no dejarse sorprender por inescrupulosos que se aprovechan el desconocimiento total del funcionamiento del Siagie y el modus operandi del cambio de nivel por traslado (incluso en el mismo grado y año a otra IE, o por cambio de año-grado a otra IE).

El hecho que hasta esta fecha no se hayan procesado las notas del año académico 2012 en el Siagie puede ser la razón para el desconcierto puesto no está definida por Siagie la situación legal ni formal de los niños que pasarán o no a otro nivel (al margen de que los docentes sabemos quiénes pasan o repiten el grado).

En situaciones específicas como esta, no conseguimos nada renegando, la paciencia si se ha terminado tendrá que ponerse nuevamente en juego.

También es cierto que hay padres de familia que exigen dichos documentos porque así lo quieren aunque se les diga lo contrario. Si el responsable del siagie decide bajarlo desde el siagie quizá sí se estaría justificando dicho monto de S/2.50 puesto que tiene que resumir la información de las notas que están disgregadas allí por áreas en cada trimestre, consolidar en una sola hoja (diseñarlo en Excel) y darle el visto bueno, luego imprimirlo y finalmente sellarlo (costo de tiempo trabajo empleado, costo de internet, impresión). Pero ni así le servirá de algo al padre de familia, aunque sí “garantizar” quizá una plaza en algún colegio secundario puesto que las Boletas están venidas a menos y se considera casi como un papel sin valor.